Catalunya arranca su campaña de cribados masivos en escuelas de entornos con más incidencia del virus

Josep González Cambray, presidente del Consorcio de Educación de Barcelona (en el centro), acompañado de Gemma Tarafa, conejal de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, y Jacobo Mendioroz, director de la Unidad de Seguimiento del coronavirus

El Departamento de Salud de la Generalitat ha iniciado esta semana la campaña de cribados masivos para detectar y aislar positivos de coronavirus en escuelas e institutos de toda Catalunya. La intención de las autoridades sanitarias es realizar unas 500.000 pruebas PCR hasta el 15 de noviembre. “Empezamos el camino para detectar asintomáticos en los colegios y así identificar y cortar las cadenas de transmisión”, ha expresado Josep González Cambray, presidente del Consorcio de Educación de Barcelona. 

Los cribados en las escuelas suponen un viraje en la estrategia de Salud en cuanto a este tipo de testeos multitudinarios en zonas con mayor incidencia del virus. En verano se empezaron a realizar cribados de forma voluntaria a la población de todas las edades de barrios con elevada incidencia, con dispositivos móviles instalados al lado de centros de atención primaria. Al cabo de poco, el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, explicó que con el inicio de curso, estas campañas se harían desde los colegios para todo el vecindario. Finalmente, Salud ha optado por dar prioridad a cribados estrictamente escolares, es decir, que se harán las pruebas a alumnos, profesores y personal de administración. 

De esta forma, el lunes se llevó a cabo un primer testeo masivo a toda la población escolar del colegio de Primaria Puig-Agut, en Manlleu, aunque en ese caso también se estaba realizando un cribado al vecindario con mayor incidencia del municipio. La jornada en el centro terminó con 15 positivos entre el alumnado, lo que supuso confinar hasta ocho grupos burbuja. Aun así, el porcentaje de contagiados que afloraron quedó por debajo del 5%, una cifra parecida a los cribados que se hacen fuera de la escuela.

González Cambray ha explicado este martes que seleccionarán las escuelas en función de la situación epidemiológica de cada municipio, y que en algunos casos se harán de forma puntual en un centro y, en otros, en los de todo un barrio o pueblo. 

El presidente del Consorcio ha pronunciado estas palabras frente a la escuela Barrufet, en Barcelona, la primera en acoger estos cribados en la capital catalana, donde se prevé hacer hasta 20.000 PCR. En esta escuela el 90% de las familias han dado su consentimiento para hacer los test, que consiste en un frotis nasal menos invasivo que las pruebas habituales (el escobillón no entra más de dos centímetros dentro de la nariz). También han comenzado los cribados en dos centros educativos del barrio de la Florida de l'Hospitalet de Llobregat (escuela Joaquim Ruyra e instituto Eduard Fontserè) donde está previsto realizar pruebas en 12 centros educativos más de la zona con un total de 5.000 PCR.

Una de las novedades que se han conocido hoy es que Salud hará tests serológicos a los alumnos que den positivo en la PCR en esos cribados. La idea de la Generalitat, aunque está abierta a retirarla si no funciona, es detectar si se trata de una infección pasada, para evitar así que el alumno en cuestión se tenga que confinar.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2020 - 13:59 h

Descubre nuestras apps

stats