La portada de mañana
Acceder
España hizo durante la Navidad un 29% menos de pruebas de COVID-19
Sánchez y Casado lanzan en Catalunya la campaña más incierta
Opinión - Lo de las vacunas no lo vamos a consentir, por Elisa Beni

ENTREVISTA

Jéssica Albiach: "Un Govern solo con PSC y 'comuns' no sumará, necesitamos otros actores"

La candidata de los 'comuns', Jéssica Albiach, posa en el barrio del Bon Pastor de Barcelona

Reconoce que se lo pensó mucho antes de dar el paso, pero acabó aceptando ser cabeza de lista de los 'comuns' a las elecciones catalanas. Igual que el resto de aspirantes rivales, para Jéssica Albiach (València, 1979) esta será la primera vez que acuda como candidata a la presidencia de la Generalitat. Pero, a diferencia de lo que ha ocurrido con su espacio político en legislaturas pasadas, cuando no tenían posibilidades de entrar en el Govern, esta vez En Comú Podem tienen esperanzas en una aritmética que favorezca una alianza de izquierdas en la que puedan encajar.

"La forma más directa para poder influir y transformar la realidad es estar en el Govern", afirma con aplomo Albiach. Eso no quiere decir que a los 'comuns' les valga cualquier fórmula. La candidata considera que el pacto solo con los socialistas, como propone Salvador Illa, no puede prosperar. "Esto no va de dos. Necesitamos más fuerzas, necesitamos articular otras mayorías", apunta. Por eso, a su parecer, en estas elecciones más importante que quién tiene más escaños será quién tiene más capacidad de pactar con otras formaciones.

En el sondeo del GESOP para El Periódico aparece que los votantes de En Comú Podem prefieren a Salvador Illa que a Jéssica Albiach como presidenta de la Generalitat. ¿Por qué cree que sus votantes le prefieren a él en vez de a usted?

Yo lo que explicaría es que estas elecciones no van tanto de quién las gana ni de quién queda primero sino de quién tiene capacidad de gobernar. Por otro lado, creo que es evidente que el PSC tendría más escaños que nosotros. Por tanto no es tanto quién queda primero, sino quién es capaz de construir mayorías amplias. Ahora, también te diré que el proyecto que ahora mismo representa Illa es inviable porque los números son tozudos. Creo además que hay cierto efecto Illa, que es normal porque tiene un nivel de conocimiento que es más alto como ministro de Sanidad, pero yo dormiría más tranquila si en plena tercera ola de la pandemia tuviéramos un ministro de Sanidad a tiempo completo y no un ministro candidato.

Dice que en estas elecciones no se elige al ganador sino al que puede gobernar, pero si su electorado prefiere a Illa, debería saber si los 'comuns' garantizan que llegado el momento lo investirán.

Para el proyecto que ahora mismo representa el ministro de Sanidad, le llamo así porque de momento es ministro y veremos hasta cuándo, siento decirlo así, la aritmética no le da. Lo que necesitamos es un Govern progresista, de amplias alianzas y sin vetos, donde las fórmulas pueden ser muchas, nosotros no vamos a una sola fórmula predeterminada porque eso depende de los resultados, pero lo que está claro es que nosotros no investiremos a nadie que no haga posible el cambio en Catalunya.

A su modo de ver, ¿el vicepresident Pere Aragonès es una persona que puede hacer posible un cambio en Catalunya?

ERC podría hacer posible un cambio en Catalunya si no estuviese apostando por una fórmula Frankenstein que sabemos que no podrá sacar adelante, o si se encabezona en repetir una fórmula con Junts per Catalunya, que ya hemos visto que ha fracasado. Pero además, esto no va de dos. Necesitamos más fuerzas, necesitamos articular otras mayorías.

Dice que esto no va de dos. ¿Descarta por tanto la propuesta del PSC de un gobierno bipartito con su formación y sin ERC?

Insisto que esto no va de dos. La aritmética es tozuda y los números no dan, y además necesitamos representar la pluralidad del país.

Antes me decía que dormiría más tranquila si el ministro de Sanidad no fuera también el candidato. ¿Cree que se puede resentir la gestión sanitaria del Gobierno por el hecho de que Illa esté en precampaña?

Yo creo que cuando un ministro también es candidato las decisiones que toma o las declaraciones que hace pueden ser entendidas de forma partidista. Es un riesgo y un peligro que no nos podemos permitir. Por tanto yo lo que quiero es un ministro de Sanidad que cuente con toda la legitimidad y que sus palabras sean entendidas como el ministro de todos y todas y no como el candidato de un partido.

Entiendo que le está pidiendo que dimita.

Es una decisión que le corresponde al Partido Socialista, a Pedro Sánchez y que le corresponde a Illa, quizás es una decisión que han de tomar entre todos ellos, pero yo creo que sería una buena noticia para el país que tuviéramos un ministro de Sanidad a tiempo completo y no un ministro candidato.

Si está en la mano de los 'comuns' elegir al president, ¿prefieren a Illa o a Aragonès?

Esta es una hipótesis que no se hará realidad, porque ya sabemos que un Govern PSC-comuns no sumará. Y que por tanto necesitamos otros actores. De la misma forma sabemos que ERC, ahora mismo, está mirando hacia Junts per Catalunya, o está mirando a un experimento Frankenstein que sabe que no va a ningún sitio. Por tanto yo lo que pido es la misma sinceridad con la que yo hablo. Nosotros hemos dicho siempre que no pactaremos con la derecha españolista ni con la derecha catalana, a partir de aquí, pongámonos de acuerdo con la fórmula que más convenga una vez tengamos los resultados electorales. ¿Estamos comprometidos los sectores de izquierdas en que Catalunya necesita un cambio o no?

Pero el escenario que le planteo, donde los votos de los 'comuns' sean claves para hacer president a uno u otro, es posible. ¿Con quién tienen más afinidad, con Aragonès o Illa?

Esto no va de afinidades personales. Los programas de momento no los conocemos. Nosotros tenemos gobiernos con ERC, como en el ayuntamiento de Tarragona, y también con los socialistas, como en Barcelona o en el Gobierno central. Pero insisto, lo que necesitamos es los unos y otros salgan de sus rincones y sean generosos con el país. Nosotros somos los únicos que podemos ayudar a construir estas amplias mayorías. No anticiparé una fórmula cuando aún no sabemos los resultados de las elecciones.

¿Su entrada en el Gobierno será un requisito, o al menos deseable, para apoyar una investidura?

Nosotros como fuerza política hemos nacido para gobernar, porque consideramos que gobernar es la forma más directa para poder influir y transformar la realidad. Ahora, esto no va de participar en un gobierno con cualquiera, se basa en encontrar un programa de gobierno.

Pero si hay un acuerdo sobre el programa, la voluntad de los 'comuns' es entrar en el Govern, ¿no?

Consideramos que la forma más directa para poder influir y transformar la realidad es estar en el Govern.

En esta legislatura terminaron aprobando los Presupuestos de un Govern que, según el propio president, estaba agotado y que a pesar de ello se ha alargado un año. ¿Por qué dieron aire a un Ejecutivo que agonizaba?

En ningún caso los Presupuestos sirvieron para dar aire al Govern, y así lo explicamos. Yo creo que ya está bien de que utilicemos herramientas que son para el bienestar de la ciudadanía con finalidades partidistas. Pensemos por un momento cómo estaríamos en esta situación de pandemia sin aquellos presupuestos. Unos presupuestos que no eran los que nosotros hubiéramos hecho en el gobierno, pero que por ejemplo rebajaban un 30% las tasas universitarias. O que incrementaban en 900 millones la partida para sanidad. Obviamente eran unos presupuestos insuficientes, pero pensábamos que después de tres años de prórroga presupuestaría no podíamos castigar a la gente por la incapacidad de los grupos parlamentarios de ponerse de acuerdo. 

Siempre que hablan de posibles alianzas citan a grupos de izquierdas, pero la CUP no suele salir en sus quinielas de pactos. ¿Por qué? ¿Son tan incompatibles con la CUP?

Con la gente de la CUP tenemos muchas coincidencias en algunos temas pero si por ejemplo últimamente vemos las declaraciones de la que será su cabeza de lista, Dolors Sabater, ellos se autodescartan de este escenario [de alianza de izquierdas] y de hecho se sienten más cerca de Junts que de nosotros. Por tanto ya no es si nosotros les incluimos o no, sino que ellos mismos se descartan, o se sienten más cómodos con Junts per Catalunya. No en el tema social, pero en el tema "confrontación" [contra el Estado] la CUP parece que estaría más alineada ahí. Yo creo que los conflictos políticos deben solucionarse mediante el diálogo, ellos creen que es mejor ir a una confrontación.

Aragonés les ha propuesto entrar en un Govern con todas las fuerzas soberanistas, pero ustedes lo rechazan por la presencia de Junts. ¿Por qué los 'comuns' pueden gobernar Barcelona con una formación de derechas como Units, que va en coalición con el PSC, pero no podrían hacer lo mismo en la Generalitat?

Creo que por lo que respecta al PSC, es evidente que hay un viraje conservador. En las listas al Parlament llevan al señor Espadaler [líder de Units]. Pero no solo eso, en el caso de Tarragona han fichado como número dos a una persona que proviene de Ciudadanos [Rubén Viñuales]. Lo que sí vemos es que cuando los 'comuns' tienen fuerza, tiran, tensionan y empujan al Partido Socialista a hacer políticas progresistas. En cambio, ERC ha sido incapaz de tensionar en ningún caso a Junts per Catalunya. Y de hecho si salieron algunas partidas de los Presupuestos en contra de lo que quería Junts, no fue por la capacidad de ERC de convencerlos, sino por nosotros que lo pusimos como condición. Además los posicionamientos de Junts cada vez son más identitarios, más sectarios y más excluyentes. 

¿Cree que Junts per Catalunya, como formación, está teniendo una derivada trumpista?

No me gusta hacer comparaciones, y menos viendo lo que ha pasado en EEUU, lo que sí está claro es que hay personas como Joan Canadell o como el mismo vicepresidente del Parlament, Josep Costa, a quien les sobra una parte del país.

Dice que han podido arrastra al PSOE, pero en un tema específico como la política de vivienda, tanto en la paralización de los desahucios como en la regulación de los precios del alquiler, en Catalunya se han tomado medidas más cercanas a sus propuestas que las del Gobierno central, en el que participan. ¿Por qué ha ocurrido eso?

Lo entiendo en el marco de una campaña electoral. El tema de la vivienda ya no es un tema que defendamos solo las izquierdas sino que cada vez es más transversal. Por otro lado, esta iniciativa al Parlament de Catalunya no llega de la mano de ningún partido. Nosotros lo defendíamos, pero yo le quiero reconocer la autoría a 4.000 entidades, la más conocida el Sindicato de Inquilinos. En Junts per Catalunya hubo intentos de tumbarlo. Y al final no fue ERC, sino las entidades y el resto de grupos parlamentarios quién lo hicieron posible. 

Lo que vemos es que el Partido Socialista, y sobre todo el Partido Socialista del Gobierno, tiene posiciones más conservadoras que sus militantes o inclusos su votantes. Y es cierto que nos cuesta empujarles a algunas políticas, por eso digo, que cuanto más fuertes seamos, mejor para sacar adelante políticas progresistas.  

En Comú Podem defiende un referéndum sobre la independencia pactado con el Estado. ¿Cree que se podrá hacer con este Gobierno que forman en el Estado junto al PSOE?

Lo que tengo claro es que no habrá referéndum si nosotros no estamos en el Gobierno. El único Gobierno central que puede hacer posible el referéndum es uno en el que esté Unidas Podemos. Ahora, creo también que necesitamos que Unidas Podemos y En Comú Podem tenga más fuerza. Y actualmente la correlación de fuerzas es la que es. El Partido Socialista no votaría a favor, por tanto necesitamos más fuerza para que pase. A partir de aquí, ¿hasta que haya un referéndum nos quedamos de brazos cruzados? No.

¿Cuál es su propuesta para este tiempo durante el que no va a haber un referéndum?

Hasta que consigamos estas mayorías que necesitamos para hacer un referéndum, proponemos una mesa del diálogo, en la que pueda haber un acuerdo entre Catalunya y España, a través del que sí avancemos en el autogobierno. Necesitamos blindar el catalán, mejorar las herramientas de autogobierno y otro pilar esencial es la reforma del sistema de financiación, que está caducado, que es injusto y que permite unos desequilibrios entre lo que aportas y lo que recibes que son insoportables.

¿Una reforma del Estatut puede ser una herramienta adecuada para avanzar en el autogobierno o la ven agotada?

Somos más partidarios de una adicional específica en la Constitución. Que pueda plantear por ejemplo el tema de las soberanías compartidas, yo creo que hay algunas materias, no solo en el tema de la financiación, sino que también por ejemplo avanzar en la gestión directa de algunas cosas. Por ejemplo, becas universitarias. O puertos y aeropuertos. O materias respecto a políticas de ocupación. Creo que deberíamos ser nosotros desde Catalunya los que deberíamos avanzar en adquirir estas competencias.

Me gustaría equivocarme, pero creo que sobre la libertad de los presos el PSOE no está agilizando los trámites todo lo que podría

Sobre su apuesta por la mesa del diálogo, y pese a que una parte del independentismo la dio por muerta antes de nacer, el hecho es que lleva meses sin reunirse. ¿Aún es útil, tal y como está, o necesita replantearse?

Para comenzar, había una parte sustancial del Govern de Catalunya, en este caso Junts, que no creía en la mesa del diálogo. Cuando tienes una parte de la mesa que no cree en ella, es una herramienta que queda paralizada. Pero es que la única que tenemos para avanzar. Si no es a través del diálogo y de la negociación, que alguien me proponga otra fórmula, porque de momento no la hemos descubierto. El PSOE no quería una mesa de diálogo y lo arrastramos. Estoy convencida de que el próximo Govern creerá en la mesa de diálogo y lo hará posible.

Los 'comuns' han repetido que era importante que los presos del procés llegasen a las elecciones en libertad o con la situación encarrilada, bien vía reforma de la sedición o bien por la vía del indulto. Finalmente no será así. ¿Lo interpretan como un fracaso político de su formación?

Yo no entendería el tema de la libertad de los presos en términos de fracaso o de victoria política o partidista. La cuestión de los presos es una herida de todo el país. Y creo que desgraciadamente el Partido Socialista está jugando electoralmente a este tema, porque mira al voto de Ciudadanos, que es un espacio político en absoluta descomposición. Por tanto, es un problema no en términos partidistas sino de país y no me cansaré de urgir y apelar al PSOE para que agilice este tema. Es cierto que para los indultos estamos esperando el informe del Supremo, pero la reforma del delito de sedición, que no solo serviría para libertad de los presos políticos sino también para garantizar el derecho de manifestación, se podría ir agilizando. Parece que el Partido Socialista no tiene demasiada prisa.

¿Cree que no tiene prisa por motivos electorales? ¿Tras las elecciones lo agilizará?

Me gustaría equivocarme, pero creo que sobre la libertad de los presos el PSOE no está agilizando los trámites todo lo que podría. 

Etiquetas
Publicado el
9 de enero de 2021 - 22:54 h

Descubre nuestras apps

stats