eldiario.es

Menú

El “peor” diciembre de la cabecera del Tajo en más de 60 años

La Asociación de Ribereños avisa de que si el Ministerio accede a trasvasar lo que pide Murcia, apenas quedaría un 3% “descontando el cieno”

“En nombre del sentido común y del río Tajo" exigen el cierre definitivo del trasvase

- PUBLICIDAD -
Imagen del embalse de Entrepeñas / Asociación de Municipios Ribereños

Imagen del embalse de Entrepeñas / Asociación de Municipios Ribereños

La Asociación de Municipios Ribereños califica de "salvajada" la petición de un nuevo trasvase por parte de los regantes del SCRATS. Los embalses de la cabecera del Tajo estaban preparados para cinco años de sequía, "pero no para ser atracados", y en estos momentos la situación que presentan “no puede ser más lamentable”. En el caso de Entrepeñas no registraba niveles tan bajos en diciembre desde 1954, cuando todavía se estaba construyendo la presa.

Desde la asociación destacan que más que por sequía, se ha llegado a esta situación por el "saqueo" de los embalses, y por ello “en nombre del sentido común y del río Tajo" exigen el cierre definitivo del trasvase. El presidente de los ribereños, Francisco Pérez Torrecilla, destaca que si el Ministerio accediera a trasvasar esos 60 hectómetros cúbicos que piden desde Murcia, apenas quedaría 3% en el embalse descontando el cieno, por lo que se pregunta que si lo siguiente será "nuestra propia sangre”.

Entrepeñas, con apenas 77 hectómetros cúbicos en diciembre de 2017, únicamente tuvo peores registros en 1954, con la salvedad de que en aquel año todavía se estaba llenando el embalse. Desde entonces, en 1994 se registraron unos 96,68 hectómetros cúbicos que hasta la fecha suponían el punto más bajo.

Por su parte, Buendía, aun estando igualmente bajo mínimos, sí estuvo peor en 1995, cuando se registraron 118,34 hectómetros cúbicos frente a los 157 de diciembre. No obstante, en enero de 1996 se subió a 247 hectómetros, repunte “harto improbable para este 2018”.

“Nos han robado el agua, se ríen en la cara de los castellano-manchegos y de los madrileños, nos avocan al consumo por cisternas y al racionamiento del agua, mientras nuestros recursos naturales son vampirizados por industrias privadas que crecen y crecen de forma ilegal sin que desde Murcia o Moncloa nadie diga nada”, lamenta Pérez Torrecilla. De igual modo, les acusa de “inflar una industria artificial que no tiene sostenibilidad alguna si no es con el dinero de todos los españoles; están fabricando hielo en el Sahara y nos culpan a nosotros por no pagarles los congeladores”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha