Sigue la batalla por el control de Esquerra Unida: Los 'garzonistas' cuestionan el liderazgo de David Rodríguez

David Rodríguez (en el centro), nuevo coordinador de EUPV, junto a Rosa Pérez Garijo (a su derecha)

Esquerra Unida elegía el pasado 15 de octubre a su nuevo coordinador general. David Rodríguez, el candidato del núcleo duro del Partido Comunista, se imponía por un escaso margen (51% - 49%) a la lista 'garzonista' de 'Una nova EUPV per a un nou País Valencià' que encabezaba la diputada provincial en Valencia Rosa Pérez. Apenas diez días después, ha quedado patente que las heridas no cicatrizaron en las XII asamblea que la formación celebró en Paterna.

Desde la candidatura derrotada lamentan que tanto la gestora como el Consell Polític Nacional -responsable de organizar la asamblea- desestimara el sufragio universal que propusieoron para la elección del nuevo coordinador, “pues esta decisión ha condicionado que la asamblea se haya limitado a escenificar una lucha por el poder con escaso o nulo debate político”.

Desde 'Una nova EUPV' aseguran que el método que ellos proponían hubiera servido “para que toda la militancia participara directamente en la elección y se pudieran confrontar políticamente las diferentes propuestas de acuerdo con los proyectos de cada una de las candidaturas que se presentaban”, con lo que, insisten, se “hubiera asegurado una democracia directa que responde mejor a las necesidades de una organización radicalmente democrática como la que nosotros defendemos”.

Por ello, critican que finalmente se optó por una metodología clásica “antagónica a las nuevas formas de hacer política que deben tener la participación directa de las afiliadas como obligada metodología de trabajo”, lo que “ahogó el debate en profundidad, no posibilitó la confrontación de ideas con claridad e, incluso, permitió ciertas anomalías que distorsionaron su resultado”.

Sin embargo, recuerdan que la candidatura que encabezaba Pérez Garijo obtuvo el 49% del apoyo de la asamblea, lo que entienden que es un apoyo “importantísimo que se tiene que tener en cuenta” y que les alienta a continuar trabajando para hacer de EUPV “una organización viva y útil a la izquierda del País Valenciano”. En este sentido, apuestan de forma clara “por la unidad, por las confluencias y por la aplicación de programas rupturistas que defienden los intereses de la clase trabajadora frente a la ofensiva neoliberal”.

Queda por elegir la mitad del Consell Polític

Así mismo, apuntan que el 49% que consiguieron corresponde a la mitad del Consell Polític Nacional elegido en la asamblea, ya que todavía queda por elegir desde las comarcas el otro 50%. “Aún puede darse pues un resultado definitivo diferente al cual se ha producido a la asamblea”, insisten.

Además, entienden que la primera obligación de la candidatura vencedora -la encabezada por David Rodríguez- debería haber sido “dirigirse a nosotros para concretar una reunión que evidenciara la voluntad de todos y todas para llegar a acuerdos”. “Más allá de declaraciones de buena voluntad, de anunciar el fin de las candidaturas, y de mostrar públicamente al compañero David Rodríguez como coordinador definitivo de EUPV sin esperar el Consell Polític Nacional al completo, que tiene que ratificar o no su nombramiento provisional, no se ha hecho este paso imprescindible para facilitar los acuerdos”, insisten desde 'Una nova EUPV', quienes indican que fueron ellos quienes solicitaron esa reunión el pasado 20 de octubre, un encuentro que tendrá lugar el próximo 3 de noviembre. Consideran que este retraso es “completamente injustificado” dada la situación real de la formación.

No obstante, relatan que han logrado introducir “cambios importantes” tanto en el documento político como en los estatutos, unas modificaciones “que hacen avanzar EUPV hacia el movimiento político y social que defendemos y que se concreta en la combinación de la lucha en la calle con las propuestas programáticas en las instituciones, en la línea encabezada por Alberto Garzón a nivel estatal y que, en el País Valenciano y ejerciendo nuestra soberanía, tendrá su continuidad por nuestra firme determinación”.

También, en aras del “acuerdo” y el “consenso”, exigen que las decisiones de la nueva dirección de David Rodríguez “no sean unilaterales, sino que se consensuen y que se tenga en cuenta a una parte importante de la organización que hoy por hoy representa casi la mitad de EUPV”.

Por último, aseguran que no comparten la política de “filtraciones” y de “guerra mediática” que miembros de la candidatura de Rodríguez aseguran que han hecho en los últimos días. “Apostamos por el diálogo y también las rectificaciones ante cualquier acción poco legítima”, concluyen.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats