eldiario.es

Menú

Un reglamento transitorio garantizará las ayudas agrícolas si la PAC no se reforma a tiempo

Así lo ha detallado la vicepresidenta de la Comisión de Agricultura con motivo de los diez meses que restan de negociación

Ha participado en Toledo en una jornada de los socialistas europeos sobre esta cuestión

- PUBLICIDAD -
Clara Eugenia Aguilera en Toledo

Clara Eugenia Aguilera en Toledo PSOE

Quedan unos diez meses para que venza el plazo de la nueva reforma de la Política Agraria Común (PAC) de cara al periodo 2021-2027. En mayo del año que viene finalizará la legislatura europea y todavía quedan muchos flecos por cerrar, por lo que no es seguro que las modificaciones, debido sobre todo al planteamiento de varios recortes presupuestarios, puedan aprobarse a tiempo. En este caso, sería un reglamento comunitario de carácter transitorio el que se encargaría de garantizar que todas las ayudas directas a agricultores, ganaderos y viticultores pudieran resolverse “sin problema”.

Así lo ha detallado la vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Eugenia Aguilera, en una jornada organizada en Toledo por el Grupo Parlamentario de los Socialistas Europeos. Según ha adelantado, la próxima semana comenzarán en la cámara europea los debates sobre la nueva reforma, de la que ni siquiera hay todavía cerrado un presupuesto final, pero sí una previsión de recortes en las ayudas de en torno al 15%.

“Vamos a debatir el presupuesto y la fórmula del reparto tanto de las ayudas directas como de desarrollo rural, hasta el último pleno en el mes de abril. Es un poco complicado que dé tiempo, pero lo vamos intentar”, ha dicho la eurodiputada socialista, destacando que desde su partido están “combatiendo” todo el posible recorte a las políticas de desarrollo rural. El objetivo fundamental es conseguir más recursos, ya sea con la aportación de los estados o mediante recursos propios, una posición en la que están de acuerdo 20 países: quedarían siete para conseguir la unanimidad necesaria.

Aguilera ha subrayado que los socialistas europeos quieren una reforma de la PAC  “acorde, justa y que no se produzcan, con el nuevo modelo de planes estratégicos, desigualdades en el mercado interior”. En este sentido, ha destacado la importancia de Castilla-La Mancha como región agrícola y ganadera.

Un mensaje de "tranquilidad"

Y en el caso de que estas modificaciones no se aprobaran a tiempo, se aprobará un reglamento transitorio para articular todas las ayudas pendientes más allá de 2020. Ha querido por ello lanzar un mensaje de “tranquilidad” a agricultores y ganaderos: “Recibirán sus ayudas aunque no se aprueba la reforma”.

Por su parte, el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arrollo, ha incidido también en la importancia de la agricultura en esta comunidad autónoma, desde el punto de vista social y económico. Ha recordado que el Gobierno regional ya ha trabajado en una posición común de cara a la reforma, consensuada con organizaciones agrarias, con el sector agroalimentario y con los ecologistas, y trasladada al actual ministro de Agricultura, Luis Planas.

Ha destacado finalmente los dos elementos principales de la posición castellano-manchega: pelear por que “no se pierda ni un solo céntimo de euro para nuestros agricultores y ganaderos”; y apoyar a la gente que “de verdad está trabajando y generando empleo en el campo”. “Hay que priorizar y diferenciar a aquellos que más contribuyen al desarrollo y especialmente a los jóvenes y a las mujeres, así como luchar contra el despoblamiento. Dando argumentos seremos capaces de justificar ante la sociedad europea que la PAC es necesaria”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha