Catalunya Blogs y opinión

Sobre este blog

'Dones en Xarxa' promueve los derechos de las mujeres y apuesta por su empoderamiento usando las TIC. Cree en el potencial de internet para alcanzar la igualdad efectiva.

Trabajadoras y pobres después del 27 S

Ya hemos conocido los resultados electorales del 27 de septiembre de 2015. Nuestros y nuestras parlamentarias democráticamente elegidos negociarán legítimamente estos días alrededor de las mayorías obtenidas y de los equilibrios entre fuerzas políticas en el Parlamento, mantendrán largas negociaciones para hablar sobre quién será el presidente (¿quizá alguien se plantea que fuera una presidenta?) y sobre cómo saldrá adelante el proceso constituyente.

Este es un ruego a nuestros y nuestras parlamentarias para que no olviden que hay una agenda política extremadamente urgente sobre la mesa y que también urge afrontar las desigualdades sociales de una manera rigurosa y ágil. La situación de las mujeres en Cataluña requiere de medidas perentorias desde el próximo Gobierno de la Generalitat. Desgraciadamente, las estadísticas de IDESCAT -nuestro instituto de estadística catalán- demuestran que la situación de las mujeres en Cataluña se encuentra muy lejos de experimentar un cambio de tendencia a mejor. Según los datos publicados en el Observatorio de Empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña durante el mes de julio, la tasa de desempleo de los hombres se encontraba por debajo del umbral del 20% (18,2%), pero la de las mujeres todavía está por encima (20,1%).

La desigualdad salarial entre mujeres y hombres sigue siendo en Cataluña una de las más altas de la Unión Europea. Las diferencias salariales entre mujeres y hombres están presentes en todas las franjas de edad y sectores, y van aumentando paralelamente con la edad de las mujeres. A partir de los 45 años, los salarios de las mujeres experimentan un camino a la baja en Cataluña. Las situaciones de discriminación múltiple por edad y género son un realidad que no podemos permitir.

La contratación a tiempo parcial, -es decir, nuestros particulares mini jobs- es mucho más significativa en el caso de las mujeres en Cataluña, pues aproximadamente una de cada cuatro mujeres tiene un contrato a tiempo parcial. Lo más grave es la falta de voluntariedad a la hora de elegir este tipo de trabajo, pues las mujeres preferirían claramente trabajar a tiempo completo, pues los salarios y las condiciones de trabajo son de miseria. A esto debemos sumar que las indignas condiciones salariales del contrato a tiempo parcial se manifestarán también posteriormente en las pensiones de las mujeres. El impacto sobre la jubilación de las mujeres que han trabajado a tiempo parcial es enorme. Las más afortunadas tendrán, como mucho, una pensión mínima de jubilación, pero otras tantas se quedarán por el camino porque nunca cotizarán suficientemente para tener una pensión contributiva.

En definitiva, esta situación nos muestra la necesidad de un plan de acción que pueda reducir las desigualdades y superar las situaciones de pobreza extrema de la que, desgraciadamente, las mujeres y los niños y niñas son las víctimas mayoritarias. Por favor, parlamentarios y parlamentarias, no se olviden ustedes de gobernar para las personas y, en particular, para aquellas que están en riesgo de exclusión social. Sobre Cataluña, son -y seguirán siendo por mucho tiempo- las personas que sufren, particularmente nuestras mujeres y nuestros niños y niñas.

Consuelo Chacartegui. Profesora de Derecho del Trabajo. UPF

Sobre este blog

'Dones en Xarxa' promueve los derechos de las mujeres y apuesta por su empoderamiento usando las TIC. Cree en el potencial de internet para alcanzar la igualdad efectiva.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2015 - 12:59 h

Descubre nuestras apps

stats