eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

Torra pide cambios en la conselleria de Interior tras las cargas de los Mossos en Girona y Terrassa

Buch reconoce que hubo imágenes de golpes de porra que no le gustaron y asegura no dudará si ha de echar a agentes de la brigada móvil

35 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Torra destaca que los presos en huelga hambre piden que TC cumpla sus normas

Torra da cuatro días a Buch para renovar la cúpula de los Mossos EFE

Al Govern no le gustaron las imágenes de los Mossos d'Esquadra cargando contra en Girona y Terrassa contra los manifestantes que protestaban contra Vox. Desde Eslovenia, el president Quim Torra ha pedido al conseller de Interior, Miquel Buch, que en los próximos días acometa cambios en Interior en relación a los protocolos para actuar en protestas como las de este jueves, en las que coincidieron colectivos de extrema derecha y activistas que querían boicotearlos. 

Así lo ha expresado el president en unas declaraciones públicas, aunque poco antes, según TV3, Torra ha comunicado a los periodistas presentes que ha dado al conseller de Interior hasta el martes, cuando se celebra el Consell Executiu, para plantear reformas en el cuerpo de Mossos.  

"Lo que hay que hacer es analizar los protocolos y revisar si ha habido mala praxis", ha afirmado sobre las cargas de los antidisturbios, y ha confirmado que este domingo se reunirá con Buch para abordar cambios en las actuaciones policiales en casos similares a los de Girona, donde hasta ahora los antidisturbios han separado con un cordón a las concentraciones de signo contrario y han cargado contra los activistas antifascistas cuando han tratado de romperlo. 

Buch entona el 'mea culpa'

Antes que Torra, el propio Buch ya ha entonado el 'mea culpa' por algunas actuaciones de los antidisturbios que, según ha reconocido, no se ajustaron al protocolo. Vimos una serie de imágenes que no gustaron ni a la sociedad, ni al gobierno, ni a mi", ha manifestado en Catalunya Ràdio, refiriéndose en concreto a casos como el de varios agentes que golpearon con la porra a un activista que estaba en el suelo y trataba de abandonar el lugar en la protesta. 

El máximo responsable de la policía catalana ha admitido que actuaciones como esa no cumplieron con los principios de gradualidad y proporcionalidad que deben regir la intervención de los antidisturbios. "No me temblará el pulso para echar a agentes de la Brigada Móvil", ha manifestado Buch en este sentido. 

"Yo soy antifascista, pero no violento", ha marcado distancias el conseller, que ha insistido en su discurso de que recientemente, a diferencia de las concentraciones del procés de los últimos años, han proliferado "grupos radicales que buscan violencia y que caen en la provocación de grupos fascistas y españolistas". 

Pese a admitir actuaciones irregulares, Buch ha defendido ambos operativos policiales, consistentes en encapsular las manifestaciones de extrema derecha y evitar que accedan a ella las protestas de signo contrario. Si los Mossos cargaron, ha asegurado, es porque los activistas antifascistas trataron de saltar el cordón.

Sobre  el disparo de una bala de 'foam' a una diputada de la CUP, Maria Sirvent, que resultó herida en la mano, el conseller ha explicado que habló por teléfono con ella mientras estaba en urgencias y que se emplazaron a un encuentro en los próximos días. El incidente tuvo lugar durante las cargas policiales en Terrassa, que según Buch también se están revisando para ver si hubo extralimitaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha