La portada de mañana
Acceder
Cuenta atrás para Madrid: las medidas tienen que tomarse "en las próximas horas"
La división en el CGPJ permitirá nombramientos en el Supremo
Opinión - España, la nuestra, la suya y las cajas de cerillas, por Rosa María Artal

La Generalitat Valenciana pide al Gobierno que se permitan visitas a menores y personas con diversidad funcional en la fase 1 de desescalada

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, durante una intervención en las Corts Valencianes.

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas solicita al Gobierno central que permita las visitas en los centros residenciales de menores, personas con diversidad funcional y personas en riesgo de exclusión desde la fase 1 de la desescalada. El departamento de la vicepresidenta Mónica Oltra traslada su propuesta en su marco de actuación por medio del presidente Ximo Puig, que se reúne este domingo con Pedro Sánchez y el resto de presidentes autonómicos.

La propuesta del departamento de Oltra incluye que el personal de servicios sociales vuelva al trabajo presencial de forma progresiva a partir de esta semana. Los trabajadores de servicios sociales son considerados personal esencial y han continuado prestando servicio durante todo el estado de alarma, algunos con turnos y otros mediante la vía telemática. La propuesta plantea que al finalizar la primera fase todo el personal se haya incorporado.

Según el documento de la vicepresidencia, se reclama para los menores tutelados el mismo horario de salidas que para la población general durante la fase 0 -que arranca este lunes- y la fase 1, que se iniciará cuando el Ejecutivo considere, de acuerdo con los expertos, que las autonomías cumplen determinados parámetros. Para el resto de personas que permanecen en centros residenciales, salvo los mayores, se reclaman los mismos criterios de salidas que para la población general en la fase 0.

Durante la fase 1, el Consell propone que se comiencen a regular las visitas a los centros de forma progresiva, comenzando por un 20% de los residentes, en espacios abiertos del centro. Estas visitas se realizarían individualmente, con un máximo de tres diarias por persona usuaria del centro y con el uso de mascarilla, guantes y gel desinfectante, manteniendo las distancias de seguridad. En los casos de personas con diversidad funcional o riesgo de exclusión, se plantea que las personas usuarias puedan reingresar -si durante la cuarentena no estaban en el centro- tras realizarles un test y con 15 días de aislamiento preventivo.

Respecto a los servicios ambulatorios, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas plantea que el personal se incorpore durante la fase 0 y puedan abrir al público en la fase 1. Para los centros de día, el departamento trabaja con el personal y el sector en una desescalada paulatina y consensuada.

Etiquetas
Publicado el
2 de mayo de 2020 - 20:32 h

Descubre nuestras apps

stats