eldiario.es

9

Las obras del colector del Aserradero solucionarán un "problema histórico" del Tajo

La alcaldesa, la concejal de Sostenibilidad y la de Medio Ambiente acuden a las obras de esta infraestructura, llevadas a cabo entre el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente y los tres municipios afectados.

Esta obra termina con los vertidos de aguas negras al Tajo y supone "un ejemplo" en el objetivo del mantenimiento y conservación del río.

Milagros Tolón y Eva Jiménez en las obras del Aserradero de Toledo / Foto: Ayuntamiento

Milagros Tolón y Eva Jiménez en las obras del Aserradero de Toledo / Foto: Ayuntamiento

Hace tres años la rotura del colector del Aserradero de Toledo se relacionó con un gran volumen de mortandad de peces en el río Tajo a su paso por Toledo. Fue uno de los problemas que se derivaron del deficiente estado de esta infraestructura de conducción de aguas residuales, unido a la falta de caudal del río, y al que se pone fin con las obras que se han iniciado a cargo, por un lado, del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, y por otro, de los tres ayuntamientos que lo utilizan: Toledo, Bargas y Olías del Rey. A estos trabajos han acudido hoy la alcaldesa de la capital regional, Milagrón Tolón; la concejal de Sostenibilidad, Eva Jiménez, y la de Medio Ambiente, Noelia de la Cruz. La visita ha incluido también las parcelas de La Abadía y El Beato en Toledo, hasta la nueva Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) ubicada en la capital (Estiviel).

La alcaldesa ha indicado que esta obra soluciona un "problema histórico" que sufren los ciudadanos de Toledo, pero que está provocado principalmente por las aguas residuales de núcleos urbanos de los pueblos limítrofes y por el mal estado de la anterior infraestructura, deteriorada y obsoleta desde hace años. Así, ha puesto en valor el inicio de estos trabajos “gracias al acuerdo entre las administraciones” y que pone fin a una situación que perjudica a la ciudad, principalmente en los núcleos urbanos situados en la parte baja de San Antón que sufren los malos olores del antiguo colector.

Con esta obra, dado el mal funcionamiento de la vieja canalización, se termina con los vertidos de aguas negras al Tajo y supone un ejemplo en el objetivo del mantenimiento y conservación del río y su entorno medioambiental, que supone una prioridad para el equipo de Gobierno; “muchos deberían tomar nota de lo que estamos haciendo aquí”, ha dicho la regidora municipal.

Por su parte, la concejal de Obras y Medio Ambiente, Noelia de la Cruz, ha explicado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), inició las obras del colector Arroyo del Aserradero entre Bargas y Olías del Rey a principios de mes, unos trabajos financiados a partes iguales entre los tres municipios implicados.

Un colector de 4,5 kilómetros de longitud con una inversión de 2,4 millones de euros

Concretamente, el colector, de 4.500 metros de longitud y cuya inversión superará los 2,4 millones de euros, tendrá su origen en el pozo de registro existente en la margen izquierda del propio arroyo Aserradero, a la altura del área de servicio denominada 'La Abadía', y finalizará en una conexión a ejecutar a un emisario principal del municipio de Toledo, situado en la margen derecha del río Tajo. Las aguas residuales se canalizan aquí hasta el colector de Azucaica y, posteriormente, al EDAR de Estiviel.

El proyecto se completa con la ejecución de cuatro cruces bajo las infraestructuras existentes, lo que implicará la ejecución de más de 600 metros de hinca de tubería de hormigón armado DN1200. Los trabajos se han iniciado con el despeje y desbroce de la traza del colector, así como de las zonas previstas para la excavación de los pozos de entrada y salida de las hincas. Durante las próximas semanas se procederá a ejecutar los trabajos de excavación, colocación de tubería y pozos de registro y relleno, así como las perforaciones e hinca de tubería bajo las distintas infraestructuras viarias atravesadas. El plazo de ejecución es de 10-12 meses.

 El presidente de la asociación de vecinos 'La Verdad', del barrio de San Antón, Andrés Ruiz, ha expresado la satisfacción del colectivo vecinal por el inicio de estos trabajos que van a solucionar un antiguo problema que sufren los residentes de la zona del Salto del Caballo. Además, esta obra “permitirá mejorar la imagen de una ciudad Patrimonio de la Humanidad en una de sus entradas principales”. También ha participado en la visita la concejal de Servicios Públicos, Eva Jiménez, así como representantes de la empresa Acuaes y de la constructora responsable de los trabajos.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha