eldiario.es

9
Menú

Ana Caldas: "El formato webserie te da más libertad a la hora de trabajar"

Esta actriz sevillana se atreve con todo y actualmente interpreta a la doctora Rocío Jiménez en ‘Centro Médico’, la serie diaria de TVE

También es protagonista de la multipremiada webserie española ‘Todos queríamos matar al presidente’

- PUBLICIDAD -
Foto de Roberto Ballesteros

Foto de Roberto Ballesteros

Ana Caldas es sevillana y sevillista de pro, pero vive en Madrid por muy buenos motivos, los laborales. Desde septiembre se incorporó al elenco de ‘Centro Médico’ (TVE, 2015), la serie que ocupa las tardes de La 1, con historias basadas en casos clínicos reales. En ella interpreta a la doctora Rocío Jiménez, encargada de aportar alegría y buen ambiente en el hospital.

Pero antes de convertirse en la doctora más simpática de TVE paseó por Antena 3 con el Capitán Alatriste y hasta se introdujo en el toreo de la mano de Paquirri en ‘Carmina’ (Telecinco, 2012), la producción que Telecinco realizó para recordar la vida del mítico torero. La vitalidad con la que Caldas interpreta sus personajes se hace patente en cada uno de sus trabajos. La actriz se atreve con todo, desde  bailar con Pablo Alborán hasta a planear el asesinato del presidente del gobierno, en uno de sus últimos trabajos; la webserie ‘ Todos queríamos matar al presidente’ ( Ana Ramón Rubio, 2017).

¿En qué momento de tu vida te das cuenta de que quieres ser actriz? ¿Es algo que se lleva en la sangre?

En mi caso sí, porque yo en el colegio hablaba mucho, bueno… y ahora también hablo mucho. Pero en ese momento hablaba demasiado y mi profesor se dedicaba a llevar la obra de teatro del colegio y, como no sabía qué hacer conmigo, me puso en la obra. La protagonista era una chica que tenía una enfermedad que no podía hablar. Así que ahí con ocho años empecé con ese gusanillo.

¿Cómo te formaste para conseguirlo?

Fue a raíz de eso, de que a los ocho años mi profesor Don Joaquín García Gallego, del que me acordaré toda mi vida, me castigara con la obra de teatro del colegio. Esto resultó ser lo más maravilloso que me ha pasado. Como siempre lo he tenido claro, nunca veía el momento de venirme a Madrid y estudiar en grandes escuelas. Por aquel entonces vivía en Sevilla y empecé en Viento Sur, que era un sitio de teatro un poco amateur, pero ahí es donde empezaba la gente que era más pequeña y no sabía dónde ir. Íbamos allí por la recomendación de una gran actriz, Belén López, que es sevillana, y allí me metieron mis padres y empecé a formarme.

Foto de Roberto Ballesteros

Foto de Roberto Ballesteros

Con ‘Carmina’ te das a conocer al gran público ¿Qué supone en tu carrera interpretar a un personaje tan mediático? ¿Cómo vives esa responsabilidad?

Con muchísima ilusión porque yo era muy fan del personaje de Carmina Ordóñez. Cuando vino a mí la posibilidad de hacer el casting no me lo podía creer porque me hacía ilusión solo la mera idea de poder interpretarla. Para mí, fue una gran responsabilidad, pero también un gran regalo porque aprendí muchísimo, ya que fue mi primer gran proyecto. Al principio estaba muy verde cuando llegué el primer día a grabar.

Trabajaste también en una cinta de terror, ‘Afterparty’ (Miguel Larraya, 2013), ¿Te atreves con cualquier género?

La verdad es que sí. A mí me gusta probarlo todo porque me gusta meterme en la piel de cualquier personaje ya sea de terror o comedia, no le hago ascos a nada. Ya que nuestro trabajo consiste en eso: en darle vida a personajes independientemente del género y formato. Me agrada hacer teatro, televisión, cine… lo que haga falta.

Foto de Roberto Ballesteros

Foto de Roberto Ballesteros

En ‘Centro médico’ interpretas a la doctora Rocío. ¿Qué puedes contarnos del personaje?

Para mí ha sido una gran oportunidad, sobre todo porque desde que empecé a formarme y a trabajar nunca he podido interpretar un personaje andaluz. Solo hice un pequeño cameo en una webserie de Sevilla que se llama ‘Malviviendo’ (David Sainz, 2008), pero aparte de eso no había tenido la oportunidad de hacer un personaje andaluz; y, claro, yo soy sevillana y eso te da mucha libertad. También me gusta el personaje (Rocío) porque dentro de ‘Centro Médico’ los médicos son muy formales y mi personaje es más alegre dando un punto de frescura a la serie.

¿Qué supone para una actriz trabajar en una serie diaria?

Mucho aprendizaje, sobre todo. Es una paliza, pero aprendes bastante. En mi caso llevo muchos años dedicándome a esto, pero nunca había tenido la oportunidad de trabajar en una serie diaria y estoy aprendiendo muchísimo. Estoy encantada. Aparte de que es un reto, y una vez que lo haces te das cuenta hasta dónde puedes llegar y hasta dónde no, o cuánto tardas en aprenderte los textos, por ejemplo. Ojalá me quedase mucho tiempo en ‘Centro Médico’.

Foto de Roberto Ballesteros

Foto de Roberto Ballesteros

Protagonizas una webserie multipremiada: ‘Todos queríamos matar al presidente’, un thriller con un toque de comedia negra. ¿Qué nos puedes contar de tu personaje?

Rosana es una chica que está un poco aburrida de la vida que lleva, de aguantar una pareja un tanto insulsa y cansada de una relación tan monótona. Ocurre un hecho que un presidente va a una galería de arte y todos empezamos a fantasear con la posibilidad de matarle, ya que se supone que es una persona que es mala. Este hecho -el asesinato del presidente- modifica a todos los protagonistas; en el caso de mi personaje, supone un punto de inflexión en la vida de Rosana.

Nos interesa el formato de la webserie, ¿crees que puede ser una plataforma para que autores noveles se den a conocer? ¿O puede que ya sea un formato con entidad propia? De hecho, ya se pueden ver proyectos de mucha calidad...

Como actriz es maravilloso que existan este tipo de plataformas y este tipo de formatos. Te dan la oportunidad de darte a conocer, de que la gente vea tu trabajo y, también, a nivel interpretativo, te da mucha libertad ya que no es lo mismo que haya una cadena detrás y un montón de productores que te están diciendo esto no o esto sí, esto tiene que ir por aquí o por allí. Sin embargo, la webserie te da más libertad a la hora de trabajar.

Al principio,  las webseries eran cuatro amigos que se juntaban para hacer algo o practicar, pero yo creo que a lo largo del tiempo cada vez vemos que el formato va cobrando mucha importancia y calidad. Yo he estado en festivales de webseries como el de Marseilla y, la verdad es que ves unos trabajos con una calidad impresionante. Por ejemplo, en el festival de webserie de Bilbao que estaba nominada a mejor actriz, con otras compañeras. Ves su trabajo y el de nuestra webserie que tiene un presupuesto muy pequeñito que no llega a los 5.000 euros y yo me estaba enfrentando a presupuestos de 50.000 euros. Precisamente la chica que ganó el premio no podía venir a recogerlo porque estaba rodando una película con Johnny Depp en Los Ángeles. Ahí te das cuenta de que hay un gran nivel y grandísimos trabajos; y empiezas a plantearte si debemos quitarle el prefijo “web” porque deja de tener sentido.

Foto de Roberto Ballesteros

Foto de Roberto Ballesteros

¿Cuál crees que es la clave de ‘Todos queríamos matar al presidente’ para cosechar premios y nominaciones en los festivales dedicados al formato más importantes del mundo?

La clave no lo sé porque si la supiera estaría todo el día haciendo webseries con estas claves y triunfaríamos. Yo creo que principalmente es Ana Ramón ya que es su idea y su guion. Yo ya había trabajado con ella en otra webserie (‘ Sin Vida Propia’, 2014) y ella tiene muchísimo talento e ideas; de hecho, no solo vale tener una buena idea sino llevarla a cabo y rodearse de un grandísimo equipo. Creo que Ana en ese sentido tiene las cosas muy claras y sabe a dónde quiere llegar; que luego guste o no, eso ya depende del público porque no tenemos la clave.

Lo que yo diría es que esta serie está en mitad de un sitio raro porque a veces que nos han dado premios a mejor thriller y otras a mejor comedia. Así que posiblemente esté ahí es clave de ‘ Todos queríamos matar al presidente’ porque tiene un punto como de comedia negra y otro de un thriller con puntos cómicos. Aunque lo principal es que tenemos un grandísimo equipo artístico y técnico detrás, con Ana Ramón a la cabeza, lo vuelvo a repetir.

¿Nuevos proyectos en mente? ¿Algo que se pueda contar?

Por un lado, he estado participando en ‘Sabuesos’ de TVE y, también, he hecho un cortometraje muy bonito en la Comunidad Valenciana que ya tiene un premio de guion que se llama ‘Será nuestro secreto’, que tengo muchas ganas de verlo porque aún no lo he visto. Donde he tenido la oportunidad de trabajar con grandes actrices como María Piedro Viejo, compañera mía en ‘Centro Médico’, y también con Rosario Pardo, que no había trabajado nunca con ella.

Por ahí tengo proyectos que no puedo contar porque todavía no son seguros, pero, hay una serie en la que me gustaría muchísimo trabajar porque el personaje es un regalo y la historia me parece maravillosa.

Foto de Roberto Ballesteros

Foto de Roberto Ballesteros

Televisión, cine y teatro. ¿Alguna preferencia?

En realidad, siempre soñé con hacer un musical que es lo único que no he hecho… pero creo que todos los formatos traen cosas buenas. La tele te ciñe al tiempo, a una forma de trabajar; lo mismo pasa en el cine y lo mismo en el teatro. Entonces, yo creo que como actriz cualquiera de estos formatos viene bien porque aprendes muchísimo.

Por ejemplo, en el teatro no es lo mismo que en tele o en cine porque no tienes micro, hay un público en directo… es diferente. La verdad, yo no hago ascos a nada, pero, desde aquí pido al universo hacer un musical porque es lo único que me queda. Aun así, estaría encantada de hacer cualquier cosa porque de todo se aprende.

¿Alguna vez te has imaginado escribiendo y dirigiendo tus propias historias?

Si te digo la verdad lo de dirigir no lo veo. Eso sí, no sé si dentro de diez años me sacaréis esta entrevista y me diréis pues mira. Yo en principio admiro mucho el trabajo del director por eso, a Ana Ramón se lo decía, es que no entiendo cómo puedes tener en tu cabeza todos los planos claros o todo lo que quieres contar. A mí me parece muy difícil porque yo creo que no tengo la capacidad, pero igual todo es ponerse. Nunca me lo he planteado, pero sí lo de escribir historias.

De hecho, ahora estoy con mi chico desarrollando un guion de una idea mía. Sin embargo, es la primera vez que me pongo en estos menesteres, soy una novata; aunque, yo soy más de zapatero a tus zapatos. Lo que pasa es que cuando tienes mucho tiempo libre y estás sin trabajo, como actriz, pues te apetece contar cosas y te planteas escribir tú el guion. De hecho, os puedo contar que lo estoy escribiendo es una obra de teatro musical, ya que nadie me lo ofrece.

Foto de Roberto Ballesteros

Foto de Roberto Ballesteros

¿En qué registro te sientes más cómoda como actriz?

Como espectadora me encanta la comedia dramática, soy fan de ese género porque creo que es el género de la vida. Ya que ésta tiene esos dramas y comedias a partes iguales. Sin embargo, como actriz, yo disfruto muchísimo haciendo cualquier cosa, es verdad que la comedia me da mucha vidilla porque te lo pasas muy bien, dejas tu imaginación correr y es muy lucrativo; aunque no me gustaría encasillarme ya que me tengo que dar la oportunidad de poder llevar a cabo cualquier proyecto sea del género que sea.

¿Un director vivo con el que querrías trabajar?

Tarantino. Me encanta Tarantino, me vuelve loca. Ya que es un deseo, así, al aire, digo Tarantino sin dudarlo.

¿Un director de la historia del cine que ya no esté?

Ingmar Bergman, sé que es muy arriesgado, pero ya que estamos soñando, pues soñemos.

¿En qué actrices te inspiras o cuáles son tus referentes del mundo?

Yo por suerte tengo grandes amigas actrices, que son grandes amigas y grandes actrices. Me gusta inspirarme en ellas y escucharlas porque al final tienen la experiencia del mundo en el que yo estoy viviendo.

Siempre, por ejemplo, me aconseja mucho Belén López que es una actriz y, por suerte, amiga mía de toda la vida. Ella me ha dado grandes consejos y mucho apoyo. También tengo otra amiga, Ana Rayo, que es otra maravillosa actriz. Bueno, tengo la suerte de conocer a grandes actrices que son más mayores que yo y que han pasado si no por los mismos momentos que he pasado yo, parecidos.

Me gusta mirarme en todas ellas porque tienen la experiencia. Ellas me ayudan mucho con sus consejos y su trayectoria. A mí, por ejemplo, la carrera de Belén López me parece brillante, yo si pudiera firmar mañana vivir de esto todos los años que lleva viviendo ella, pues la verdad que lo firmaba.

Foto de Roberto Ballesteros

Foto de Roberto Ballesteros

Una película que te haya cambiado la vida o que te haya cambiado la forma de ver la actuación, tanto en tu trabajo como la vida en general.

No soy de elegir una, sino varias. Recientemente te diría ‘ Madre!’ (Darren Aronofsky, 2017) porque fui al cine a verla y me dejó muy tocada, no solo por la historia y su forma de contarla, sino también por la interpretación de Jennifer Lawrence, porque me parece mágico lo que hace. Es muy, muy difícil. No sé si yo llegaría hacer eso, pero ojalá.

Si pienso en alguna película antigua, me vienen muchísimas a la cabeza. Sin embargo, la primera vez que me cambió la forma de ver esto o de amar esta profesión, fue porque tuve la oportunidad de ver en Broadway ‘Cats’. Era muy pequeña y casi no hablaba inglés, pero, mi hermano me iba traduciendo algunas cosillas que no iba entendiendo y me dejó totalmente emocionada hacer eso, exactamente, para siempre. Entonces, es algo que se me metió en la cabeza y me impregnó mi ser y ya no he podido salir de ahí. Por eso más que una película diría que ‘Cats’ es lo que a mí me hizo pensar que podía dedicarme a eso profesionalmente. Yo quería hacer eso, quería ser un gato. En definitiva, me cambió la forma de ver la vida.

Muchas gracias Ana. Nos quedamos con las ganas de verte en algún musical...

Ojalá, eso digo yo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha