eldiario.es

9

CATALUNYA

Igualdad sin ley

Es bien sabido que las feministas tradicionalmente han criticado el derecho como un instrumento de opresión de las mujeres y han cuestionado fuertemente al sujeto supuestamente universal y neutral del derecho que ha dejado fuera las demandas y protección de los derechos de las mujeres. Ello ha conducido a veces ha dudar sobre la capacidad del derecho de transformar la realidad y de traducir legalmente las demandas políticas de las mujeres, mejorando sus vidas.

 

Esto nos lleva a examinar y pensar sobre nuestras leyes de igualdad, que han nacido para proteger un concepto de igualdad que no existe, no lo abordan. Como dijo Encarna Bodelón, profesora de Filosofía del Derecho en la Universidad Autónoma de Barcelona y especialista en temas de género, en la inauguración de un curso de verano en la universidad del País vasco, las leyes de igualdad aprobadas en Europa, así como la Ley Orgánica española, tienen origen en la legislación antidiscriminación, “se ha entendido como un problema de discriminación entre personas” afirmó.

 

Si nos adentramos en las leyes autonómicas, vemos que carecen de mecanismos de sanción y por lo tanto las convierten en “soft law”. Las leyes valencianas o las baleares son las menos igualitarias ya que pretenden solucionar los problemas de igualdad llevando la mujer al mismo concepto abstracto que el hombre, cuando ello insinúa que las mujeres no toman parte en la vida laboral y política por que ellas no quieren, igual que entrar en diferentes modelos laborales.

 

Los datos no son muy esperanzadores y los Planes de Empresa por la igualdad aun menos. Además con el Gobierno conservador actual, han desmontado estos sistemas con menos presupuesto alegando la crisis económica y otras políticas neo liberales.  Las mujeres encuentran múltiples dificultades a la hora de ejercer sus derechos en relación a la maternidad y a la distribución de la jornada. Sin embargo, en aquellos casos en los que un hombre es el demandante, el 46% de los casos son por acoso sexual. No porque este hombre haya sido acosado, sino porque interpone un recurso tras haber sido despedido por ejercerlo. Como bien analizó el grupo de investigación de Bodelón, el propio lenguaje de los Planes de Empresa es machista y los sistemas de evaluación son demasiado genéricos para darte un buen diagnosis del grado de igualdad que tiene tu equipo.

 

De momento lo único que podemos hacer es legislar más y mejor. Una buena manera de empezar es revisar leyes autonómicas una a una  y aplicar por ejemplo sanciones administrativas para aquellos que vulneren la ley, como se hace con otros sectores, como el trafico, y premios para los que impulsen la igualdad efectiva.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha