Catalunya ve una "desaceleración" de la epidemia y descarta pedir por ahora el confinamiento domiciliario

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, en una reunión

Catalunya no pedirá de momento mayores restricciones al considerar que las medidas tomadas durante las últimas semanas comienzan a dar resultados. Este lunes la consellera de Salut, Alba Vergés, y el de Interior, Miquel Sàmper, han comparecido para hacer balance del primer fin de semana de confinamiento perimetral de todas las localidades catalanas y han destacado la ligera mejoría de las cifras de contagio, pese a lo que han llamado a no bajar la guardia porque la situación continua siendo crítica.

"No podemos relajarnos, porque seguimos con un incremento de casos demasiado elevado, únicamente ha dejado de crecer al ritmo que lo hacía", ha explicado Vergés, tras informar de que la transmisión (rt) se sitúa ya en el 1,1. "Esta desaceleración no ha rebajado aún la presión asistencial", ha continuado la consellera, que ha asegurado que en este momento las 1.074 camas de críticos de las que dispone el sistema de salud catalán están ocupadas al 83%, de los cuales el 57% es de pacientes con COVID.

Con estas cifras las autoridades sanitarias entienden que Catalunya está aún "lejos del objetivo" de controlar la pandemia, pero sí sostienen que están yendo por buen camino. Además, achacan la desaceleración de la transmisión a las medidas tomadas durante las últimas semanas, principalmente el cierre de la hostelería, que Catalunya adoptó hace dos semanas. Según sus cálculos, en los próximos días debería notarse también el resto de restricciones impuestas, como el toque de queda nocturno, el confinamiento perimetral del conjunto de Catalunya, el cierre de los municipios durante los fines de semana o la suspensión de las actividades culturales y deportivas.

A la espera de comprobar qué incidencia tienen esas nuevas restricciones, desde el Govern han considerado que no hay razón para reclamar ahora un confinamiento domiciliario. "Paso a paso, las medidas necesitan un tiempo para dar resultados", ha indicado Vergés, que ha rechazado así sumarse a la petición hecha por Asturias de restringir las salidas del domicilio y que desde el Ministerio de Sanidad rechazan.

La consellera de Salut también ha indicado que han puesto en marcha un plan para incorporar más personal sanitario en previsión de un aumento de la presión hospitalaria y en los centros de salud. Tal y como ya se hizo durante la pasado crisis, la Generalitat prevé incorporar tanto a profesionales jubilados como a estudiantes de los últimos cursos de carreras sanitarias. Una medida de urgencia que según ha indicado Vergés, su departamento ya ha comenzado a activar.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 14:24 h

Descubre nuestras apps

stats