La portada de mañana
Acceder
Los beneficios de colegios privados se sostienen con más subvenciones públicas
El marido de la alcaldesa de Marbella conocía la investigación y avisó a su hijo
"El exministro Campo para el TC: la ética, la estética y la ley", por Ignacio Escolar

REPORTAJE

Por qué la provincia de Guadalajara está fuera de las nuevas ayudas a la España Vaciada y qué argumenta para pedirlas

Molina de Aragón (Guadalajara)

La provincia de Guadalajara tiene dos realidades, tan diferentes la una de la otra que incluso a veces pueden parecer dos territorios distintos. Allí se encuentra el Corredor del Henares pegado a Madrid, uno de los principales nudos empresariales y motores económicos de España, pero también está la denominada “Laponia europea” por su nivel altísimo de despoblación, el más elevado de la Unión Europea. Y de hecho, en esta zona, “corazón de la despoblación” como algunos expertos la denominan, se celebró recientemente la Feria Nacional para la Repoblación PRESURA, la primera vez que se ha llevado a cabo fuera de Soria. El Señorío de Molina, la Sierra Norte y otras muchas áreas guadalajareñas son las que menos densidad de población tienen en todo el país y en la Unión Europea.

Castilla-la Mancha aprueba el mapa de la despoblación: 523 municipios están en riesgo extremo

Castilla-la Mancha aprueba el mapa de la despoblación: 523 municipios están en riesgo extremo

No obstante, las últimas ayudas para frenar la pérdida de población se han anunciado para las provincias de Soria, Teruel y Cuenca. Tanto el Gobierno de Emiliano García-Page como los socialistas castellanomanchegos celebraron primero por todo lo alto el anuncio de Pedro Sánchez sobre nuevas deducciones fiscales para la España vaciada. Pero poco tiempo después ha ido tomando forma en el Gobierno regional y en el PSOE la necesidad de reclamar el papel que juega la provincia de Guadalajara, que ha quedado excluida de las nuevas medidas. Actualmente el Ejecutivo de Emiliano García-Page está en conversaciones con Moncloa para salvar esta situación. 

Dichas ayudas consisten en una reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social en los contratos indefinidos, los ya existentes y los nuevos que se firmen, para las empresas ubicadas en estos territorios, con mayor intensidad de la ayuda en los municipios de hasta 1.000 habitantes. 

La cuestión es: ¿por qué Guadalajara no está incluida? La respuesta la dan los límites administrativos provinciales y las directrices que configuró la Comisión Europea para permitir a los estados establecer medidas para ayudar a áreas despobladas. Hay dos clasificaciones en Unidades Territoriales Estadísticas (NUT): las zonas NUT2 coincidirían en España con las comunidades autónomas y las NUT3 con las provincias.

Un 94% del territorio de Guadalajara está más despoblado que Cuenca, Soria o Teruel

El requisito establecido es que las NUT2 tengan menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. En España son Cuenca, Soria y Teruel. Guadalajara tiene una densidad media de población de 21,7. Pero aquí entran en juego sus dos realidades. Un 6% del territorio concentra el 80% de la población de la provincia, en el Corredor del Henares, mientras que en el 94% restante la densidad se queda en 5 habitantes por km2, es decir, la mitad de la que está peor de todas las provincias españolas.

El secretario provincial del PSOE en Guadalajara, Pablo Bellido, también presidente de las Cortes regionales, explica a elDiarioclm.es que esto ha llevado al Ejecutivo de Emiliano García-Page a pedir al Gobierno central y a la Unión Europea Gobierno que permitan que las directrices incluyan “zonas infraprovinciales”. Es algo que se resuelve en el mapa de ayudas a través las denominadas zonas “contiguas adyacentes”.

“Cuando la UE revisa la directrices en 2021 permite que no solamente entren las provincias, sino también esta nueva figura, siempre que cumplan con el requisito de menos de los 12,5 habitantes por km2, algo que el 94% de la provincia de Guadalajara cumpliría”, detalla Bellido.

No obstante, también hay provincias como Zamora, Castellón y Segovia que están pidiendo igualmente esas ayudas en base al mismo criterio. Pero el exponente diferencial de Guadalajara es que es la única provincia de España “contigua adyacente” a las tres afectadas por el mapa de ayudas y además está en el centro de todas ellas. Además, el 94% de la población tiene más despoblación que cualquiera de las otras. Hay incluso áreas consideradas las más despobladas de la Unión Europea, con solo dos habitantes por km2.

Otro motivo para su inclusión: “Europa establece que si se incorpora más territorio a la despoblación, tiene que ser descontando en otras provincias despobladas. Por ejemplo, si se incluyera territorio de Zamora, se quitaría la capital de Soria. O si se incluyera Daroca, en Zaragoza, se quitaría la capital de Teruel. En el caso de Guadalajara no sería así porque, al igual que Cuenca, pertenece Castilla-La mancha, una región ya identificada como Zona A en su totalidad. Ya es beneficiaria de ayudas europeas y no habría que descontar población ni perjudicar a ninguna capital de otra provincia”.

El líder del PSOE provincial subraya que la Comisión Europea ha reflexionado sobre los desequilibrios entre el mundo rural y el urbano, y “no debe permitirse dejar peor al que peor está”. “Si hay una zona que todo el mundo identifica como el corazón de la despoblación en España y en Europa, esa es casi la totalidad de la provincia de Guadalajara”.

El mapa de la Ley contra la Despoblación de Castilla-La Mancha

Este análisis también lo refrenda la Ley contra la Despoblación de Castilla-La Mancha, otro argumento que está sirviendo para las negociaciones con el Gobierno de Pedro Sánchez. Tanto en esta normativa como en su posterior Estrategia, se dibujan 13 áreas rurales en riesgo extremo de despoblación, otras siete en situación de despoblación intensa, tres que son consideradas “en riesgo” (a secas), cinco en una situación “intermedia diversificada” (se alude a la economía), otras cinco en situación “intermedia agrícola” y seis periurbanas (en el entorno de las grandes poblaciones y al menos en apariencia sin problemas de habitantes).

Hay dos categorías para las zonas escasamente pobladas: zonas de intensa despoblación (agrupaciones de municipios con densidad superior a 8 habitantes por km2) y zonas de extrema despoblación (agrupaciones de municipios con densidad de población menor de 8 habitantes por km2).

Después se establecen las llamadas zonas en riesgo de despoblación: aquellas agrupaciones de municipios o núcleos de población con densidad de población menor de 20 habitantes por km2, pero mayor de 12,5 habitantes por km2, altas tasas de envejecimiento y una evolución negativa de su población, con una accesibilidad media o baja con respecto a municipios de más de 30.000 habitantes, con elevada significación del empleo agrario, con más del 75 % de su población residiendo en municipios menores de 2.000 habitantes, con usos del suelo tanto agrícolas como forestales.

Las cinco provincias castellanomanchegas están en ese mapa, en mayor o menor medida. Pero Guadalajara es una de las que más graves problemas de pérdida de habitantes mantiene. De hecho, en la zonificación de su medio rural se han diferenciado cuatro zonas con 266 municipios en riesgo extremo de perder población (incluidos Sigüenza, Pastrana o Brihuega).

Así que la cuestión de la ‘exclusión alcarreña’ no ha pasado de largo. La Diputación de Guadalajara tiene aprobada una moción, iniciativa del Grupo Socialista, en la que contempla todos estos argumentos y pide que las áreas “contiguas adyacentes” de la provincia se incluyan en el Mapa de Ayudas de Finalidad Regional junto Cuenca, Teruel y Soria.

Al margen de esta institución, el PSOE también ha llevado al asunto a las Cortes de Castilla-La Mancha y ha registrado una iniciativa para debatir en sesión plenaria la inclusión de Guadalajara en estas ayudas. Para ello elaborará una resolución, que previsiblemente aprobará con su mayoría absoluta, instando al Ejecutivo de Pedro Sánchez y a la Unión Europea a tomar en cuenta esta petición.

Los empresarios también han hablado. CEOE-CEPYME Guadalajara ha anunciado que seguirá trabajando para lograr que se incluya en estas ayudas a las zonas más despobladas de la provincia. “Guadalajara tiene dos realidades muy distintas, la de la zona del Corredor del Henares, con gran densidad de población y actividad empresarial, y el resto de nuestra provincia, donde se encuentran algunas de las zonas con menor densidad de población de Europa”, recalcan.

"De no conseguirlo, se podrían generar más desequilibrios"

Pablo Bellido Secretario general del PSOE de Guadalajara

El empresariado de la provincia apunta que estas ayudas se han dado a provincias limítrofes, por lo que desde la patronal, avanza, se va a trabajar para que “lleguen a estas zonas tan necesitadas, que los empresarios y emprendedores se puedan beneficiar y que todo sea en pro del medio rural, su fijación de población y la creación de riqueza en las zonas y poblaciones menos favorecidas de la provincia”.

El asunto se ha convertido en una prioridad para el Gobierno de Castilla-La Mancha tanto en Madrid como en Bruselas. Ahora, el PSOE confía en que haya unanimidad política y social para esta petición. “De no conseguirlo, se podrían generar desequilibrios. Si Alcolea del Pinar (Guadalajara) no accede a esas ayudas pero sí lo hace Medinaceli (Soria), a diez kilómetros y con más población, cualquier empresa va a decidir que es mejor invertir en esta última, ”agravando el problema“.

“Es de justicia y debemos trabajar desde la unidad. Tenemos razón y es un asunto para no polemizar, que no sea como el agua y otros temas que nos han dividido. Si vamos unidos, vamos a convencer a quien gobierna hoy y a quienes gobiernen mañana”, concluye el dirigente socialista.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats