Los sindicatos cuestionan el anuncio de los 1.500 profesores más y afirman que las plazas nuevas no superan el medio millar

Aula en Castilla-La Mancha

La portavoz del Gobierno castellanomanchego, Blanca Fernández, anunció esta semana la adjudicación de nuevas plazas de docentes interinos tanto para Educación Primaria como para Secundaria. En total, cifraba en 1.500 profesores más los que entrarían en las aulas, en relación a agosto de 2019, con el objetivo de reforzar las aulas en el contexto de la crisis sanitaria originada por la pandemia del coronavirus. De este modo, explicaba Fernández, se podrían llevar a cabo "desdobles” en las aulas, dividirlas por la mitad y asignar a un docente a cada grupo distinto, de modo que se pudiese garantizar la distancia de seguridad entre ellos y el profesor.

“Cuando se habla de reducción de ratios a veces no tenemos en cuenta que tener 25 alumnos por aula puede ser mucho o poco dependiendo del tamaño, de modo que apostamos por espacios flexibles, por desdobles y por seguir adaptando medidas: protección sobre protección”, señalaba.

Sin embargo, los sindicatos de la región tienen otra visión del anuncio de la consejera portavoz. Pedro Ortega, portavoz del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza, asegura que sólo son 434 vacantes, después de haber estudiado las plazas de este año y el anterior. Por eso, recalca, "soprenden las declaraciones" de los dirigentes políticos en las que se habla de 1.500 o "incluso llegan a decir 3.000". Ortega explica que se "quitan" los 1.050 funcionarios en prácticas del año pasado, y se "mezcla un poco todo" en los datos ofrecidos por la Junta de Comunidades.

En resumen, asegura, "no hay un aumento neto de plantilla", sino que se incluyen también datos como las plazas que antes ocupaban funcionarios de carrera. "Además, debemos recordar un dato, que a la Administración se le obliga a bajar las ratios en 5º y 6º de Primaria, lo que supone unos 430 profesores más", afirma el sindicalista. "Intentan tranquilizar a la comunidad educativa con un anuncio de 1.500 docentes más, pero la realidad es que son unos 400, motivados por las ratios", asegura. También concede que hay centros en los que se aumentarán los cupos, lo que supondría unos "800 profesores", en los sitios donde las "ratios son altas e ilegales". "Nosotros pensamos que poner una persona a media jornada o jornada competa no puede solucionar los problemas de un centro", recalca Ortega, que critica que "ha prevalecido el dinero por encima de la seguridad y la excelencia educativa". "No nos tranquiliza", insiste.

Nombramientos en la primera semana de septiembre

Desde ANPE, su presidente Ramón Izquierdo, destaca el "importante incremento" de profesorado, pero señala que "algo más de 600 plazas" “son realmente de nueva creación y de ellas algunas corresponden a la bajada de ratios en los últimos cursos de primaria que se iba a aplicar ya este próximo curso. El resto corresponden a plazas ocupadas por funcionarios de carrera que hay que sustituir fundamentalmente por jubilaciones.”. "El grueso de estas 3.000 plazas se van a contratar en la primera semana de septiembre, ese es el compromiso de los refuerzos para Primaria y la ESO. Las contrataciones dependen de las necesidades de los centros que han sido enviadas antes del 15 de julio", explica Izquierdo. El sindicalista asegura que será una de las comunidades que "más aumentará" su plantilla, calcula que en un 10%.

Sin embargo, en ANPE "echan de menos" la figura de la enfermera escolar, que llevan "años pidiendo" pero que hoy en día consideran ya fundamental. "Entendemos que aunque se pase un test ahora, poco servirá para el día 9 de septiembre, cuando empiecen las clases. Creemos que se podría hacer incluso un mapeo de qué personal del centro y qué parte del alumnado ha podido pasar la enfermedad, y ante cualquier síntoma, detectarla", reflexiona, a lo que añade que es necesaria la figura de un 'responsable COVID', que "no deja de ser una responsabilidad" para la que los profesores no están preparados. "Las medidas parece que van en buen camino, eso sí, vamos a ver sí se responde", recalca.

"Poquitas vacantes"

"Lo que analizamos es que este año hay unas poquitas vacantes más, en términos generales. No cuadran las cifras de contratación masiva con lo que se ha estado haciendo hasta ahora. Estos anuncios grandilocuentes no calzan, estamos lejísimos de ese aumento", asegura Manuel Amigo, responsable de Enseñanza de la FeSP de UGT Castilla-La Mancha. Concede que sí hay un aumento de contrataciones, que resume en "cientos", pero que no "cuadran" con los anuncios de la portavoz, ya que "estamos lejísimos de llegar a 1.500 profesores más".

"No nos valen miles de contratos cualquiera, nosotros entendemos que deben ser 3.000 profesores a jornada completa. Si lo que hay es que son 1.500 con unas cuantas horas más, pues que el anuncio sea que van a hacer jornadas incompletas", critica. Además, ha querido "alertar" de la posibilidad de que entre estos 3.000 puestos anunciados se hable de los contratos "extraordinarios" de programas eucativos que es pagan con fondos del Ministerio de Educación, y que se hacen una vez se inicia el curso. "Creemos que puede ser un anuncio falso, al querer considerar a profesores que ya iban a venir y no puede ser un recurso añadido, sino algo que se mantenga", alega. De todos modos, concede que no hay una "cifra exacta" para poder tener un curso escolar "estable y seguro".

"Desde luego, si se contratan 3.000 profesores más, sería un apoyo, una medida que podríamos entender y valorar, porque también podría ayudar a evitar el cierre de centros por el coronavirus y hacer grupos más pequeños para poder defendernos mejor de la enfermedad", reflexiona.

"La cuestión de los ratios es algo difícil de resolver"

Mercedes Gómez, secretaria general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, ha señalado que el anuncio es algo "insuficiente" puesto que "la cuestión de los ratios es algo difícil de resolver". "Los centros educativos son los que son, y es difícil dividir una clase en dos. Habrá que aprovechar el espacio de otras aulas, de uso general, para esto". Sin embargo, desde el sindicato señalan que el número de profesores debería ser mayor, y que el número de interinos es el que es "porque no nos queda otro remedio". "Muchos son a jornada especial, hablamos de un número de puestos de trabajo que no son 1.500, sino mucho menos".

Además, advierte, en cualquier caso el inicio de curso será "muy incierto". "No sabemos cómo va a ir evolucionando la pandemia, porque las medidas no sólo sanitarias, sino también educativas han de ser muy flexibles", explica. "Es cierto que los colegios so nun posible foco de contagio muy importante, porque conviven muchas personas en poco espacio, durante muchas horas, por lo que necesitamos que las medidas de prevención sean muy importantes, suponen mucho dinero para el Gobierno, pero también para empresas y las familias", recalca.

Etiquetas
Publicado el
12 de agosto de 2020 - 19:02 h

Descubre nuestras apps

stats