Las inmobiliarias retoman la actividad de oficina a medio gas y algunas ya organizan visitas a pisos pese no estar aún permitido

Las inmobiliarias optan por no abrir o por hacerlo con horario reducido

Las inmobiliarias son parte de los comercios que este lunes 4 de mayo han podido retomar su actividad en las oficinas, siempre que cumplan determinadas características de tamaño y sanitarias. Sin embargo, algunas no se plantean abrir con cierta normalidad hasta el 11 de mayo. Esta es la fecha en la que se podrán volver a visitar pisos según la interpretación que hace el Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) de las últimas disposiciones en el estado de alarma generado por la crisis sanitaria del coronavirus. No obstante, algunas de ellas ya están llevando a visitar pisos a posibles clientes.

El impacto del coronavirus en la vivienda va a suponer caídas de precios de hasta un 17% en 2020

El impacto del coronavirus en la vivienda va a suponer caídas de precios de hasta un 17% en 2020

La orden publicada en el Boletín Oficial del Estado es que desde este lunes se pueden reabrir al público todos los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales cuya actividad se hubiera suspendido tras la declaración del estado de alarma, a excepción de aquellos que tengan una superficie de más de 400 metros cuadrados, o los que se encuentren dentro de un centro comercial. Nada se aclara en concreto de actividades como visitas inmobiliarias, por lo que algunos agentes han colegido que pueden hacer ya visitas en propiedades vacías.

"Yo entiendo que se pueden hacer visitas concertadas, aunque procuraré no excederme", explica Isabel, propietaria de una pequeña inmobiliaria que trabaja en el noroeste de Madrid, y que asegura que ha llevado mascarilla y guantes en la única que ha hecho hasta el momento, al igual que la persona interesada en la compra. En su caso, afirma que la propia oficina no la abrirá hasta junio, pero sí que seguirá haciendo estas visitas.

Hay más inmobiliarias que también consideran que ya se pueden visitar inmuebles. Javier, un publicista de 36 años, explica que este martes vio un anuncio en un portal inmobiliario de un piso en el centro de Madrid que le interesó. Envió un correo electrónico y pronto le contestaron de una inmobiliaria para ir a verlo este mismo miércoles, aunque también le enviaron un documento o salvoconducto para que constara en papel que tenía cita previa, aunque en un local comercial. Ha quedado con el agente inmobiliario directamente en el piso. Cada uno iba con sus guantes y mascarilla. "Me ha dicho que el tema de si se podían o no hacer visitas había quedado en el limbo, pero que con el documento no habría problema en caso de que me preguntase la Policía por qué estaba fuera de casa fuera de mi franja horaria", explica.

En cuanto al piso, relata que se trata de un inmueble que antes se comercializaba en Airbnb y que ahora han decidido dedicar al alquiler de larga estancia. Cree que podrá negociar una rebaja en la renta, aunque sí le han remarcado que ahora el perfil económico–laboral de la persona inquilina es más importante, ya que se temen más los futuros impagos.

Lo cierto es que el departamento jurídico del Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria tiene claro que la normativa autoriza al sector a abrir sus oficinas y atender a clientes con cita previa, pero no a realizar visitas a inmuebles. En este sentido, el Consejo aclara que "probablemente y si no hay ninguna indicación contraria, las visitas a inmuebles se podrán realizar a partir del día 11, con las medidas de seguridad e higiene que el Gobierno disponga". Consultado el Ministerio de Sanidad sobre este asunto, se limita a enviar la orden sobre la reapertura de comercios que publicó el BOE.

Por este motivo, inmobiliarias como Gilmar han decidido no abrir sus oficinas hasta esa fecha, "además de ser el día que parece que se autorizan las visitas a casas en venta, es cuando podemos garantizar la seguridad para todos nuestros clientes", explica Javier Castellano, director de comunicación. En su caso, han empezado a realizar pruebas serológicas a todos sus empleados, y cuando empiecen la actividad, proporcionarán un "kit" de protección con guantes, mascarilla y patucos, que llevarán tanto los agentes inmobiliarios como los potenciales compradores.

Tampoco prevé abrir su oficina hasta el día 11 la inmobiliaria Molet, aunque inicialmente contempló hacerlo desde el día 4. Su propietario, Eduardo Molet, afirma que prefiere esperar esta semana hasta que puedan retomarse las visitas. Explica que que en todo caso, propietarios y personas interesadas todavía tienen miedo de establecer contacto físico. A este respecto, destaca las medidas de higiene y protección que han preparado (mamparas, mascarillas, guantes y gel, etcétera). Y afirma que tienen pendientes "muchas visitas para valorar pisos de personas mayores que quieren vender la nuda propiedad" (que consiste en la venta de los derechos sobre ese inmueble pero con el derecho a permanecer en él hasta el fallecimiento).

Reconoce que su visión sobre el futuro próximo no es optimista, y cree que las oficinas con menor músculo no van a aguantar sin vender, un caso que asegura que no es el suyo propio. "El mercado es muy cruel y pone en su sitio la oferta y la demanda", augura Molet. Su opinión es que el 25% de las 120.000 inmobiliarias que hay en España podrían cerrar.

Por su parte, según comentó a Efe el portavoz de la Federación de Agencias Inmobiliarias (FAI), José María Alfaro, "a día de hoy hay más agencias inmobiliarias que no han podido abrir que las que lo han hecho", porque "no les compensa" o porque aún se están proveyendo del material de protección establecido en la orden ministerial publicada ayer y organizando los protocolos.

Las inmobiliarias que se han acogido a ERTE tienen además que hacer compatible el horario de atención al público con las medidas de reducción de jornada. Esto supone que, por ejemplo, en la oficina de Alfaro, situada en Alcorcón (Madrid), hayan optado por abrir solo cuatro horas al día los lunes, miércoles y viernes, rotando el personal para compatibilizarlo con el 30% de jornada que pueden hacer.

Alfaro asegura que en su agencia la caída de llamadas ha sido superior al 80%, con algo más de movimiento en los alquileres, y que la paralización del mercado es "clarísima".

Atención a mayores de 65 años

Otras inmobiliarias, como Aedas Homes o Habitat Inmobiliaria, han reabierto sus oficinas con cita previa. El Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria especifica que para poder retomar la actividad se debe establecer un sistema de cita previa para garantizar que solo haya un único cliente por trabajador; la atención individualizada con la debida separación física y organizar franjas horarias de atención para evitar que los mayores de 65 años coincidan con el resto de los clientes, entre otras indicaciones recogidas en la normativa.

Como siguientes fases de la desescalada, en lo que incumbe a su sector, detallan que desde el 11 de mayo al 10 de junio, "ante la falta de prohibición expresa, se entiende la posibilidad de realizar visitas a inmuebles al formar parte de la actividad económica del pequeño comercio, pero única y exclusivamente en el ámbito provincial, ya que no se permiten los desplazamientos fuera de la provincia donde se desarrolle la actividad".

Sin embargo, y como de momento en esta fase seguirá restringida la libre circulación de personas, desde el Consejo se recomienda justificar documentalmente cada traslado, la visita y la reunión con terceras personas para evitar posibles sanciones.

Ya a partir del 11 de junio, se entiende que se llega a la movilidad de forma generalizada por todo el territorio nacional para cualquier actividad profesional y a la recuperación de la actividad normal del sector. En todo caso, el Gobierno ha advertido de la posibilidad de que haya provincias que vayan avanzando etapas más lentamente, en función de criterios sanitarios, así como de que los movimientos podrían quedar restringidos al interior de cada provincia.

Un sector muy afectado por la crisis del coronavirus

Este tipo de negocios está muy tocado por la crisis del coronavirus, dado que por el momento hay una parálisis en las operaciones inmobiliarias, que podría mantenerse en el tiempo. Existen análisis estiman que 15.000 de estos negocios podría acabar cerrando debido a la situación generada.

Por el momento, según fuentes del sector, las inmobiliarias están negociando una rebaja con los portales tipo idealista y Fotocasa, a los que pagan por insertar un número determinado de anuncios. En algunos casos lo que les están ofreciendo es subir todo su catálogo. A pesar de ello, entre un 15% y un 20% de los anunciantes profesionales se han visto impelidos a retirar sus anuncios, según las citadas fuentes. Un portavoz de idealista señala que lo relevante con los anuncios no es el número, sino cuántas casas hay anunciadas (normalmente se repite una misma vivienda con varias agencias) "y aunque algunas agencias han retirado algunos anuncios, la oferta de viviendas sigue similar durante el último mes", afirman.

"De hecho hoy hemos publicado un estudio que confirma que dos de cada tres profesionales han seguido trabajando y comercializando sus viviendas durante el confinamiento. Las agencias más sofisticadas y profesionales siguen trabajando y publicando su portfolio. La que no apostó por digitalizarse lo está pasando peor y es la que piensa, erróneamente, que si no puede enseñar los pisos para qué anunciarlos, sin darse cuenta que las casas las están comercializando otras agencias", subrayan.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2020 - 22:21 h

Descubre nuestras apps

stats