Retorno del talento en época de pandemia: cómo la situación sanitaria cambia también la mentalidad de quien quiere volver a casa

Maletas

"Cuando estalla la pandemia, la maquinaria institucional se detiene. El Plan de Retorno a España se paraliza absolutamente", explica Diego del Árbol, de la plataforma Volvemos.org. Sin embargo, también reconoce que Castilla-La Mancha vuelve a ser una excepción en este sentido: el Plan de Retorno del Talento, una de las herramientas estrella puestas en marcha por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo no ha frenado su actividad, aunque con un descenso del ritmo entendible dentro de la excepcionalidad de la situación global. "Lo que sí pasó fue que se redujo en un momento de manera sensible el presupuesto", explica del Árbol.

De todos modos, la reducción de presupuesto fue sólo durante 2020, pues en 2021 se ha vuelto a recuperar. Es algo que recalca y defiende el Jefe de Servicio de Empleo de la Junta de Comunidades, Augusto Ruiz. En épocas de pandemia, las cifras señalan que se otorgó un total de 44 ayudas en la modalidad de Pasaporte de Vuelta (que implica subvenciones a la vuelta en transporte público o transporte de enseres), aunque se ha formalizado un total de 91 Pasaportes de este tipo y hay otras cinco ayudas en tramitación. 137 personas se inscribieron en el programa durante los meses de pandemia.

Paradójicamente, la necesidad de los emigrantes de volver a casa "creció" durante los meses de pandemia, explica del Árbol, precisamente por la emergencia sanitaria. "Muchos perdieron su trabajo, sobre todo los del sector servicios. Si estás con la idea de volver y te quedas sin trabajo, es el empujón definitivo. También, la pérdida de movilidad, ha hecho que pudiesen venir cada vez menos a España. Muchos también han tenido familiares que han enfermado, o que estaban en situación de dependencia o con perspectiva de que pudiesen volver", recalca. Los perfiles también cambian rápidamente, pues para quienes volver a España y Castilla-La Mancha era un proyecto a largo plazo: "Puede ser que tengas una situación familiar urgente, y tienes que volver para cuidar a tus más queridos".

Se produce así lo que desde Volvemos.org califican como un choque "de dos mundos": el de emigrantes que tienen más ganas de volver y las administraciones "que se han dejado de interesar". "La pandemia ha servido mucho para ver el interés de la parte política e institucional, que va por un lado diferente al de quienes han tenido que migrar", recalca del Árbol. La plataforma, sin embargo, alaba la gestión castellanomanchega. "Este plan se ha visto más afectado, porque su presupuesto y su estructura siempre han sido más importante que otros. Nos ha sorprendido gratamente que se haya convocado una nueva edición, porque por otro lado hemos tenido sólo malas noticias", concluye Diego del Árbol.

Xenofobia y otros problemas

Augusto Ruiz, jefe del Servicio de Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, coincide con la idea de "retorno precipitado", en especial, recalca, de personas que vuelven de Reino Unido. "Se nos habla de una xenofobia muy fuerte, in crescendo. Donde la gente se sentía bien, ahora se siente mal atendida y mal recibida, incluso con esbozos de maltrato en el transporte público y evitan que se les reconozcan como extranjeros. Esto precipita que la gente quiera volver antes", afirma. Es consciente de que el programa ha tenido un menor impacto de comunicación, pero señala que ya se han recuperado los niveles pre-COVID-19 para quienes quieran volver ahora a Castilla-La Mancha.

Además, resalta que se han incorporado novedades, como la de permitir contratos que no fueran indefinidos desde el principio. "Nos dimos cuenta de que la estructura empresarial ha presentado fuertes reticencias al contrato indefinido. Entonces ahora permitimos que se contrate de forma temporal, pero sólo se abona la subvención cuando se convierte el contrato en indefinido", explica. También se ha aprobado una ayuda "casi simbólica" para el alquiler, que es otra de las novedades del programa. La pandemia, explica, ha abierto la puerta a trabajos sobre todo en el sector de la salud.

En cuanto a los mediadores y mediadoras que trabajan con las personas migrantes, recalca que se ha formado a más personal, para evitar la "masificación" del servicio. "Sobre todo, han notado que ha cambiado el período de retorno. Antes era de entre tres meses y un año y medio, pero ahora la vuelta es en máximo tres meses", asevera.

Guía para el retorno

La Junta de Comunidades prepara una 'Guía de Retorno a Castilla-La Mancha', que está actualmente en imprenta y se quiere presentar en algunas semanas. "Queremos lanzarla a través de embajadas y agregadurías laborales, para que el programa se mantenga", recalca. También servirá para ayudar más a las empresas a entrar en contacto con los perfiles que han emigrado, porque "cada vez muestran mayor interés". "Casi cualquier empresa grande a la que se presenta el programa, plantea su interés en un periodo muy corto de tiempo", afirma Ruiz.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps