eldiario.es

9

El Síndic de Greuges ve una posible subida encubierta de tarifas en el cambio de contadores de agua en Quart

Aguas de València instaló en 2011 nuevos dispositivos de telelectura, supuestamente sin coste para el abonado, que suponían un aumento de calibre de 13 a 15 milímetros

Este incremento de calibre implica un incremento de 1,27 euros de coste de consumo al mes, lo que supone un aumento acumulado de 91 euros por abonado desde 2011

El síndic recomienda al Ayuntamiento que devuelva, si procede, "las cantidades que
hubieran sido indebidamente abonadas"

La tarifa del agua varía hasta un 349,3 % dependiendo de la ciudad, según Facua

El Síndica cuestiona el cambio de contadores de agua en Quart de Poblet EFE

"Consideramos oportuno recomendar al Ayuntamiento de Quart de Poblet que revise la respuesta dada en fecha 18 de octubre de 2018 a los usuarios que presentaron la reclamación de referencia, analizando y dando respuesta a todas y cada una de las alegaciones formuladas y, si procede, devolviendo las cantidades que hubieran sido indebidamente abonadas, así como modificando, en las facturas sucesivas, los costes que tengan que ser repercutidos".

Así de contundente se ha pronunciado el Síndic de Greuges en relación a la queja presentada por el grupo municipal Compromís de Quart de Poblet sobre el incremento que ha supuesto en el recibo del agua el cambio de contadores ejecutado por Aguas de València (ahora Global Omnium) en el año 2011.

Según recoge la resolución del defensor del pueblo valenciano, la empresa concesionaria procedió al cambio del 98% de los dispositivos de la localidad por otros de telelectura, según publicitó entonces, sin coste adicional para los abonados.

Sin embargo, según el denunciante, en este caso Compromís, el calibre de los contadores pasó de los 13 milímetros de los antiguos a los 15 de los nuevos, lo que en la práctica implicó un incremento de 1,27 euros de coste de consumo al mes, es decir, un aumento acumulado de 91 euros por abonado desde 2011.

La coalición valencianista reclama en su escrito que se abone este importe a cada uno de los vecinos a los que se les cambió, algo que en su día desestimaron tanto el Ayuntamiento como la compañía ya que considera que se habría producido "una variación de las condiciones del contrato suscrito por los usuarios, sin que, en consonancia con esto, el abonado hubiera sido informado con carácter previo de la variación que, en el importe final que había que abonar, se derivaría de la sustitución".

Desde la secretaria general del Ayuntamiento se argumentó al respecto que "la introducció del sistema de telelectura ha permitido como ya se puede comprobar con datos reales una mejora evidente de la eficiencia de la red y en el control de fugas y en general la mejora en la gestión del servicio".

El informe del secretario municipal aduce, igualmente, que "es decisión del Ayuntamiento como titular del servicio (artículos 19 y 21 del Reglamento del Servicio) determinar el calibre y el tipo de contador, en el marco de la normativa vigente".

Finalmente, se alega por parte de la Secretaría, en el informe final emitido, que "el cambio de contadores de 13 a 15 milímetros forma parte de la proposición presentada en su día por parte de Aguas de Valencia y por tanto forma parte del contrato de concesión".

Con todo, el Síndic considera que "ante una mejora del servicio, es la empresa que ofrece la mejora quién tiene que asumirla, máxime cuando el reglamento de servicios vigente imponía la sustitución del contador por otro similar a aquel que es retirado".

El defensor añade que "la aplicación de una mejora en la prestación del servicio por parte de la empresa concesionaria no tiene que ir en detrimento de los derechos de los consumidores y, en particular, de los derechos de información de los abonados, que tienen que conocer en todo momento las características del servicio que los ofrece y, sobre todo, las consecuencias (económicas) que comporta el cambio, para prestar su consentimiento a un cambio de contador que, a pesar de mejorar el servicio, compuerta un mayor coste".

En consecuencia, concluye que esta situación "podría constituir un cambio encubierto y, en este caso, obligado para el abonado, de la tarifa".

Por último, destaca que "nada informa la entidad local sobre la existencia en el mercado de contadores de 13 milímetros que permiten la implementación del sistema de telelectura, a pesar de haber sido alegado reiteradamente por los interesados para oponerse al cambio de contadores que estamos analizando".

Sin embargo, el denunciante sí que ha aportado al expediente documentos que muestran "la existencia en el mercado de proveedores que suministran contadores de agua de 13 milímetros según Directiva 2004/22/CE, así como los respectivos módulos compatibles para su telelectura y las juntas y rácords necesarios para su instalación".

Fuentes de Global Omnium han destacado al respecto que se trata de una recomendación que va dirigida al Ayuntamiento de Quart y que se trata de una reclamación de 40 vecinos de los 11.000 que hay en la localidad.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha