La agresión a un joven del PP de Vitoria se investigará como delito de odio y hay cuatro testigos de los hechos

Ander García Oñate, con Pablo Casado

La agresión al joven militante de las Nuevas Generaciones del PP Ander García Oñate, que se produjo en la noche del sábado al domingo en los exteriores de una discoteca de Vitoria, será investigada finalmente como delito de odio, según ha propuesto la Fiscalía este martes. En un principio, el caso se iba a resolver en un juicio rápido pero ha quedado suspendido en la propia vista tras la petición del ministerio público, aceptada por el abogado de la víctima y a la que tampoco se ha opuesto el letrado de la agresora, según fuentes judiciales.

La Ertzaintza detiene a una joven por pegar un puñetazo a un militante de las Nuevas Generaciones del PP en Vitoria

La Ertzaintza detiene a una joven por pegar un puñetazo a un militante de las Nuevas Generaciones del PP en Vitoria

García Oñate recibió un puñetazo en la cara de una joven de apenas 20 años, quien también le gritó "facha" y que profirió un "Gora ETA!" cuando fue reducida por los testigos y también por el personal del local antes de su detención por parte de la Ertzaintza. En el juicio rápido se podía haber condenado a la agresora por un delito de lesiones con el agravante de odio pero la nueva tipificación que plantea la Fiscalía obliga a activar un procedimiento ordinario con su fase de instrucción y posterior juicio oral. Las penas son mucho más elevadas y pueden incluir prisión y una onerosa sanción económica.

La magistrada que asume la causa es la titular del juzgado de instrucción 2 de Vitoria, Cristina Rodríguez Ruiz, conocida en las últimas semanas por estar al frente del sumario en el que se analizan las filtraciones de exámenes en las oposiciones médicas del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza). Será el próximo lunes cuando declare la joven en calidad de imputada, así como la víctima y los testigos. Explican fuentes judiciales que la Ertzaintza ya ha entregado su atestado exponiendo los hechos y que, además, hay cuatro jóvenes que presenciaron lo ocurrido, dos chicos y dos chicas. Aunque el cambio procesal alargará los plazos, desde el entorno de García Oñate confían en que el expediente pueda estar resuelto en pocas semanas.

La agresión ha suscitado polémica política ya que el PP ha señalado a la izquierda abertzale por no emplear la palabra "condena". De hecho, le acusa de estar detrás de un clima justificador de este tipo de actuaciones. EH Bildu, por boca de Arnaldo Otegi y de sus portavoces en Vitoria, ha "rechazado" lo ocurrido. Incluso internamente el sector crítico de EA se ha desmarcado. "No podrán con nosotros. No podían con las armas, mucho menos lo van a conseguir con puñetazos", ha escrito en Twitter el propio García Oñate.

En medio de este debate, el portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, ha pedido que las conductas violentas "no se pueden normalizar" y que "han de recibir la condena pública más contundente de las instituciones y de todos sus representantes". No puede haber "explicaciones y argumentos para justificar esas actitudes violentas", ha remarcado. Tras la sesión semanal del Consejo de Gobierno, el portavoz ha leído una declaración suscrita por las dos formaciones que integran la coalición, PNV y PSE-EE. En ella, en la línea por la reflexión lanzada por el líder del PP vasco, Carlos Iturgaiz, se plantea "cómo es posible que, tras todo lo que ha sufrido esta sociedad en su historia reciente, la apelación a la violencia siga existiendo" y, particularmente, en una persona de apenas 20 años y que tenía 10 cuando ETA dio por finalizada su actividad terrorista.

Etiquetas
Publicado el
7 de septiembre de 2021 - 16:47 h

Descubre nuestras apps

stats