Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Cinco años de ofensiva de la ultraderecha en Europa
La amnistía llega a su votación final y Feijóo pide elecciones anticipadas
Opinión - Con la venia, respeten la ley. Por Neus Tomàs

Credit Suisse pedirá hasta 50.700 millones de euros de liquidez al Banco Nacional Suizo para calmar a los mercados

Fotografía de archivo del edificio del banco Credit Suisse en Zurich (Suiza). EFE/Alessandro Della Bella

Diego Larrouy

5

Credit Suisse ha dado los primeros movimientos para tratar de calmar a los mercados financieros tras la debacle bursátil de este miércoles que arrastró a todos los bancos europeos. La entidad suiza ha emitido un comunicado en el que asegura que “toma medidas decisivas para fortalecer su liquidez”. Para ello, apunta, solicitará hasta 50.000 millones de francos suizos (50.700 millones de euros) prestados al Banco Nacional Suizo para mejorar su liquidez y esquivar los fantasmas de unos posibles problemas mayores.

Los hechos se precipitaron a última hora de este miércoles. Tras una jornada de fuerte castigo en las bolsas, el Banco Nacional Suizo y la autoridad supervisora de los mercados en el país helvético anunciaron en un comunicado conjunto que iban a prestar dinero al Credit Suisse para mejorar su liquidez. Al tiempo, defendían que el banco cumplía con los estándares regulatorios. “Confirmamos que Credit Suisse alcanza los mayores requerimientos de capital y liquidez aplicables a los bancos sistémicos”, afirmaba la nota, conocida a las 21:30 horas, hora española.

Ya de madrugada, el banco emitió el primer comunicado al respecto de la crisis que le afecta en los mercados. Esta crisis se ha visto influenciada por la preocupación de los inversores tras la caída en EEUU del Silicon Valley Bank y el Signature Bank y que ya afectó el lunes a toda la banca europea y estadounidense. Sin embargo, en el Credit Suisse se suma una larga historia durante los últimos años de problemas que han generado la huida desde hace meses de miles de clientes.

El banco, que de manera discreta había solicitado un respaldo al Banco Nacional Suizo, tomó el guante del comunicado del supervisor bancario del país y anunció que acudirá al sistema de préstamos cubiertos del organismo. Le solicitará una línea de liquidez de hasta 50.700 millones de euros que, según la entidad, estarán garantizados por “activos de alta calidad”. “Esta liquidez adicional respaldaría los negocios y clientes principales de Credit Suisse, ya que toma las medidas necesarias para crear un banco más simple y centrado en torno a las necesidades de los clientes”, rezaba el comunicado.

Uno de los problemas que afrontó este miércoles la entidad fueron las dudas sobre un posible impago de sus deudas, que se dispararon en los mercados al tiempo que los inversores sospechaban que no podría acometer los pagos. Para ello, Credit Suisse ha anunciado que desde este jueves realizará una oferta pública de adquisición en efectivo de 10 títulos de deuda senior, denominados en dólares. El valor de esta operación rondará los 2.500 millones. Al mismo tiempo, realizará otra sobre deuda denominada en euros por una contraprestación total de 500 millones de euros. “Las transacciones son consistentes con nuestro enfoque proactivo para administrar nuestra composición general de pasivos y optimizar los gastos por intereses y nos permiten aprovechar los niveles de negociación actuales para recomprar deuda a precios atractivos”, apunta la entidad.

“Estas medidas demuestran una acción decisiva para fortalecer Credit Suisse a medida que continuamos nuestra transformación estratégica para brindar valor a nuestros clientes y otras partes interesadas”, asegura el consejero delegado del banco, Ulrich Koerner, en el comunicado.

Decisión del BCE

El verde ha vuelto este jueves a la cotización de los bancos europeos y, especialmente, del Credit Suisse. La entidad se ha disparado más de un 20% en los primeros compases de la jornada bursátil en Europa. Esto también se ha traducido en una relajación en cuanto a la presión de los mercados sobre el riesgo de impago de Credit Suisse. Con ello, también los bancos del viejo continente han comenzado el día con un tono más positivo en los mercados, aunque se ha ido moderando, especialmente conforme se ha conocido la decisión del BCE de mantener su subida de medio punto en los tipos de interés.

Los bancos españoles empezaron la jornada en positivo, con subidas que superaban en algunos casos el 2%. Sin embargo, conforme se ha ido avanzando en la sesión se han ido tiñendo de rojo. A media jorna y tras conocerse la decisión del BCE, solo Santander y BBVA esquivan las caídas, que están encabezadas por Bankinter.

El BCE ha hecho una llamada a la tranquilidad sobre la situación del sector bancario europeo. Ha destacado sus altos estándares de liquidez y capital. Si bien, reconoce que está haciendo “un atento seguimiento de las actuales tensiones en los mercados y está preparado para responder como resulte necesario para mantener la estabilidad de precios y la estabilidad financiera”. “El BCE cuenta con todos los instrumentos de política monteria necesarios para suministrar apoyo al sistema financiero si fuera necesario y preservar la fluida transmisión de la política monetaria”, reza la nota.

La patronal española defiende la salud del sector

La presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), Alejandra Kindelán, ha defendido que España tiene “los mejores bancos de Europa” y también ha descartado de forma rotunda que pueda existir cualquier riesgo de contagio a la banca española respecto a la situación que está viviendo Credit Suisse.

“Estoy más convencida que nunca de que en España tenemos los mejores bancos de Europa y, posiblemente, del mundo”, ha asegurado la presidenta de la patronal bancaria durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum.

Además, Kindelán ha descartado por completo que pueda existir algún tipo de consecuencia en el sector bancario español respecto a los problemas que está viviendo Credit Suisse.

“Rotundamente no hay riesgo de contagio a la banca española. De Credit Suisse llevamos meses oyendo informaciones, es un banco que tenía sus dificultades”, ha subrayado.

Etiquetas
stats