Puigdemont promete la presidencia de la Generalitat sin ninguna referencia al rey o a la Constitución

Carles Puigdemont y Artur Mas se hacen una largo apretón de manos.

Carles Puigdemont ya es oficialmente president de la Generalitat. En su discurso tras el acto de toma de posesión celebrado este martes en el Palau de la Generalitat, Puigdemont ha hecho una llamamiento a "implicar a más gente" en el proceso soberanista. "Nos tenemos que explicar e implicar más, mejor y a más gente", ha afirmado Puigdemont, que también ha instado a "estabilizar y serenar" las mayorías que garanticen estabilidad al Govern, en una referencia, sin citarla, a la CUP.

Así será el nuevo Govern de Junts pel Sí que formará Puigdemont

Así será el nuevo Govern de Junts pel Sí que formará Puigdemont

Puigdemont ha prometido el cargo sin hacer ninguna referencia al rey o a la Constitución, en una fórmula presentada por la presidenta del Parlament Carme Forcadell. Sí ha prometido fidelidad al "pueblo de Catalunya" 

Puigdemont ha agradecido y elogiado a Artur Mas, en concreto a su capacidad de "casar la literatura con la política con las metáforas marineras", uno de los clásicos del ex presidente. En terreno político, Puigdemont ha situado como prioridades mejorar las condiciones de vida y los derechos básicos de los ciudadanos, la calidad de los servicios públicos y el medio ambiente y el compromiso con la solidaridad internacional.

Para llevarlo a cabo, sin embargo, hay que "tener las herramientas que nos permitan hacerlo". Puigdemont ha comprometido a conseguir estas herramientas, las de un estado estado independiente, pero no permitirá que se haga "de cualquier manera". "Lo haremos muy bien", ha remachado.

Sin citar al Estado en ningún momento, Puigdemont ha considerado que Catalunya está "ahogada y humillada financieramente" y "menospreciada" en su identidad y sus lenguas. Puigdemont ha finalizado su discurso con una cita del periodista empurdanés Agustí Calvet, Gaziel: "Soy falible, pero insobornable".

Puigdemont no ha hecho ninguna referencia en España ni el rey Felipe VI, como sí ha hecho Artur Mas, que ha hablado como presidente saliente. Mas ha querido agradecer la labor de los consejeros y colaboradores de sus dos gobiernos acordándose del rey Felipe VI: "Yo sí que os agradezco los servicios prestados", ha remachado Mas, en clara alusión al decreto del Boletín Oficial del Estado (BOE) de este martes y que firmado por el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, donde no aparece el habitual agradecimiento "por los servicios prestados". Mas se ha llevado una sonora ovación del salón San Jorge, que se ha quedado pequeño para el acto protocolario de toma de posesión.

"Dejo la presidencia de Catalunya con una enorme tranquilidad de espíritu", ha afirmado Mas, que ha añadido que se ha ido y llegado a la Generalitat con la misma "vocación sincera de servicio aCatalunya". En su despedida, Mas ha reiterado la fórmula inscrita en el timón que este martes ha descolgado de su despacho: "Cabeza fría, corazón caliente, puño firme y pies en el suelo".

Tras tres meses de negociaciones, Mas ha hecho un paso al lado. El jueves por la mañana tomarán posesión de su cargo los miembros del nuevo Govern y se celebrará la primera reunión del nuevo ejecutivo. ¿Cuáles serán sus primeras medidas? Tal y como ha explicado el diputado de JxSí y nuevo conseller de Salud, Toni Comín, en una entrevista en Catalunya Plural, el ejecutivo de Puigdemont tiene previsto aplicar la última propuesta de acuerdo que Junts pel Sí ofreció a la CUP.

De seguirse al pie de la letra el calendario previsto en el documento, en los diez días posteriores a la toma de posesión del nuevo Govern se presentará la petición de constitución de las ponencias conjuntas para elaborar las leyes del proceso constituyente, de seguridad social y de Hacienda pública.

Por otro lado, en un plazo de 30 días los distintos consellers comparecerán ante el Parlament para explicar las medidas tomadas y las previstas para blindar los derechos fundamentales, tal y como establece el anexo social de la declaración. En el mismo plazo se constituirá un grupo de trabajo sobre gestión de la deuda y financiación del plan de choque social. En la primera reunión de este grupo, Economía tiene que presentar una previsión del calendario de reuniones con la banca para abordar la "renegociación del pago de intereses con finalidades sociales".

En paralelo al trabajo conjunto de Govern y Parlament, el ejecutivo creará 15 delegaciones exteriores de la Generalitat. Además, un segundo bloque de medidas, que no deben entrar en vigor de forma inmediata pero si son "prioritarias", abordará el "modelo" de una Catalunya independiente en diferentes ámbitos. En concreto, en la seguridad pública, el servicio de inteligencia, las autoridades reguladoras y de la competencia, hacienda y seguridad social, personal funcionarial, gestión de residuos nucleares y el DNI y la carta ciudadana de servicios.

En materia social, el ejecutivo deberá aplicar de manera inmediata aspectos del plan de choque ofrecido a la CUP y que ya están recogidos en la legislación aprobada la pasada legislatura. Es el caso del despliegue de la ley de medidas urgentes para combatir los desahucios y la pobreza energética.

En este sentido, deberá culminar el protocolo para que las empresas suministradoras comuniquen obligatoriamente a los servicios sociales los cortes de suministro y el reconocimiento de las situaciones de vulnerabilidad económica que obliga a mantener los suministros básicos.

Etiquetas
Publicado el
12 de enero de 2016 - 19:55 h

Descubre nuestras apps

stats