Así justifica Fernández Díaz las decisiones que provocaron la imputación del coronel de Melilla

  • Litermente, igual que él: para defender las devoluciones en caliente a nivel nacional, el ministro leyó hace meses el "protocolo operativo" cuya aprobación ha derivado en la imputación de quien lo firma

El coronel jefe de la Guardia Civil de Melilla está imputado por posible delito de prevaricación al ser él quién dictó la orden que legitima las devoluciones en caliente, a pesar de incumplir la Ley de Extranjería y el convenio bilateral con Marruecos. Esta orden, llamada “Dispositivo anti intrusión en la valla perimetral de Melilla y protocolo operativo de vigilancia de fronteras”, construye la tesis asumida por el Gobierno para justificar estas prácticas, después de esconderlas durante años, al igual que el ejecutivo socialista. De hecho, el ministro de Interior la leyó literalmente, el pasado 13 de febrero, en su comparecencia en el Congreso para explicar la actuación del Instituto Armado en el intento de entrada a Ceuta en el que murieron 15 personas; el primer día que difundió esta teoría aplicada, según daseguró, desde 2005. Tras la imputación, sigue respaldando esta interpretación.

No es la única vez que Fernández Díaz ha empleado esta teoría para justificar las devoluciones ilegales. Sí era la primera que la formulaba. Antes de la comparecencia, las expulsiones en calientes se ejecutaban pero se escondían. Un ejemplo se remonta al día 18 de Noviembre de 2013. El periçodico El País publicaba unas grabaciones que evidenciaban las expulsiones inmediatas. En una conversación por radio del 26 de abril de ese mismo año, el capitán de la Guardia Civil en Melilla daba órdenes directas a uno de los suboficiales para que expulsara a un grupo de inmigrantes por una de las puertas de la valla fronteriza. Poco después, Fernández Díaz reconocía la existencia de casos "esporádicos" en los que se habían dado ese tipo de prácticas aunque matizaba que "con carácter general", tanto la Guardia Civil como la policía actuaban dentro de la legalidad. Tras la tragedia de Ceuta, las declaraciones del Gobierno se transformaron.

En su visita a Ceuta tras el transcurso de un mes de las muerte de 15 personas en la frontera en una cuestionada actuación de la Guardia Civil por el uso de material antidisturbios, el titular de Interior afirmó que "la devolución en caliente no existe". Y matizó: "si se hace, es ilegal".

"Si por devolución en caliente entendemos que una persona que acaba de entrar ilegalmente en nuestro país y está junto al perímetro fronterizo y al margen de lo establecido en la legislación de extranjería se le devuelve al país del que procedía eso no existe, y si se hace, es irregular", explicó el ministro.

Devoluciones, también, una vez superado el vallado

Pero como especifica el auto, las devoluciones efectuadas por la Guardia Civil no se reducen a las efectuadas desde la zona de intermedia de la frontera, donde reside el debate entre el Gobierno y la justicia sobre la aplicación o no de la Ley de Extranjería. Multitud de imágenes de ONG y periodistas recopilan expulsiones en caliente realizadas una vez que los inmigrantes superan "la valla interna" la línea que, según el Ministerio de Interior y la orden emitida por el coronel imputado, "delimita, a los solos efectos del régimen de extranjería, el territorio nacional".

Tal y como determina el titular del juzgado que investiga la causa, Emilio Lamo de Espinosa, considera que "si se acepta como válido el concepto operativo de frontera" de la Guardia Civil en Melilla, las personas que, como probaban las imágenes, superaron la valla el 13 de agosto deberían haber sido conducidos a comisaría, pero fueron expulsados en caliente. “Tales ciudadanos subsaharianos habrían llegado incluso a sobrepasar la totalidad del perímetro fronterizo (doble vallado), atravesando la valla interior, entrando irregularmente en territorio español (si se acepta como válido el concepto operativo de frontera), lo que habría obligado a aplicarles la legislación de extranjería”, expone el auto. No ocurrió únicamente el 13 de agosto. Las devoluciones inmediatas una vez que superan la última alambrada están documentadas y son habituales.

Tras la imputación del coronel jefe de la Guardia Civil de Melilla, Jorge Fernández Díaz, ha defendido que la Policía y la Guardia Civil "están cumpliendo la ley" en la frontera melillense. El ministro ha respaldado una vez más la tesis cuestionada por el juzgado de instrucción de la ciudad autónoma. Sin mencionar el auto, ha planteado que si atravesada la primera valla ya se estuviera en territorio nacional a todos los efectos y se tuviera que aplicar "a todos los efectos" la Ley de Extranjería, "¿entonces para qué se instaló la sirga tridimensional y la valla siguiente?", según ha recogido la agencia Efe. "Hay cosas que se responden desde el sentido común", ha concluido.

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2014 - 23:23 h

Descubre nuestras apps

stats