La portada de mañana
Acceder
El PP agota su campaña contra los indultos a los presos del procés
Las claves de las notas de Bruselas al plan español para los fondos europeos
Opinión - Techo, luz y votos, por Neus Tomàs

Aragonès entra en la negociación con Junts y se verá con Jordi Sànchez en la prisión de Lledoners

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès.

El vicepresident de la Generalitat y máximo aspirante a la liderar el nuevo Govern, Pere Aragonès, no ha participado hasta el momento en ninguna de las reuniones mantenidas entre las formaciones para encarrilar un acuerdo. Pero esto cambiará este martes, cuando está previsto que el líder de ERC acuda a la prisión de Lledoners para verse con Jordi Sànchez, secretario general de Junts y el hombre que ha liderado hasta el momento las conversaciones. Aragonès se involucrará de esta forma directamente en la negociación para tratar de lograr una investidura y un Govern a solo un mes de que la repetición electoral sea inevitable.

El portavoz de ERC Sergi Sabrià ha confirmado este encuentro en la rueda de prensa que la formación ha ofrecido este lunes, donde ha reiterado que el acuerdo debe cerrarse a lo largo de esta semana y antes del 1 de mayo. Si esto no ocurre, ha explicado Sabrià, ERC buscará "otras fórmulas", ha dicho, sin citar expresamente un Govern en minoría con el que en semanas anteriores especuló Junts. Aunque los republicanos formulan esta petición en forma de ultimátum, Sabrià ha dejado claro que no lo es, pues ha dicho que "siempre" estarán dispuestos a formar una coalición de gobierno con Junts.

Para Esquerra, por tanto, todas las alternativas pasan por una investidura con los votos independentistas, que luego puede desembocar en un Govern en solitario o con Junts, según ha indicado el portavoz. Por eso, para los republicanos, la reunión que este martes celebrará Aragonès y Sànchez debe servir para explorar el nivel de compromiso de Junts con la entrada al Govern. Ta y como ha avanzado Nació Digital, en la cita entre ambos partidos en Lledoners tratarán de avanzar en el reparto de carteras, una materia que ha sido hasta el momento uno de los huesos más duros de roer en una negociación con varias carpetas complicadas y más lenta de lo habitual.

Aunque tras dos desesperantes meses de negociaciones nadie quiere mostrar más optimismo del necesario, en el partido republicano están hoy más tranquilos que hace unas semanas, cuando nada se movía. Ahora observan en cambio que Junts da importancia a cuestiones como la reunión al máximo nivel señalada para este martes, o también el hecho de que sus socios estén dispuestos a hablar de la estructura del Govern. Ambas son "buena señal", afirman fuentes de la formación, que sin embargo consideran que las cosas podrían ir aun lentas.

Mientras tanto, desde En Comú Podem celebran que ERC haya "comenzado a ver" que debe apostar por vías alternativas. El portavoz de los 'comuns' Joan Mena, ha asegurado que ERC "ni se entiende ni se entenderá con Junts" por lo que ha reiterado la necesidad de "explorar un acuerdo de izquierdas que dé garantía de mejora en las condiciones de vida de los catalanes". "Seguimos sin entender por qué un acuerdo que es posible en el Congreso o en el Ayuntamiento de Barcelona, no es posible en el Parlamento de Catalunya", ha indicado Mena.

Según los 'comuns', si las negociaciones entre los dos grandes partidos independentistas fracasan, la alternativa no debería ser un Govern en solitario de ERC, sino un acuerdo de izquierdas. "Nuestra preferencia es un Gobierno con las cuatro fuerzas políticas progresistas: PSC, ERC, CUP y En Comú Podem", ha explicado.

Etiquetas
Publicado el
26 de abril de 2021 - 13:39 h

Descubre nuestras apps

stats