Alfonso Grau no tiene “ni idea” de por qué Feria Valencia contrató a la empresa que hizo la campaña de Rita Barberá

El exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, comparece en la comisión de Feria Valencia en las Corts

El exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha comparecido este jueves en la comisión de Investigación del agujero millonario de Feria Valencia como exvicepresidente del Comité Ejecutivo de la institución ferial, en quiebra tras los años de gestión del PP.

Quien fuera número dos de Rita Barberá ha cuestionado, como viene siendo habitual en esta comisión por parte de miembros del PP, la labor de los parlamentarios. “No encuentro normal que si las cuentas están aprobadas y Fiscalía ha archivado la denuncia estemos aquí”, ha dicho, para después añadir que el informe de Intervención que acredita los sobrecostes de la ampliación “ha sido rebatido y considerado falto de pruebas”.

Alfonso Grau está imputado en el caso Taula por la supuesta financiación ilegal del PP de la ciudad, y fue absuelto en el caso Nóos tras ser juzgado por hechos que sí llevaron a condenar a Iñaki Urdangarín.

Preguntado por el contrato de 2 millones de euros de Feria Valencia a Laterne, empresa organizadora de la campaña electoral del PP de 2007, investigada en los tribunales, y por el congreso del partido en el recinto ferial que todavía no ha pagado, ha dicho que no tiene “ni idea” de por qué se produjo y que esa decisión no pasó por el Comité Ejecutivo de la Feria. Además, ha negado cualquier vinculación con esta empresa y que mediara entre la dirección del partido y la de Feria Valencia para celebrar el congreso. Sobre el impago, ha asegurado que en el Comité Ejecutivo se planteó emprender acciones legales al respecto. “¿Qué tenía que hacer?¿Encadenarme a la puerta?”.

Sin embargo, ha reconocido que firmó el contrato de 150.000 euros a la empresa Laterne para organizar la campaña electoral de 2007 como portavoz del PP, aunque ha negado que fuera el responsable de dicha campaña.

Respecto a las obras de ampliación de las instalaciones de Feria Valencia, se ha remitido a las actas porque “no recuerda” esas reuniones. Sobre la modificación de los estatutos, ha dicho: “iba a Feria tres o cuatro veces al año. El Ayuntamiento jamás pidió la inversión de la Generalitat. Asistí a reuniones cuando [Juan Carlos] Moragues era conseller de Hacienda en las que se planteó una modificación de los estatutos para revertir la inversión millonaria. Yo me opuse y me volvería a oponer”.

Las deudas de Feria Valencia, avaladas por la Generalitat, pueden acabar costando a la Administración autonómica más de 1.000 millones de euros, lo que ha llevado al actual gobierno valenciano, en colaboración con el equipo del alcalde de Valencia Joan Ribó,  a plantear una completa reestructuración de su modelo de gestión

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats