Puig anuncia que Mestalla podrá acoger 15.000 espectadores y critica que el Valencia CF no garantizara las distancias de 3.000 aficionados en un amistoso

Un lance del partido, con el público al fondo.

El presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, ha anunciado este jueves que los campos de fútbol valencianos podrán registrar un aforo máximo del 40% hasta el próximo 29 de agosto. La novedad es que en el caso de Mestalla, con un aforo de 45.000 espectadores, se limitará a 15.000 asistentes.

"La Conselleria de Sanidad está redactando una resolución que fijará las capacidades de los estadios por el cual se tratará de evitar aglomeraciones y que marcará la prohibición de comer y beber, salvo agua, y que se publicará en los próximos días en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV)", ha explicado Puig en una comparencia junto al ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, con quien se ha reunido para abordar diferentes temas.

Según Puig, "no solo se produce el contacto dentro del campo donde también se deben guardar las distancias de seguridad, sino que también se pueden producir en los aledaños del estadio". Por lo tanto, "15.000 personas parece más que suficiente". El jefe del Consell ha exigido a los clubes que hagan "un plan de contingencia y una sectorización del campo".

Sobre la agrupación de los casi 3.000 aficionados que asistieron este miércoles a Mestalla en un mismo sector del estadio sin distancia de seguridad en el partido amistoso del Trofeo Naranja entre el Valencia CF y el AC Milan, el presidente valenciano se ha mostrado crítico con el club al afirmar que "no pueden estar todos los aficionados residenciados en una parte del campo, parece bastante lógico".

Además, ha afirmado que las imágenes que se vieron con todos los aficionados en una misma grada le preocupan: "Tenemos que ser muy conscientes de que la pandemia está ahí, que es fundamental mantener la distancia, aunque por las imágenes que vi todas las personas llevaban mascarilla lo cual es muy positivo y habla de la corresponsabilidad de los valencianos, pero hay una responsabilidad que es de los organizadores que tienen que utilizar adecuadamente el campo y tienen que garantizar la distancia".

Puig ha agradecido la implicación de todos los clubs valencianos y a los jugadores en la promoción de la campaña de vacunación, pero ha pedido máxima prudencia ante la próxima apertura de los estadios.

Sobre el anunciado ingreso extraordinario de unos 120 millones de euros que percibirá el Valencia CF y cómo podría afectar esta cuestión a la vigencia de la Actuación Terrirorial Estratégica (ATE), el plan urbanístico diseñado para impulsar la finalización de su nuevo estadio, Puig se ha mostrado prudente: "Sobre los movimientos económicos en los clubes no nos corresponde analizar, lo que queremos es que todas las entidades cumplan aquello que corresponde y por tanto no hay ningún movimiento nuevo por parte de nadie que nos haya llegado en estos momentos y, por tanto, estableceremos aquello que dicte la abogacía de la Generalitat con respecto a la ATE".

Respuesta del Valencia CF

Sobre la polémica por la situación de los 3.000 aficionados en el partido del Trofeo Naranja, el club ha emitido un comunicado.

Según argumenta, "el Valencia CF forma parte de un grupo de trabajo con la Generalitat Valenciana, conoce muy bien la normativa sociosanitaria al respecto y de hecho ha participado de ella".

Esa normativa vigente dice que "entre cada uno de los grupos que asistieran al partido de fútbol es necesario dejar un asiento de separación entre grupos de aficionados y sin necesidad de dejar una fila de separación entre las filas ocupadas, una distancia que se cumplió tanto en la previa, como durante el encuentro".

Además, recuerda que "esa normativa establece un máximo de ocupación de 3 sectores diferenciados con un máximo de ocupación de 1.000 personas en cada uno de esos sectores".

A pesar de que la normativa vigente dice que "esos grupos de aficionados pueden ser de hasta seis personas, el Valencia CF decidió de forma sensible reducirlo y vender entradas únicamente para grupos de hasta dos personas".

El club ha agredecido "a los acomodadores y empleados, en una labor tan difícil, que estuvieran pendientes de que se mantuvieran las distancias y la separación entre asientos, tanto en la previa como durante el encuentro, así como el uso de la mascarilla".

Pese a que "la normativa vigente autorizaba que las barras pudieran abrirse para venta de comida y bebida, el Club decidió reducir la venta únicamente para agua y refrescos con tal de que los asistentes pudiesen combatir el calor".

Añaden que "el speaker estuvo recordando la normativa, tanto en la previa como durante todo el partido, y estuvo presente en videomarcadores y carteles dentro del estadio".

El club "está apoyando campañas de sensibilización contra la COVID como las de vacunación con la Generalitat Valenciana y está plenamente concienciado".

El Valencia CF "desea la vuelta del público a su estadio y todos sus estamentos velarán siempre por garantizar las mejores condiciones sociosanitarias y de salud de sus aficionados. El Club está en comunicación constante con el grupo de trabajo conjunto con la Conselleria de Sanitat".

Etiquetas

Descubre nuestras apps