eldiario.es

9

Los aromas naturales que salen de Brihuega y traspasan las fronteras

Javier Corral Caballero es un joven agricultor de 21 años que sigue en su explotación alcarreña una tradición de ya tres generaciones en su familia

"Me levanto por la mañana y voy encantado al campo, me siento realizado con mi trabajo y no todo el mundo lo puede decir", afirma el emprendedor

campos de lavanda en brihuega

Festival de la Lavanda

Tiene 21 años y está en proceso de convertirse oficialmente en un agricultor joven. Fue también el ganador del premio del público en los premios Generación Agro impulsados por Castilla-La Mancha Media, BBVA y la Junta de Comunidades. Se llama Javier Corral Caballero y trabaja en una explotación ubicada en la alcarreña localidad de Brihuega, dedicada al cultivo de plantas aromáticas. Él está encargado de gestionar los viveros de reproducción, destilar los aceites de lavanda y su comercialización.

No es casualidad. El trabajo de Javier es el producto de tres generaciones dedicadas al campo, por lo que él se decidió por un módulo de Formación Profesional de agropecuaria para darle continuidad al trabajo de su padre y sus tíos. Es en Intercova, el nombre de su destilería, donde apuestan por la reducción energética y un menor impacto medioambiental. Intercova funciona hace dos años y la familia de Javier decidió desde el primer momento que se tenía que trabajar con las últimas tecnologías para hacer más eficiente el trabajo.

"El menor impacto medioambiental se logra optimizando los consumos de gasoil, ya que destilamos en tiempo récord. Hemos ido implantando las últimas tecnologías para ser más competitivos y también más respetuosos con el medio ambiente. Es que, o montas lo último de lo último o te quedas con tecnologías ya obsoletas", explica el joven agricultor.

Corral reivindica que ser agricultor y joven no sólo no es incompatible, sino que no es un caso aislado. Se encuentra tramitando actualmente su solicitud para agricultores jóvenes y asegura que en Castilla-La Mancha hay más de 2.000 solicitudes. Para trabajar con las nuevas técnicas de destilado, la empresa ha tenido que trabajar con ayuda técnica de terceros, ya que, destaca, se trata de un sistema "muy complejo".

Javier Corral de Generación AGRO

El proceso de la destilación empieza en los últimos días de julio y a principios de agosto, cuando se empieza a segar, picar y echar en los contenedores los coloridos productos. Los mismos contenedores no sólo sirven como almacenamiento, sino que en ellos también se destila directamente la lavanda, tardando el proceso entre una hora y media y dos en cada contenedor. Se produce, afirma Javier, entre unos 100 y 110 kilos.

Dependiendo de la variedad, los destilados se comercializan para los productos de higiene, como jabones, a alta perfumería. Todo se puede detectar por el aroma y su duración. Es la calidad de los productos que hace que tengan mercados abiertos a distintas partes del mundo como Suiza y Japón, un trabajo que también viene de las generaciones anteriores. "Somos muy competitivos", asegura Corral, que destaca que entre el 70 y el 80% de su producción acaba fuera de España. "Hay más demanda, aunque el precio está equiparado", destaca.

Está contento con su trabajo. "Me levanto por la mañana y voy encantado al campo, me siento realizado con mi trabajo y no todo el mundo lo puede decir", asegura. El premio de Generación Agro, señala, es una recompensa no sólo para él sino para el esfuerzo de toda su familia. "No sólo a nivel económico, sino también para darnos publicidad del buen hacer que estamos llevando a cabo", concluye. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha