Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Lucía Beamud: “El Valencia CF debe presentar un plan de movilidad y acondicionar el estadio para pista de atletismo y 70.000 espectadores”

La concejala de Espacio Público, Lucía Beamud, frente al estadio de Mestalla.

Carlos Navarro Castelló

0

La posible reactivación del nuevo estadio del Valencia CF, cuyas obras cumplen 13 años paradas, se ha convertido en uno de los temas más controvertidos para las instituciones por su complejidad jurídica. Los continuos incumplimientos del club en los plazos establecidos en la Actuación Territorial Estratégica (ATE), el plan urbanístico diseñado en 2012 y aprobado en 2015 para posibilitar el traslado del Mestalla, en la avenida de Aragón, a la avenida de las Corts Valencianes, han obligado a los dirigentes políticos a iniciar el expediente de caducidad de un proyecto que otorga importantes beneficios urbanísticos a la entidad deportiva, vinculados a la construcción de un estadio con una serie de características de aforo y equipamientos.

Consciente del complejo proyecto y de la importancia del Valencia CF para la sociedad valenciana, el Gobierno valenciano otorgó al club un plazo de 90 días que finaliza el el 20 de abril para que presentara el proyecto del nuevo estadio y las garantías económicas para financiarlo, como ultimátum para mantenerle esas ventajas urbanísticas consistentes en edificabilidad comercial. La entidad, pilotada por el magnate Peter Lim como máximo accionista, presentó el proyecto en el Ayuntamiento para obtener las licencias y las garantías económicas en las conselleries de Economía y Política Territorial, que deben decidir en virtud de diversos informes si mantienen esos beneficios.

La concejala de Espacio Público, Igualdad y Pueblos del Ayuntamiento de València, Lucía Beamud, de Compromís, encargada de tramitar la licencia para reiniciar las obras del nuevo estadio, explica todos los pormenores del proyecto presentado y afirma que “el convenio se tiene que cumplir sí o sí”, que exigirán “el mejor campo posible” y que se deben “renegociar los plazos en función de lo que pase con el planeamiento y con la ATE”. Además comenta, otros temas como la situación del Sidi Saler y afirma que el reglamento fallero debe cumplir los parámetros de igualdad

¿Qué es exactamente lo que les ha presentado el Valencia CF y lo que les ha pedido en cuanto a licencias?

El Valencia CF lo que nos ha pedido es una modificación de la solicitud de licencia que ellos en su día ya presentaron. Nosotros desde Actividades, a principios de mes, tuvimos un primer contacto con representantes del club y de parte del equipo técnico que ellos tienen contratado. Fue una primera toma de contacto, estuvimos revisando el proyecto y ya les dijimos que teníamos que verlo con más profundidad, pero sí que ya vimos un par de cosas que les apuntamos que debían corregir sí o sí.

¿Qué cosas?

En primer lugar, en cuanto al aforo, ellos marcaban 66.000 y el convenio que firmó el club con el Ayuntamiento es muy claro: tiene que tener un aforo mínimo de 70.000 espectadores y les dijimos que eso sí o sí lo tenían que modificar, que el convenio es el que es y se tiene que respetar en toda regla.

¿Cómo se lo tomaron los representantes del club?

Bueno, ellos nos dijeron que lo iban a estudiar y que lo iban a incorporar, que lo modificarían en la medida de lo posible en ese sentido. Estamos esperando a que den esa respuesta y entiendo que estarán a la espera de ver lo que pasa con la resolución de la Actuación Territorial Estratégica (ATE), entre otras cosas.

¿En qué otros temas incidieron?

Estuvimos hablando también de otros temas más técnicos como accesibilidad y evacuación. Ellos determinan muy bien la parte deportiva en sí misma y luego hay una parte que es comercial y que en el proyecto la plantean de forma independiente, que el uso comercial se pueda seguir dando aunque no haya partido. Eso sí que lo tenían que aclarar muy bien: cómo serían los accesos, las salidas, las evacuaciones los días que no hay fútbol.

¿Se les ha exigido algún otro aspecto del convenio además de los 70.000 de aforo?

Si uno se lee el protocolo, y creo que está marcado en el primer convenio, porque se hacen hasta tres convenios diferentes con el Ayuntamiento, siempre se establece que el Ayuntamiento debe de dar el visto bueno al proyecto que se presente con el planeamiento que sea de aplicación. Esta fue la primera reunión que tuvimos de primera toma de contacto, pero seguro que vamos a tener muchas más porque este es un tema de suma importancia. Estamos hablando no solo del estadio para el Valencia CF, para sus aficionados y aficionadas, sino de resolver este tema, que es muy importante porque ahí tenemos el viejo Mestalla con esa sentencia de derribo de una serie de gradas. Por lo tanto, este tema se debe resolver. Pero además es que hay un agujero en Benicalap donde está previsto un polideportivo y también se están viendo perjudicados y hay una serie de obligaciones que se deben poner sobre la mesa.

Entiendo entonces que lo que presentan es un proyecto básico. ¿Qué diferencias ofrece con respecto a otros presentados anteriormente?

Sí, presentan el proyecto básico y efectivamente hay diferencias. El aforo que ya hemos comentado, otra diferencia que se presenta afecta a la cubierta. Además, el anterior proyecto presentaba una fachada mucho más opaca, más cerrada y esta es como mucho más libre y abierta desde el exterior al interior. La otra diferencia sería el tema del aparcamiento, pero claro, la ATE lo permite. En el planeamiento inicial, que se basa en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y el sector de Ademuz, se establece que se debían hacer un mínimo de 3.500 plazas. La ATE, lo que diferencia a nivel de planeamiento que es lo que está en vigor ahora mismo, es que el aparcamiento no está vinculado al uso deportivo, sino solo al comercial, por lo tanto no tienen la obligación de hacer esas 3.500 plazas porque la ATE no lo determina de esa manera. Esa es una diferencia que me llamó la atención por todos los problemas que se generan actualmente en los alrededores de Mestalla. Todo esto tiene que ir acompañado de un plan de movilidad que deberán incorporar. Se tiene que ir estudiando e ir viendo.

¿El Ayuntamiento podría exigir en ese plan de movilidad más plazas de aparcamiento de las 450 que prevé el club?

Ese plan de movilidad, según se determina por la ATE, debe estar aprobado por el Ayuntamiento y por la conselleria competente de la Generalitat. Antes de la aprobación de la ATE sí que se establecía una reserva de plazas más amplia, pero el planeamiento de la ATE lo elimina como obligación. Aún así, les insistí en ese plan de movilidad porque el Ayuntamiento tiene que garantizar que esta instalación no va a repercutir en la movilidad de la ciudad y en el barrio. Por lo tanto, tienen que volver a presentar el proyecto con estas cuestiones corregidas: aforo, accesos y evacuaciones fuera de uso deportivo y plan de movilidad.

¿Dice algo el proyecto básico sobre la posibilidad de instalar placas solares en la cubierta y sobre la pista de atletismo?

En el proyecto básico adjuntan varias adendas. Una de ellas es el tema de las placas. En la presentación que nos hicieron mostraron mucho interés en poder desarrollar esa parte. Sí que se prevén las opciones técnicas para que se pueda desarrollar esa pista de atletismo que está establecida también en el convenio y, por lo tanto, tienen la obligación de hacerla, pero no la acaban de desarrollar. Dejan las condiciones técnicas para que se pueda desarrollar en un futuro, pero no hay un presupuesto concreto sobre esto. Es otra cuestión sobre la que les llamamos la atención en el sentido de que se debe garantizar para que se pueda llevar a cabo en un momento dado la pista de atletismo para algún evento concreto que pueda acoger la ciudad.

¿En cuanto al terciario interior del estadio y al museo, concretan algo o queda pendiente de desarrollo?

No lo desarrollan. Sí que establecen dónde estarán esos usos terciarios, pero no determinan a qué se dedica cada cosa porque ahí hay bares, cafeterías, la tienda del club, el museo... hay varios elementos. Sí que tenían la parte del museo un poco más determinada, dónde la querían ubicar por las salidas y entradas como un foco de atracción, pero no se desarrolla lo que es la actividad. La obra del estadio sí, es decir, el continente, pero el contenido que sería la actividad de ese terciario no lo desarrollan en esta modificación, de ahí la insistencia en lo que comentábamos antes de evacuación y accesibilidad. Si desarrollas la parte deportiva pero no la terciaria debe estar muy bien justificado y garantizado que se va a a desarrollar en un corto o medio plazo.

¿Entonces, ellos han pedido la licencia de obras solo para la parte deportiva?

Sí, ahora solo para la parte deportiva. La parte terciaria está por determinar porque, como decía, esta es una primera toma de contacto, vamos a tener más reuniones y tenemos que hablar de todos estos temas, de cómo se va a desarrollar y qué garantías va a haber de que estas partes se van a desarrollar de forma efectiva. Ellos comentaron que tenían que acabar de determinar quiénes serían los operadores que estuvieran ahí para hacer el desarrollo de la actividad.

¿En esas apreciaciones de aforo, se les ha exigido que lleguen de inicio a los 70.000 espectadores sin necesidad de tapar con membranas o lonas una parte de las gradas?

Lo que nosotros les hemos insistido mucho es en que el estadio debe estar preparado para 70.000, que es lo que establece el convenio y si luego por las casuísticas prevén que necesitan menos, ya es una cuestión de gestión interna del propio club, pero el estadio debe estar preparado para 70.000 espectadores y eso es lo que les exigí y se comprometieron a estudiar.

¿En cuanto a la ATE, si finalmente se anula por el expediente de caducidad abierto, se retrasarían los plazos para obtener la licencia para iniciar las obras?

Aquí lo que se debe de dejar claro es qué pasa con la caducidad de la ATE porque hasta la fecha no lo sabemos. Es decir, si se caduca la ATE, qué pasa con las obligaciones del club con la ciudad establecidas en la ATE. ¿Decaen también?¿Si caduca la ATE, el planeamiento vigente que establece la ATE decae también?¿Qué pasa con las obras que ya se han materializado y que según la ATE se tienen que retrotraer? Son tres preguntas a las que no hay una respuesta clara y que hemos trasladado en un informe a la Conselleria de Territorio. Con todo ello, si se caduca la ATE como todo apunta, la licencia del estadio se puede llevar adelante, pero hay una serie de cuestiones, como por ejemplo el tema del aparcamiento del estadio o la edificabilidad comercial que en el anterior planeamiento no estaba, o el terciario incluido en el nuevo estadio, todo eso lo desarrolla la ATE. Entonces nos encontramos en una situación en la que la parte deportiva de la licencia la podemos dar, que es lo que han presentado. ¿Pero lo otro se va a quedar sin planeamiento o van a caducar la ATE manteniendo el planeamiento pero restringiendo las obligaciones? Son preguntas que es interesante que se puedan contestar. No hay un problema en caducar la ATE, pero hay consecuencias para bien y para mal que se tienen que aclarar y con eso nosotros saber a qué nos atenemos a la hora de otorgar la licencia.

¿Con este horizonte, sería factible iniciar las obras en octubre tal y como pretende el club?

Lo que sí que les dije es que habría que renegociar los plazos porque, a todo esto, aún el planeamiento no está del todo claro en función de lo que pase con la ATE. Por otro lado, el Ayuntamiento debe revisar y dar la conformidad al proyecto y lo que va a garantizar en todo momento la Concejalía de Actividades es que sea el mejor estadio para la ciudad. Todo esto se tiene que hablar y trazar un calendario de reuniones concretas e ir paso a paso, que es de la única forma que salen los proyectos.

¿Qué opina de las alegaciones de Meriton en las que achacan al Ayuntamiento y en parte a su concejalía de los retrasos en el cumplimiento de la ATE?

Estamos hablando de que todo se inició con un protocolo que se firmó en 2004. Luego hay diferentes convenios, luego modificaciones del planeamiento, luego la ATE, la modificación de la ATE, con plazos para garantizar que se cumplieran los compromisos del club con la ciudad. Y se ha visto que no se han cumplido. A mí siempre que el club u otra persona o institución me ha pedido una reunión me he reunido y ahí está el caso por ejemplo del pabellón Arena. Cuando se llevan a cabo los acuerdos que se establecen, la relación fluye. Otro ejemplo, al hospital Vithas de Malilla en 8 meses se le ha concedido la licencia.

Sus socios del PSPV les han acusado de ser “lobistas de Meriton”. ¿Qué opinión le merece?

Sinceramente creo que son declaraciones que están fuera de lugar porque no responden a ninguna realidad. Creo que debemos reducir ese ruido porque al final nos tenemos que centrar en la faena, que es solventar un problema que tiene la ciudad de València e intentar conseguir el mejor estadio posible. Conversaciones con Meriton hemos tenido, igual que las tuvo la conselleria, porque ahora mismo es quien tiene la representación del club, es con quien nos tenemos que reunir. Luego están las opiniones que cada uno podamos tener. Yo personalmente considero que es importante poner en valor medidas como las que ha presentado Joan Baldoví para la Ley del Deporte, que justamente habla de la democratización de los clubs, algo que en un tema como el del Valencia CF, donde muchas veces se ha visto cómo se ha ninguneado a la afición, pues es muy importante. Pero con independencia de esto, que son opiniones más personales, lo que tenemos que estar es centrados en la faena y en solventar este problema que tienen ahora mismo la ciudad, la afición y el club. Un problema que consiste en conseguir ese estadio, el mejor posible, mejor que el actual, y nosotros como administración exigir que se cumplan las obligaciones del club con la ciudad. Tampoco hay que olvidar que, al final, si nos retrotraemos en el tiempo, todo este embrollo parte de la época del socialista Aurelio Martínez como presidente de la Fundación del Valencia, que durante el proceso de venta dejó pendientes todas las obligaciones de Peter Lim con la ciudad.

¿Cambiando de tema, es factible hacer una residencia en el hotel Sidi como pide la asociación de vecinos Dehesa El Saler?

Hemos procedido a la caducidad de la licencia, ya que hay varias cuestiones. La propiedad debe acabar de acreditar que tiene potestad para poder realizar esa solicitud de licencia, pero independientemente de ello hay que recordar que ese edificio está fuera de ordenación sustantiva, lo que significa que solo se pueden hacer obras de mantenimiento y conservación. A nadie se le escapa que a ese edificio le hace falta mucho más porque lleva más de 11 años cerrado. Además, desde este Ayuntamiento siempre se intenta recuperar aquellos elementos naturales de la Devesa que en su momento fueron urbanizados. En la medida que quedan en desuso, se hace por recuperar esa parte de espacios naturales. En ese sentido, la propuesta de los vecinos tiene el mismo problema, no se pueden otorgar nuevas licencias.

¿Se ha comunicado ya a la propiedad del Metropol la idea de la Generalitat de adquirir el inmueble en virtud de los presupuestos participativos?

Como dice, eso son presupuestos participativos de la Generalitat y ahí quien mejor puede responder son ellos. La propiedad pidió esa solicitud de licencia que supone el derribo del edificio para la construcción de un hotel. Hace unos meses la vicealcaldesa Sandra Gómez dijo que había acordado con la propiedad la conservación de la fachada. Eso es lo que tenemos y hasta la fecha la propiedad no ha presentado esa modificación de proyecto para conservar la fachada. Mientras, la tramitación de la licencia debe avanzar porque es un acto reglado, pero aún no se les ha dado.

¿En qué situacion está el hotel que se pretende construir en un patio interior de la Saïdia?

La propiedad pidió la licencia, se hizo el informe de compatibilidad y salió a exposición pública. Ahí es cuando las vecinas y los vecinos expresan su desacuerdo por múltiples razones que comprendo perfectamente. Lo que salta a la vista es que el Plan General está desactualizado y que hay una serie de flecos que permiten que se puedan desarrollar ese tipo de actividades en unos emplazamientos o en unas zonas que ya están muy consolidadas. No se deberían dar, pero claro, el planeamiento está así determinado. Hay un trabajo que hacer con respecto al Plan General y los usos del turismo. Sobre el proyecto en concreto, ya he tenido dos reuniones con vecinos y vecinas, una reciente. Estamos trabajando en ver qué alternativas podemos tener para dar una solución a este problema, valorando todas las opciones y negociando, pero es todo muy prematuro. Aún así, ese proyecto en esa zona cerrada no es lo más idóneo. Hay que buscar una solución dentro de la normativa.

¿Cómo se puede solucionar el mal endémico del atasco de las licencias?

Nosotros, cuando llegamos al Ayuntamiento en 2015, nos encontramos con más de 8.000 expedientes y ahora estamos en unos 3.000, con lo cual la diferencia es importante. Estamos siendo más ágiles sobre todo con los informes de compatibilidad urbanística. Además, por lo que respecta a Actividades, reforzamos mucho la parte de registro y de compatibilidad que es el primer informe que se hace para ver si un proyecto es viable o no. Eso no significa que no tengamos que seguir invirtiendo esfuerzos porque 3.000 son muchos expedientes, aunque lo anterior era el abismo. Para mejorar la gestión tenemos en marcha la licitación de la digitalización de los expedientes que están en el archivo intermedio. Ahora tenemos 185.000 expedientes que están en papel y vamos a digitalizarlos todos. Por otro lado tenemos el proyecto ya licitado del registro de obras y actividades. Este registro se va a nutrir de esa digitalización de expedientes, del PIAE, la herramienta de gestión de expedientes del Ayuntamiento, y del catastro u otras bases de datos externos como el Colegio de Arquitectos. De esa forma, tendremos en una misma herramienta una base de datos única que permite una mayor transparencia y más agilidad en la tramitación, ya que habrá normativa urbanística y de todo tipo y permitirá conocer cuál es la compatibilidad urbanística. Todo eso se agiliza y estará operativo en algo más de un año. Otro elemento importante que se va a implantar es actualizar la ordenanza de obras y actividades, que ya está en consulta pública.

Las fallas van a iniciar un proceso de actualización del reglamento fallero. ¿Se les va a dar alguna recomendación en materia de igualdad para que la tengan en cuenta?

Evidentemente, las fallas tienen sus procesos de diálogo, de participación y de codecisión, pero cualquier norma luego tiene que tener su informe de impacto de género. El informe irá acorde con la ley LGTBI o la ley Trans, con la ley de Igualdad y con la diferente normativa que tenemos en vigor, porque se ha hecho un gran esfuerzo en estas dos legislaturas para dotar de derechos a toda la ciudadanía. Como en toda normativa, cuando haya un borrador se hará ese informe que debe garantizar que se cumple toda la normativa y que aquello que se regule en ese reglamento garantice la igualdad, la promueva y evite que se dé cualquier situación de desigualdad.

Etiquetas
stats