Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el impulso de la amnistía y cae su ventaja sobre el PSOE
El Gobierno de Ayuso reclama 400.000 euros a familiares de fallecidos en residencias
OPINIÓN | Si el Supremo lo imputa, el fiscal general debería recordar a Oltra

Semana negra en Castilla-La Mancha tras dos asesinatos machistas: “Las autoridades y la sociedad llegamos tarde”

Concentración en Mascaraque (Toledo) tras el asesinato machista de una de sus vecinas

Bárbara D. Alarcón

0

Una concentración en Toledo y otra en la localidad de Almonacid de Toledo como actos de repulsa contra los últimos casos de violencia contra la mujer de los últimos días.

Un nuevo caso de violencia vicaria, dos asesinatos machistas y un feminicidio. Es el resumen de los últimos días en España que dejan un trágico balance contra la vida, la libertad y los derechos de las mujeres.

Los dos asesinatos machistas se producían en Castilla-La Mancha, ambos el lunes 5 de abril: en la localidad conquense de Nohales un hombre mataba a su expareja, mientras que otro atropellaba y mataba a su pareja en el municipio toledano de Almonacid.

La víctima de la violencia vicaria era un niño de 11 años, cuyo padre le asesinó Sueca (Valencia). El maltratador tenía una orden de alejamiento de la madre del menor, su expareja. En este caso, a pesar de ser juzgado por violencia de género el agresor tenía la custodia compartida. Era en una de esas visitas cuando asesinó a su hijo.

Por su parte, el feminicidio cometido esta semana tenía lugar en Oviedo, donde un hombre asesinó a una chica de 14 años tras agredirla sexualmente.

El Ministerio de Igualdad elabora, desde el pasado 1 de enero, una estadística de feminicidios en la que registra y contabiliza como violencia machista casos de mujeres asesinadas por hombres que no son su pareja o expareja. El término feminicidio evoca a los crímenes machistas de Latinoamérica y muy especialmente de México ya que en nuestro país no era utilizado de manera generalizada, ni por instituciones, ni por colectivos. Sin embargo, los feminicidios también se cometen en España y el término se ha colado en nuestro día a día en una semana marcada por las distintas violencias machistas cometidas a lo largo y ancho del país, de Castilla-La Mancha y de Toledo.

“Cuatro víctimas de la violencia machista para las que las autoridades y la sociedad llegamos tarde”, afirmaba la Plataforma 8M de Toledo en el manifiesto que han leído durante la concentración que realizaban este viernes, 8 de abril, en la Plaza de Zocodover, justo un mes después de que en las calles de la ciudad centenares de personas se manifestaran por esa igualdad que, tal y como muestran las agresiones y asesinatos de esta semana, no se ha conseguido.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, condenaba estas nuevas manifestaciones de violencias machistas a través de sus redes sociales, al igual que la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Según los datos del Ministerio de Igualdad, el número de mujeres asesinadas por violencia de género en España asciende a 10 en 2022 y a 1.136 desde 2003; mientras que los huérfanos y huérfanas por violencia de género ascienden a 10 en 2022 y a 346 desde 2013.

“Seguimos exigiendo medidas de protección, seguimos exigiendo que se implemente la formación en genero, de jueces, policías, médicos, docentes; seguimos exigiendo la asignatura de igualdad; seguimos exigiendo medidas reales, con dotación económica y personal suficiente en los juzgados; seguimos exigiendo juzgados de violencia de género en cada partido judicial”, han reclamado desde la Plataforma.

“Mientras que desde las administraciones no se tome en serio la persecución de cualquier forma de expresión de la violencia contra las mujeres no empezaremos a ver el fin de estos atroces hechos que no son más que la punta del Iceberg de lo que a diario sufren muchas mujeres”, añadían.

Por ellas, “por las que están, por las que están, y por las que peligran”, la Plataforma 8M de Toledo se ha concentrado en una protesta a la que también ha acudido el Consejo Local de la Mujer y la concejala de Igualdad en el Ayuntamiento de Toledo, Ana Abellán.

Condena por el asesinato en Almonacid

De forma paralela, en la localidad toledana de Almonacid, el Gobierno de Castilla-La Mancha se sumaba a la concentración de condena por el asesinato machista cometido el pasado lunes en la localidad toledana de Almonacid y en señal de apoyo a la familia de la víctima.

La consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, asistía a la concentración convocada por el Ayuntamiento de Mascaraque, de donde era vecina, junto a vecinas y vecinos de la localidad y un nutrido grupo de alcaldesas y alcaldes de la comarca que, con su presencia, han querido remarcar su repulsa a este crimen.

“Ésta ha sido una semana negra en Castilla-La Mancha, son dos víctimas mortales de la cruel violencia machista. Por tanto, el Gobierno no podría faltar a una concentración de condena y repulsa y también a una manifestación de apoyo a la familia. Y por eso estamos aquí”, ha afirmado Blanca Fernández.

La titular de Igualdad ha añadido que el Gobierno está “en contacto con la familia. Hemos puesto a disposición del menor los recursos que tenemos; nos hemos puesto también a su disposición para personarnos en la causa y, como siempre hacemos, intentar defender, la memoria ahora ya de Teodora, y estar siempre del lado de las mujeres que sufren maltrato y de sus hijas e hijos”.

Ahondando en ambas cuestiones, Blanca Fernández ha ratificado que la Junta se personará en la causa como acusación particular “si la familia lo ve bien; habitualmente es así porque se encuentran más fortalecidas, acompañadas y reforzadas”. Respecto al menor, ha confirmado los contactos con la familia para poner a su disposición los servicios de atención psicológica especializados para su recuperación.

Asimismo, Blanca Fernández ha confirmado que el Gobierno ha empezado ya con la tramitación de la ayuda de orfandad para asegurar su bienestar “porque lo que no vamos a hacer es abandonarlo”.

El acto ha comenzado con la lectura de un manifiesto contra la violencia de género por parte del alcalde de Mascaraque, Enrique Ovilo, y ha seguido con el minuto de silencio al que también han la delegada de Igualdad, Nuria Cogolludo; las alcaldesas y alcaldes de Sonseca; Los Yébenes; Nambroca; Pulgar; Camarena; Ajofrín; Mora; Almonacid; Añover y Manzaneque; representantes de las Cortes regionales y de la Diputación Provincial; las profesionales del Centro de la Mujer de Mora y buena parte del vecindario de Mascaraque.

síguenos en Telegram

 

Etiquetas
stats