eldiario.es

9
Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

¿Tiene sentido contratar un banco privado de cordón umbilical?

Respondemos al requerimiento de Daniel, lector y socio de eldiario.es 

El precio por que nos almacenen el cordón umbilical de nuestro bebé puede superar los 2.000 euros 

- PUBLICIDAD -
Muestra obtenida de un cordón umbilical

Muestra obtenida de un cordón umbilical Matthew Sheales

Daniel, lector y socio de eldiario.es, nos escribe la siguiente petición: "me gustaría que hablarais de los bancos privados de cordones umbilicales; mi pareja está embarazada y hemos estado interesándonos sobre este tema. Los centros privados te proponen que guardes la sangre del cordón umbilical porque contiene las células madres del bebé y así te aseguras su posible uso para casos de leucemia infantil, pero yo tengo mis dudas. ¿Sirven realmente de algo?".

La recolección de la sangre del cordón umbilical (SCU) tras el parto es un procedimiento que tiene como objeto recopilar las células madre del bebé para con posterioridad poder disponer de ellas. La idea es que al ser células poco diferenciadas y presentarse en abundancia en el cordón, pueden usarse en un futuro para combatir posibles en enfermedades, como la leucemia infantil o el síndrome del niño burbuja entre otras varias. 

Las células se obtienen extrayendo la SCU, congelándola y guardándola en un banco. A partir de aquí todo difiere según la opción que se escoja, porque existen bancos públicos a los que se puede hacer la donación de la SCU, de modo que esté disponible para cualquier ciudadano español que precise de células madre compatibles con su perfil genómico y que probablemente no llevarán la tara genética que les causa la enfermedad. Esto es lo que ordena la ley española al respecto.

Sin embargo, existe la opción de almacenar la SCU en un banco privado, de tal suerte que las células madre propias no estarán a disposición de otras personas sino solo en exclusiva para sus propietarios. Como la ley española obliga a tener disponible cualquier SCU guardada en bancos, ya sean públicos o privados, si contratamos uno privado, como tanteaba Daniel en su mensaje, la de nuestro bebé será enviada al extranjero. Allí será almacenada en un congelador a la espera de que deseemos disponer de ella.

El problema de esta segunda opción, tal como viene señalando reiteradamente la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia, es que las células madre de la SCU de una persona tienen una altísima probabilidad de contener el mismo defecto genético que le está causando la enfermedad -generalmente leucemia, linfoma, inmunodeficiencia-, y por lo tanto no le son aplicables. La terapia con células madre solo es útil cuando estas proceden de un donante que no somos nosotros pero que tiene una alta compatibilidad con nosotros, de modo que no se produzca rechazo.

Entonces, ¿para qué sirven los bancos privados?

En resumen, la gran desventaja de los bancos privados es que guardar las células madre de la SCU para uso exclusivo no tiene sentido ni utilidad, al menos de momento. Quizás en un futuro tengan una utilidad y de hecho se están realizando algunos estudios que indican que podrían servir en casos de diabetes, Alzheimer o Parkinson, aunque por el momento no se han producido conclusiones determinantes.

No obstante, los bancos privados se apoyan en la tesis de su potencial futuro para justificar la inversión en el almacenamiento exclusivo de SCU, que puede superar los 2.000 euros. Lo venden a las parejas de futuros padres que se interesan o que son informados sobre la existencia de estos centros -aunque tal como detalla la Orden Ministerial SSI/2512/2013, de 18 de diciembre, tienen prohibida la promoción y publicidad de sus servicios- como un supuesto " seguro biológico".

En una publicación de 2011, la OCU denunciaba, sin embargo, que algunos de estos centros no informaban con claridad a los futuros padres sobre las posibilidades reales que tiene la propia SCU en caso de enfermedad de sus hijos, ocultando su inutilidad actual así como la exagerando el potencia del citado "seguro biológico".

La OCU también destacaba entre las posibles desventajas del banco privado -en lugar de optar por la donación a alguno de los nueve bancos públicos que existen en España- el que durante el transporte de las células madre al extranjero no se controlara adecuadamente la temperatura de la SCU, de modo que el cultivo podría llegar a su destino en malas condiciones. También que se desconoce la duración que tienen las células madre, de modo que si en el futuro se desarrollase alguna de las prometedoras terapias en las que podrían ser empleadas, quizás no fuesen ya viables.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha