Alertan de que la mitad de los 700 funcionarios de Prisiones podrían pedir el traslado antes de la transferencia a Euskadi

José Ramón López de Acaip, y Raúl Arza, de UGT Euskadi

Acaip-UGT, que es el sindicato mayoritario de las tres prisiones vascas, ha acusado al Gobierno vasco de "falta de previsión" y de actuar "de forma lenta" a la hora de definir el modelo de gestión de la transferencia a partir del 1 de octubre. También entiende su presidente, José Ramón López, que se desconoce "cómo funciona un centro penitenciario y cuáles son sus necesidades reales".

Euskadi define su modelo de Prisiones: sin entrar a la cárcel con penas de menos de cinco años y módulos mixtos

Euskadi define su modelo de Prisiones: sin entrar a la cárcel con penas de menos de cinco años y módulos mixtos

A tres semanas de la asunción de la competencia, Acaip-UGT cree que faltan datos de "cuál" es el modelo de gestión que propone la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, y ha advertido de que "no se puede empezar con la gestión de una competencia nueva sin ningún acuerdo sindical". López ha hecho estas afirmaciones en una comparecencia en la sede del UGT en Bilbao, sindicato con el que confluyó en 2018, junto al secretario general de UGT-Euskadi, Raúl Arza, la secretaria general de la federación de Servicios Públicos de UGT-Euskadi, Arantza Agote, y del responsable de Acaip-UGT de Euskadi, Juan Carlos Díaz, informa Europa Press.

En la comparecencia se ha dado a conocer un informe del sindicato sobre la situación en los centros penitenciarios vascos, así como las prioridades en infraestructuras y medios humanos en las prisiones, ante la inminente asunción de las competencias penitenciarias, efectiva el 1 de octubre, y su encaje en la Administración General de Euskadi. Es una propuesta que, tal y como han trasladado, ya ha sido presentada al Gobierno autonómico.

En dicho análisis, se recogen tres carencias fundamentales a la hora de abordar la gestión del sistema penitenciario. En primer lugar, que Euskadi no cuenta con centros de inserción social para afrontar la política penitenciaria de tercer grado. En segundo lugar, señalan que existe un grave problema del personal necesario que se requiere. Según sus estimaciones, "a día de hoy, y tal y como ha calculado el sindicato, la falta de personal se cifra en más de 90 trabajadores porque, tal y como ha denunciado, "están sin cubrir el 30% de las plazas de personal laboral y más del 10% de las necesarias entre el personal funcionario" en las tres cárceles vascas: Zaballa, Basauri y Martutene.

El personal actual entre las tres prisiones ronda los 700 trabajadores, entre funcionarios y plantilla laboral. En este punto, López ha apuntado que el 50% de esos 700 funcionarios destinados en Euskadi pueden inscribirse en el concurso de traslados que Instituciones Penitenciarias abrió el pasado 1 de septiembre. A todo ello habría que sumar, en tercer lugar, lo que López ha calificado como el "mal endémico y muy preocupante" entre su colectivo, como es la elevada media de edad de los funcionarios, que se sitúa en 54 años en Basauri, en los 51 años en Zaballa y de 48 años en Martutene, cuando, ha precisado, "hay que afrontar una población reclusa cada vez más joven".

A juicio del sindicato mayoritario en Prisiones, "la asunción de las competencias por parte del Gobierno Vasco suscita muchas dudas que no quedan resueltas en las Bases para la Implantación del Modelo Penitenciario en Euskadi". Para empezar, ha añadido, "es primordial que disponga de un sistema provisional de cobertura de las necesidades que vayan surgiendo a partir del 1 de octubre". López ha afirmado que, a juicio de su sindicato, "hay mucho desconocimiento de cómo funciona un centro penitenciario y de cuáles son las necesidades reales de funcionamiento".

Por ese motivo, entienden que "se están dando una situación de poco calado, de ir a 'matacaballo', solamente buscando una fecha para presentar un acuerdo a los ojos de la opinión publica". Sin embargo, ha advertido, ese acuerdo, "a día de hoy, está lejos". "Aunque no decimos que no se vaya a producir, porque somos el sindicato mayoritario en instituciones penitenciarias desde el año 1998 y somos un sindicato que firma acuerdos, estamos para firmar acuerdos pero no para firmarlos a cualquier precio", ha indicado.

A juicio del presidente de Acaip, el problema de esta transferencia es que es "totalmente nueva". "Y vamos a tener que crear todo nuevo desde la estructura, como ya se tenía en la Administración central", ha dicho. Por eso, ha valorado, tienen la sensación de que "no se ha calibrado bien esta circunstancia desde el Gobierno y que está muy poco trabajada y muy poco desarrollada pese a ser una competencia muy deseada".

López ha fijado "las líneas rojas" que su sindicato no va a traspasar en las negociaciones en materia de retribuciones económicas de las plantillas de los tres centros penitenciarios vascos. En este sentido, ha advertido de que no van a permitir que "un funcionario transferido pierda dinero bajo ningún concepto". "Eso es absolutamente impensable y esa es una línea roja evidente", ha enfatizado. Además, el Gobierno casco "no puede pretender que los sindicatos, como representantes de los trabajadores, renuncien a derechos adquiridos por las plantillas".

En su informe, Acaip-UGT sostiene que las carencias de personal, tanto por vacantes, como por relaciones de puestos de trabajo infradotadas "deben solucionarse con la adecuación de las relaciones de puestos de trabajo a la realidad existente con un dimensionamiento adecuado". Para ello, también es necesaria una OPE suficiente que permita cubrir de forma adecuada las relaciones de puestos de trabajo. Sin embargo, López ha alertado de que esos nuevos trabajadores no se incorporarían antes de dos años, lo que agravaría la situación de provisionalidad, algo que requiere, en su opinión de la creación de una bolsa de interinos que permita solucionar disfunciones coyunturales de forma efectiva y rápida.

El Gobierno vasco se reunirá este miércoles con los sindicatos para negociar las condiciones laborales de los trabajadores afectados por la transferencia a Euskadi de la gestión de las cárceles ubicadas en la comunidad autónoma. En este sentido, López ha corroborado que las reuniones mantenidas hasta ahora solo han sido "de carácter técnico, a efectos de instrumentalizar al 1 de octubre los efectos del traspaso". Asimismo ha lamentado que las declaraciones realizadas acerca del modelo del sistema "son bastante generalistas pero no aluden exactamente en qué términos" por lo que todavía no tienen "una idea clara de qué y cómo quieren llevar a cabo" la gestión del sistema penitenciario vasco.

Etiquetas
Publicado el
7 de septiembre de 2021 - 17:00 h

Descubre nuestras apps