Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La alcaldesa de Marbella cancela en Luxemburgo la hipoteca de tres millones
La última entrega de MAR confirma el fraude fiscal de la pareja de Ayuso
Opinión - El problema de los tres gorros. Por Elisa Beni

Bétera deja en el aire su mayor contrato: 22,5 millones, informes enfrentados y un ingeniero condenado en el 'caso Blasco'

La alcaldesa popular de Bétera, Elia Verdevía.

Lucas Marco

0

El 'súpercontrato' de 22,5 millones para la contratación del servicio de la gestión de residuos y limpieza del municipio de Bétera está en el aire, después de que elDiario.es desvelara que el consistorio gobernado por la popular Elia Verdevío encargó los pliegos a un ingeniero condenado en el marco del 'caso Blasco'. La Corporación municipal, en un pleno en sesión extraordinaria celebrado el pasado 25 de mayo, aprobó el desistimiento del procedimiento de contratación. Como trasfondo de la insólita decisión, los informes enfrentados entre el interventor, Enrique Salvador Company, y el secretario municipal, Juan Ignacio Moreno García.

La discrepancia surge después de que el interventor dudara sobre los pliegos de cláusulas administrativas y prescripciones técnicas encargados al ingeniero industrial Jesús Urquiza Delgado, antiguo técnico de la consultora Caaz-Expande, que alcanzó un pacto de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción en el juicio por el fraude de las ONG. Urquiza fue condenado por los delitos de malversación, prevaricación y falsedad documental a un año y seis meses de cárcel y a devolver 35.000 euros en concepto de responsabilidad civil en el marco del 'caso Blasco'.

“Resulta acreditada la no adecuación de las características fijadas en la documentación administrativa y técnica del presente expediente de contratación que respete los principios de transparencia, proporcionalidad, igualdad de trato y defensa de la competencia, que rigen la legislación contractual española y europea”, señala el interventor. El funcionario también recordaba que “es necesario que los criterios de adjudicación se definan de manera objetiva y con un grado de concreción suficiente como para poder afirmar que no confieren al órgano de contratación (...) una libertad de decisión ilimitada”. El informe proponía a la mesa de contratación que no siguiera con el procedimiento y que desistiera en la adjudicación, la más trascendental del Ayuntamiento de Bétera, a tenor del millonario importe.

Sin embargo, la postura del secretario municipal, Juan Ignacio Moreno García, es diametralmente opuesta. En un informe solicitado por la alcaldesa mostraba su “total desacuerdo” con la postura del interventor y defendía que “no se ha producido ninguna infracción de normas de preparación del contrato, ni de las reguladoras del procedimiento”. El secretario reprocha al interventor la contundencia de su argumentario: “A mi juicio es muy desmesurado y sin justificación o fundamentación para llegar a esas conclusiones tan graves”. “No se ha acreditado en modo alguno en el informe del interventor”, lamentaba el secretario, “ningún acuerdo o práctica concertada cuyo fin haya sido o sea impedir, restringir o falsear la competencia”. 

La mesa de contratación, con el voto de calidad de su presidenta, la alcaldesa popular Elia Verdevío, acordó proponer el desistimiento del procedimiento de adjudicación del contrato, a la vista de las “propuestas discrepantes” y “sin perjuicio de iniciar una nueva licitación”.

Para complicar más aún el panorama, el pasado 18 de mayo la mercantil TETMA, ganadora del concurso con 48 puntos (por delante de Sociedad Agricultores de la Vega, con 33,6 puntos o de FCC, con 32,4 puntos) presentó alegaciones a la decisión de la mesa de contratación. Así, la sección segunda del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), en una resolución del pasado 7 de julio, estimó parcialmente el recurso de la firma contra la decisión de la mesa de contratación.

Etiquetas
stats