València refuerza la atención a personas sin hogar con dos centros de emergencia para los meses más fríos

Centro de emergencias climáticas para personas sin hogar en Valencia.

Cerca de un millar de personas en Valencia están en situación de sinhogarismo y pasarán o han pasado las últimas horas en la calle con los termómetros casi en negativo. A la borrasca Filomena que ha dejado lluvias constantes, fuertes nevadas en el interior y carreteras cortadas se suma esta semana una ola de frío que pone en alerta amarilla a la Comunitat Valenciana, según ha advertido la Agencia Estatal de Meteorología.

Para tratar de paliar los efectos del frío en las personas sin hogar, el Ayuntamiento de València puso en marcha el pasado diciembre su plan de refuerzo de servicios sociales, una operación que se mantendrá hasta marzo e implica un aumento de plazas en los albergues municipales y la habilitación de nuevos espacios para posibles positivos por Covid-19. Según expresó la concejala de Servicios Sociales, Isabel Lozano, "el total de plazas de alojamiento en la ciudad es de 324. Hay 192 en albergues, 40 en el nuevo albergue Ciutat Vella; 66 en viviendas y 41 en el Centro de Emergencias Climáticas". Según los últimos datos,

La 'operación frío' incluye la creación de un centro de emergencias climáticas con 41 plazas, situado en la calle Santa Cruz de Tenerife, y otras 40, ampliables a 90, en un albergue en Ciutat Vella para aislar a las personas a las que se practique una prueba PCR y den positivo. Este último centro tiene "carácter sociosanitario", según la concejala, y será el primer recurso al que derivar a las personas que pernoctan en la calle, donde podrán guardar la cuarentena si son positivos leves o asintomáticos, acompañados por personal de Cruz Roja. En caso de que los síntomas revistan gravedad, los pacientes serán derivados a los recursos sanitarios.

Este centro de Ciutat Vella ofrece servicios de alojamiento, alimentación, aislamiento, intervención social, apoyo psicológico, vigilancia 24 horas, suministro de kits de higiene y ropa, realización de pruebas PCR (hasta 40 al día), seguimiento y atención sanitaria permanente, así como alternativas de ocio, según explica el Ayuntamiento. El equipo está formado por dos trabajadores sociales, un psicólogo, un enfermero, y cinco especialistas mediadores sociales, además del equipo de voluntariado de Cruz Roja, que prestará apoyo en todas las tareas.

Los servicios sociales municipales estiman que cerca de un 20% de las personas rechaza acudir a un albergue. Para estos casos, explican, existe una unidad de la Policía Local que entrega mantas y comida en los lugares de pernoctación habituales. En València las estaciones de metro se mantienen cerradas y la intención de las autoridades es que las personas sin hogar tengan un atención digna.

Según el censo de personas sin hogar que realizaron distintas entidades sociales en 2019, en la ciudad se estima que hay 788 personas en situación de calle. Posteriormente, en abril de 2020 la Policía Local de València efectuó un recuento que cifraba en 974 las personas en esta situación, 271 de ellas en la calle, y 713 alojadas. Desde que el pasado marzo se decretara el estado de alarma los recursos municipales han tenido que reducir su aforo para evitar una mayor propagación del virus, una bajada que se trata de compensar con los nuevos alojamientos.

Etiquetas
Publicado el
11 de enero de 2021 - 23:18 h

Descubre nuestras apps

stats