La Generalitat Valenciana busca la fosa común del campo de concentración franquista de Albatera con una prospección arqueológica

La consellera Rosa Pérez Garijo, con chaqueta roja, este viernes durante la visita al campo de concentración franquista de Albatera.

La consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, ha visitado este viernes el campo de concentración franquista de Albatera (Alicante) con motivo del inicio de los trabajos de prospección y localización de fosas comunes en el terreno donde fueron represaliados alrededor de 20.000 prisioneros y prisioneras. 

Este proyecto cuenta con una subvención de la conselleria de 17.600 euros para realizar un análisis arqueológico de los terrenos ocupados por el campo de concentración franquista de Albatera. La intervención fue solicitada por el Ayuntamiento de San Isidro, municipio donde está situado el recinto tras su segregación de Albatera en 1993. 

Entre abril y noviembre de 1939, este campo de concentración se utilizó como centro de clasificación de prisioneros donde fueron a parar, entre otros, todos aquellos que no pudieron exiliarse en el Stanbrook, el último barco que partió desde el puerto de Alicante con refugiados republicanos. Los trabajos comenzaron el pasado 23 de octubre en una parcela de 14 hectáreas donde se prevé hallar la fosa común donde fueron enterrados los presos asesinados o que sucumbieron a las pésimas condiciones de vida impuestas por las autoridades franquistas. 

Los trabajos han consistido hasta ahora en una prospección arqueológica completa con métodos no invasivos. A partir de los resultados se están ejecutando sondeos mecánicos para localizar la fosa común. En el caso de hallarse restos humanos se procederá a su exhumación e identificación, para lo que será necesario un nuevo proyecto. 

La consellera ha asegurado que "además de localizar y exhumar a las víctimas, la investigación de Albatera busca aportar luz a una de las páginas más crueles y dolorosas de la posguerra". La titular de Calidad Democrática ha recordado que "el campo fue desmantelado y quedó sumido, como tantos otros episodios, en el olvido y la desmemoria". 

"Todo lo que hallemos en el campo debe servir para ampliar el conocimiento de esta página de nuestra historia y ayudar a que la ciudadanía descubra la importancia histórica, patrimonial y memorialística de este espacio", dice Pérez Garijo. 

El proyecto del campo de concentración de Albatera se enmarca en el cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática de la Comunitat Valenciana y en la convocatoria de ayudas de la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática previstas para proyectos "que impulsen la identificación, localización y recuperación de edificios, lugares, monumentos o vestigios de la memoria democrática y la difusión o revalorización de estos".

Etiquetas
Publicado el
13 de noviembre de 2020 - 22:26 h

Descubre nuestras apps

stats