Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP afronta las europeas con seis puntos de ventaja sobre el PSOE
Crónica - Milei asalta la campaña de las europeas como necesita el PSOE
Opinión - Lo que el PP llama patriotismo. Por Esther Palomera

Seis productoras copan la mitad de la contratación externa de TV3

Seis productoras copan la mitad de la contratación externa de TV3

Arturo Puente / Victòria Oliveres

10

TV3 destinó 187 millones de euros a la contratación de productoras externas entre los años 2015 y 2020. De este presupuesto total, cerca de la mitad se repartió entre un grupo de seis grandes productoras, algunas de las cuales obtuvieron porcentajes de más del 10% del total de fondos destinados a los contratos de productoras. Esta concentración se explica sobre todo por la compra de algunos de los espacios diarios o semanales de más éxito, entre otros la mayoría de programas de prime time tras el informativo de la noche. La cadena pública catalana tiene entre sus cometidos dinamizar la creación de productos en catalán, ya sean obras de ficción, documentales o programas, pero es a esta última modalidad a la que dedica más recursos.

Los datos sobre la contratación de la cadena con productoras externas han sido proporcionados por la propia cadena, a través de una solicitud de transparencia hecha por este diario. En números totales, los contratos suscritos fueron 1.066 de 2015 a 2020, repartidos entre 300 empresas. Pero la mayoría de estas, más de un 90%, obtuvieron menos de 10 contratos, buena parte de ellos vinculados con la producción cinematográfica o productos puntuales. En el otro extremo se sitúan grandes productoras como Mediapro, con 45 contratos en total, Minoría Absoluta, con 44, El Terrat, que suscribió 36 contratos -aunque 12 de ellos tras ser adquirida por Mediapro-, o Brutal Media, que consiguió 20 contratos en los seis años analizados.



Por orden de facturación, la productora que obtuvo más fondos fue Minoría Absoluta SL, empresa encargada de varios de los programas de más éxito de la cadena, como Polònia, Crackòvia o Està Passant, pero también de documentales de diversa temática y algunos programas de ficción. En total, la empresa del periodista y presentador Toni Soler, obtuvo 30,2 millones a lo largo de los seis años analizados, principalmente por los programas de entretenimiento diarios o semanales, la mayoría enfocados al humor y que son de los que mayores audiencias cosechan. La productora ha estado varios años haciendo temporadas de 38 programas en el caso de los semanales y de hasta 200 de los diarios, una frecuencia que hace aumentar la factura.

El coste de cada uno de estos productos ha variado con el paso de los años. Por ejemplo, en la temporada 2016, cada capítulo de Polònia costó 83.223 euros, mientras que en la última temporada el precio fue de 75.047 euros cada uno. Minoría Absoluta obtiene un margen de beneficio del 8% en este tipo de programas.

La segunda productora por orden de facturación es Mediapro, una factoría que desde diciembre de 2019 incluye también El Terrat, propiedad de Andreu Buenafuente y que fue adquirida por el gigante fundado por Jaume Roures. Esta empresa suma una facturación con TV3 de 21,01 millones de euros entre 2015 y 2020, que corresponden al pago por programas como el concurso Atrapa'm si pots, Coolhunters, el programa infantil Wowzzy Baboom, además de diversos documentales y los derechos de emisión de algunas obras de ficción. Una de las series documentales adquiridas, relativa al juicio en el Tribunal Supremo de los líderes independentistas, generó controversia política en su momento, cuando el PSC y otras formaciones preguntaron por la factura. Según los datos ofrecidos por la cadena, fueron 440.000 euros por siete episodios, a lo que hay que sumar otros 60.000 por otro episodio centrado en la jornada del 1 de octubre.

Entre los 20 millones que factura Mediapro y sus marcas asociadas hay que contar con los programas de El Terrat durante 2020. Antes de la compra, esta productora también aparece entre las seis que más facturan a la cadena, con 8,49 millones en cinco años. Del Terrat son programas como el Preguntes Freqüents (FAQS), un espacio de información y entretenimiento para las noches del sábado, en el que colabora el redactor de este artículo. El presupuesto es de unos 33.000 euros por programa. De la misma empresa son otros programas como Tabús o Revolució 4.0, el infantil Mon Maker, la serie de ficción de La última nit al Karaoke, además de algunos documentales.

Brutal Media y Nova Veranda 2010, por su parte, ocupan los puestos cuatro y cinco en el ranking de facturación. Lo hacen, como las anteriores, gracias a programas con mucha periodicidad y que, en general, obtienen buenas cuotas de pantalla. Brutal Media, por ejemplo, se encarga de El Foraster, su buque insignia, que combina con ficciones como Les de l'hoquei o la telenovela Laia. Los de Veranda, marca de Boomerang TV, destacan por la serie Merlí, pero también tienen el programa musical Oh Happy Day o L'infiltrat. La sexta empresa es Triacom, productora de concursos como El gran dictat o Fish & chips y que está investigada en la causa del 3% instruida en la Audiencia Nacional por supuestas facturas falsas destinadas a la financiación ilegal de Convergència.

Fuentes del sector recuerdan que la mayoría la facturación que obtienen estas empresas con el canal público catalán se consiguen a través de concursos públicos y que, de hecho, que haya una docena compitiendo en relativa igualdad de condiciones habla bien de la salud de la producción televisiva en Catalunya. Además, razonan estas fuentes, la mayoría de las grandes cuentan con contratos con otras televisiones, públicas o privadas, y tanto a nivel estatal como entre las autonómicas en España. Mediapro o Boomerang TV, como grupos internacionales, venden también productos a canales y plataformas alrededor del mundo.



“Nunca antes se había realizado tanta producción interna como la que se está haciendo en los últimos años. Estamos al 100% de los recursos de redacción, explotación y producción. Desde recursos técnicos, como platós, a recursos humanos. Estamos a tope”, explica Vicent Sanchis, director de TV3, en declaraciones a este diario.

“En cuanto a la contratación de productoras en varios encargos o servicios, estamos sometidos a las puntuaciones de licitaciones públicas en las que grandes productoras con gran capacidad de servicio obtienen una mayor puntuación (por ejemplo, en ámbito técnico y de producción)”, añade el jefe de la cadena. Además indica que, por lo que respecta a programas, en TV3 se trabaja “a partir de la norma pública de selección y contratación, con llamadas públicas de necesidades de programación y con unos criterios que son respetados por el sector”.

Coproducciones y derechos

El presupuesto de la cadena destinado a producción externa ha ido variando sensiblemente entre año y año. De los seis ejercicios analizados, el mayor desembolso fue en 2016, cuando los contratos superaron los 39 millones de euros. Al año siguiente, en cambio, la cadena se apretaría el cinturón hasta los 25 millones. Ya en 2020, la producción externa volvió a alcanzar una de sus cifras más altas con más de 34 millones. Esto supone algo más de un 10% del presupuesto total de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), grupo que incluye también Catalunya Ràdio. En la radio también hay producciones externas, que no se han contado. El contrato-programa de la CCMA indica que la producción externa debe suponer cuotas no mayores de un tercio de toda la producción.

La producción externa fue precisamente uno de los asuntos que se trató en las negociaciones a tres bandas entre PSC, ERC y Junts para nombrar a la nueva cúpula de la CCMA, que acaba de ser renovada con el apoyo de los tres grandes partidos catalanes. Una de las voluntades de la nueva dirección es reducir la externalización de programas y apostar por la producción propia, contando con que el grupo tiene una plantilla numerosa de más de 2.300 fijos, incluidos los trabajadores de la radio.



De todas las modalidades de producción, la que más porción se lleva de toda la externalización es la llamada “producción asociada”, es decir, productos por encargo, la mayoría de las veces programas de emisión habitual. Esta partida se comió el 80% del presupuesto en contratación externa, mientras que el resto se repartió entre coproducción catalana, sobre todo cine y ficción en lengua catalana, y derechos de emisión. La coproducción, que es una de las actuaciones con las que TV3 presta ayuda más directa al sector cinematográfico, tuvo un presupuesto de 19,01 millones de euros en el total de los seis años, lo que representa poco más del 10% del total de inversión externa.

La compra de derechos de antena también supone una importante inyección para el sector. Según el informe aprobado por el Consejo de la CCMA en octubre pasado, solo en 2020 estos derechos supusieron 2,4 millones de euros. Entre estos se cuentan films como El buen patrón, Mediterráneo, Josep, Las leyes de la frontera, Chavalas o Coses a fer abans de morir. También en el último año TV3 financió directamente producción en catalán, como las series infantiles Mya Go o Els Mironins, la serie dirigida a público adolescente ELA Geminada o una veintena de documentales.

En el siguiente buscador puede encontrar todas las productoras contratadas por TV3 entre el año 2015 y 2020, junto al presupuesto destinado a cada una de ellas, el número de contratos y la distribución por años:



Etiquetas
stats