Barcala no convence a la oposición tras negar que comprara el voto de la tránsfuga Nerea Belmonte

El alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala

“El Partido Popular, en toda su extensión, y yo en particular, no compra bajo ningún concepto ni por ningún motivo, ni a cambio de nada, el voto en blanco de la señora Belmonte en el pleno de investidura”, así de contundente se mostraba este jueves el alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala. El escenario, el salón de plenos del Ayuntamiento de Alicante donde durante más de media hora el primer edil ha tenido que detallar que la contratación del asesor Miguel Ángel Redondo cuando accedió a la alcaldía y su posterior cese al saberse sus vínculos con la edil tránsfuga Nerea Belmonte, la misma regidora que con su abstención permitió su ascenso al poder, no fue una contrapartida.

Para parte de la oposición, la sombra de la sospecha en torno al papel jugado por el PP en el pleno de investidura del que debía salir nombrada primer edil la socialista Eva Montesinos y acabó ostentando la vara de mando Luís Barcala, sigue existiendo. PSPV-PSOE y Compromís no han dudado en pedir la dimisión del regidor del PP mientras que Guanyar quiere esperar a la respuesta de la fiscalía anticorrupción, que comenzó abriendo diligencias en torno a las palabras de Belmonte, quien aseguró en el pleno posterior al de la investidura que fue la izquierda –en alusión al PSOE- la que le ofreció un sueldo de 3.500 euros y concurrir en la lista electoral, y posteriormente ha estado valorando el papel jugado por el asesor Redondo y sus lazos entre el PP y Belmonte.

Barcala ha comenzado este jueves su discurso –que tenía preparado por escrito- criticando a los cuatro grupos que han solicitado su comparecencia (PSPV-PSOE, Guanyar, Compromís y Cs) que pretenden “montar una trama conspiratoria” contra él. Así con todo, ha añadido que conoció al asesor cesado Redondo en las elecciones de 2015 –cuando colaboraba con el candidato de Cs Cifuentes- y que cuando logró la alcaldía, se puso en contacto con él para ofrecerle sus servicios. Finalmente lo contrata como coordinador de los dos asesores de Infraestructuras y de Mantenimiento con funciones como “ir recorriendo todos los barrios viendo las necesidades que existían”.

Más tarde, Barcala se ha referido a las informaciones que apuntaban a los vínculos de Redondo con Belmonte, negando pues que “tuviera conocimiento exacto y preciso desde un primer momento de si el señor Redondo había, o no, acompañado a la señora Belmonte a cualquier órgano de gestión o cualquier otro sitio”.

En este sentido, ha detallado que “al parecer, la señora Belmonte había asistido a una reunión en Cruz Roja”, y otra visita acompañada en ambos casos del asesor de confianza de Barcala. Ha explicado que trataron de averiguar quién era esa persona que acompañaba a la edil no adscrita cuando el Información publicó que Redondo había estado cobrando en negro tanto de Cs como de Cruz Roja. “Ese mismo martes comunicó su cese fulminante”, ha informado el alcalde de Alicante.

En este sentido, ha querido ser más claro y se ha preguntado: “¿Se contrató al señor Redondo para comprar o pagar de algún modo el voto de la señora Belmonte?”, a la vez que se ha respondido: “No, rotundamente no”. “El señor redondo nunca informó de que tenía relación de ningún tipo con la señora Belmonte”, ha añadido.

En su última parte de su larga intervención, Luis Barcala ha cargado contra Compromís y sobre todo, el PSOE. A ambos les ha echado en cara la presunta financiación irregular de las campañas electorales de 2007 y 2011 y a los socialistas que han tenido asesores que “en este mandato han utilizado el coche oficial, actuaban como concejales o han acabado imputados”.

“Esta comparecencia la han planteado como una mera cortina de humo para tapar sus propias vergüenzas y no tener que dar explicaciones”, ha concluido.

Por su parte, la socialista Montesinos ha acusado al alcalde de “haber perdido toda la credibilidad” al “mentir con un discurso pueril y demagógico”. El portavoz de Compromís Natxo Bellido también ha añadido que “pese a que ha estado hablando mucho tiempo, Barcala no nos ha convencido”. “De ser cierto lo que dice, demostraría que es el último en enterarse de lo que pasa en esta ciudad, y por eso vamos a pedir su dimisión”, ha concluido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats