Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Amnistía, semana I: incendio en la Fiscalía y maniobras de dejar fuera a Puigdemont
Felipe VI, diez años del rey que no ha recuperado la imagen de la monarquía
Opinión - Un muro de impunidad. Por Rosa María Artal

El Gobierno valenciano se lanza a frenar la especulación con los apartamentos turísticos

Turistas en el centro de València.

Laura Martínez

0

La Generalitat Valenciana aprobará en las próximas semanas una norma que promete luchar contra la economía sumergida en los apartamentos turísticos y frenar la especulación. La Conselleria de Turismo prepara una ley para reforzar los servicios de inspección y establecer cambios en las licencias de los apartamentos ante la proliferación de alojamientos no reglados.

Según la titular de Turismo, Nuria Montes, en la última legislatura han aumentado un 160% las plazas turísticas regladas. Son cerca de 120.000 alojamientos legales ofertados y se calcula que existe más del doble de manera irregular, atendiendo a estimaciones de las plataformas. La consellera reclama al Ministerio de Jordi Hereu que convoque a las comunidades para homologar la normativa y poder cruzar datos con las plataformas para ver la magnitud del problema.

La consellera ha avanzado que la norma establecerá que las licencias de apartamentos turísticos vayan ligadas al propietario y no a la vivienda; en caso de que se venda el inmueble, habrá de pedirse un nuevo permiso. Montes ha denunciado que “todos los días se oferta arrendamiento de habitaciones dentro de viviendas turísticas”, algo que está “completamente prohibido” y que “nunca estará permitido en la normativa valenciana”. “Y todas serán perseguidas”, ha avisado.

La norma prevé un refuerzo de los medios del personal inspector. Actualmente solo hay 11 trabajadores en este servicio, que, según la consellera, se estaban dedicando a inspecciones rutinarias de hoteles y en los últimos meses se han orientado a los apartamentos. Si bien no se ha aclarado si habrá más personal, se ha anunciado la incorporación de sistemas de inteligencia artificial y colaboración con otras administraciones y organismos para “castigar duramente la economía sumergida” y que “no sea un problema ni de medios humanos ni materiales”.

Respecto a la regulación de los apartamentos, la titular de Turismo prefiere dejarlo a criterio de los municipios. “Cada ayuntamiento tiene que determinar qué modelo quiere”, ha apuntado: “Habrá municipios que deseen no prohibir, sino limitar, congelar o no dar más licencias, porque consideran que ya han llegado a una capacidad suficiente”. Con todo, la titular del ramo, que procede de la patronal hotelera, ha recalcado que pretende que “la vivienda turística siga siendo ese elemento fundamental en nuestro ecosistema turístico, junto al resto de alojamientos”.

El debate sobre el turismo descontrolado se ha recuperado en la ciudad de València en las últimas semanas, donde según la conselleria hay más plazas de apartamentos turísticos que hoteleras. El pleno del martes aprobó por unanimidad una moratoria para las licencias de nuevos bajos turísticos, las comunidades de vecinos se vuelcan para prohibirlos en sus estatutos y la ciudadanía se está organizando en sindicatos y asambleas de barrio contra un proceso que expulsa a los vecinos de la ciudad. En este escenario, los grupos de la oposición, PSPV y Compromís, exigen al Ayuntamiento de Maria José Catalá que vaya más allá.

Mil denuncias en una semana

Compromís per València ha presentado en el registro municipal una nueva remesa de denuncias ciudadanas que han llegado a través de la web 'quenotetiren.com', su portal habilitado contra los apartamentos ilegales. Con la batería registrada este jueves, suman un millar en solo una semana.

“La moratoria de las licencias no es suficiente y más teniendo en cuenta que en lo que llevamos de 2024 existen más de 700 apartamentos turísticos más en la ciudad, como destaca el informe de los técnicos municipales aprobado en el último pleno. Es necesario más personal en el cuerpo de inspección y un plan urgente para controlar y reordenar los recursos turísticos de la ciudad”, ha expuesto la síndica de Compromís, Papi Robles.

Papi Robles ha presentado estas denuncias acompañada del candidato de Compromís-Sumar a las elecciones europeas Vicent Marzà quien ha señalado que no se puede consentir que los vecinos y vecinas “sean expulsados de sus barrios, que no puedan acceder a una vivienda y que no puedan pagar un alquiler”.

Freno a los megacruceros

Respecto a los cruceristas, el PSPV exige medidas más contundentes que las anunciadas. El edil socialista Borja Sanjuán ha instado a la alcaldesa a establecer “ya, de manera inmediata, una limitación específica, concreta y real a los grandes cruceros en atención a los propios informes del Ayuntamiento que apuntan a un riesgo alto de saturación turística en la ciudad”. Los socialistas consideran que solo se frena a los grandes buques por las obras de ampliación del puerto, no porque haya una vocación real.

Sanjuán ha afeado a la primera edil que haya anunciado “su supuesta intención de frenar la llegada de grandes embarcaciones de manera engañosa, cuando sabía que las obras de ampliación del Puerto lo iban a impedir”. “Por eso hay que regularlo ya, sin perder ni un segundo ni esperar a 2026. Porque Catalá ha demostrado que no es de fiar”, ha añadido el concejal.

Etiquetas
stats