En busca de una Ada Colau para una Catalunya en Comú

Ska Keller, Alberto Garzón, Gerardo Pisarello, Ada Colau, Joan Herrera i Stavros Karagkounis a l'acte de Barcelona en Comú / ENRIC CATALÀ

¿Habrá una "Catalunya en Comú" en las elecciones al Parlament de Catalunya? La incógnita ha sobrevolado la política catalana casi desde la aparición del proyecto Guanyem Barcelona, después Barcelona en Comú, pero el éxito cosechado por las candidaturas de confluencia en las elecciones municipales espoleó la idea. Solo dos días después del 24-M y en vista del éxito obtenido por confluencias en ciudades como Barcelona, Badalona, Terrassa, Santa Coloma, Cornellà y otras, Podem anunció que abría la mano a una candidatura amplia para las autonómicas. Desde entonces, varios actores se mueven intentando cimentar lo que de momento solo es un boceto en el aire. La idea de una Catalunya en Comú puja al alza, pero falta algo capital para su éxito: quien lo lidere.

El efecto Colau empuja a las izquierdas catalanas hacia una confluencia para ganar la Generalitat

El efecto Colau empuja a las izquierdas catalanas hacia una confluencia para ganar la Generalitat

No por cantado el anuncio de Podem causó menos revuelo. Durante meses el partido liderado por Gemma Ubasart había rechazado la propuesta de ICV-EUiA de entenderse electoralmente. "Hemos decidido acudir solos a las elecciones del 27-S", aseguró la recién elegida secretaria general en enero. En mayo volvió a mostrar las mismas intenciones: Podem acudiría en solitario a las elecciones del 27-S porque es la única forma "de dar la vuelta al tablero político". Pero el 26 de mayo, la cosa había cambiado, y consideraban que debían tejer una "alianza social" sin descartar que ICV y otros partidos y movimientos se sumaran a su candidatura.

Las líneas rojas quedaron marcadas en la misma rueda de prensa. Candidatura amplia sí, pero ni cambio de siglas ni nuevo cabeza de lista. Para Podem, que está celebrando primarias a cabeza de lista autonómico esta misma semana, el candidato que salga de su elección debería ser el candidato de la "alianza social" que plantean. De hecho, la propuesta del candidato oficialista, Albano Dante Fachin, ya recoge la idea de formar una candidatura que integre a sectores de fuera de Podem. La apuesta de los catalanes es bendecida por el partido a nivel español, que también comienza a abrirse a una confluencia para las generales.

"La mayor dificultad en estos momentos para una Catalunya en Comú es que no hay un liderazgo fuerte que pueda aglutinarlo", reconocen fuentes cercanas a Podem. Y, sin este liderazgo indiscutible, las fórmulas para hacer encajar a los diferentes movimientos se parecen más a una lucha de egos que a un verdadero proceso de negociación. En el partido morado hay quien valora la posibilidad de que acabe habiendo unas primarias conjuntas con el resto de actores para encontrar un candidato de consenso, algo que de momento nadie muestra en público puesto que hay conversaciones a diferentes bandas. 

Teresa Forcades se ofrece, pero no genera consenso

Además de Dante, Teresa Forcades ha salido en las últimas semanas a postularse como candidata de confluencia. La monja benedictina abandonará este lunes su clausura para ofrecerse a liderar una lista al Parlament. El próximo domingo el movimiento fundado por Forcades, Procés Constituent, decidirá si sumarse a la candidatura de la CUP, formar una lista propia o integrarse en otro proyecto. En el movimiento fundado por Forcades y Arcadi Oliveres tampoco hay una sola postura. Una parte apuesta por formar candidatura junto con la CUP entorno al manifiesto Crida Constituent. Otros se acercan más a la apuesta por una candidatura con los mismos actores de Barcelona en Comú. 

Forcades se ha mostrado más cercana a la confluencia amplia con Podem e ICV-EUiA, pero la salida a la arena de la religiosa no soluciona la cuestión del cabeza de lista de una eventual Catalunya en Comú. "Forcades no tiene un liderazgo comparable con Coalu, no existe un liderazgo indiscutible como el de Colau", ha remarcado Ubasart este miércoles. La secretaria general de Podem ha dejado abierta la puerta a "hablar" sobre la posibilidad de que Forcades lidere la lista de Podemos en Catalunya, pero ha elogiado que la propuesta de Dante como cercana a las posiciones de su partido.

La importancia de la decisión que Procés Constituent tomará este domingo reside en que decantará el escenario y mostrará si el movimiento ciudadano apuesta por liderar una confluencia. Procés Constituent ha sido un actor importante en los compases recientes de la política catalana, y de sus filas han salido varios de los nombres propios que han tomado relevancia en las nuevas formaciones políticas, como el número dos de Barcelona en Comú, Gerardo Pisarello, el concejal electo y miembro del consejo estatal de Podemos, Jaume Asens, o el candidato favorito a las primarias de Podem, Albano Dante Fachin. La idea original del movimiento era aglutinar a las izquierdas catalanas en una sola candidatura, un objetivo que hoy representaria la hipotética Catalunya en Comú. Sin embargo, el resto de partidos y formaciones llamados a confluir son reticentes a un liderazgo impuesto desde fuera.

ICV-EUiA mantiene la mano tendida y asegura que será "generoso"

En medio del baile de nombres, fórmulas y confluencias, ICV-EUiA se mantiene en segundo plano asegurando "la misma generosidad" que tuvieron con Barcelona en Comú, confluencia por la que llegaron a quemar a quien era su candidato, Ricard Gomà. "Las conversaciones existen y nunca han dejado de existir. Pero no nos equivoquemos: Esto no debe ser un pacto entre partidos. Debe haber un alto componente ciudadano", aseguraba el líder de la formación, Joan Herrera, en una entrevista concedida este miércoles a CatalunyaPlural.

Iniciativa coincide con Podem en que la experiencia de Barcelona es ejemplar pero irrepetible. Tampoco para Herrera hay un liderazgo claro para apuesta conjunta de la izquierda alternativa catalana, y pone como ejemplo de figura de consenso a Manuela Carmena en Madrid. En el entorno de ICV-EUiA hay voces que apuntan a una posible salida de las figuras principales del partido, el propio Herrera y Dolors Camats, en el caso de que fuese necesario para que una Catalunya en Comú echase a andar. Esa generosidad no llega hasta el punto de presentarse bajo las siglas de otro partido, tal como dejó claro Dolors Camats nada más conocer la propuesta de Podem. 

Algo similar ocurre con Esquerra Unida i Alternativa, formación que siempre se ha mostrado a favor de lo que ellos llaman "Syriza catalana". La federación catalana de IU sigue la idea de la candidatura de unidad popular que la semana pasada lanzó su candidato estatal, Alberto Garzón. Para ellos, la última propuesta de Podemos, que es acudir a las elecciones generales con su marca haciendo de paraguas, es una opción inasumible.

Etiquetas
Publicado el
10 de junio de 2015 - 19:52 h

Descubre nuestras apps

stats