El coronavirus deja a San Sebastián sin Tamborrada en su día grande

Tamborrada San Sebastián en la edición de 2016

Este 20 de enero de 2021 los tambores y barriles no desfilarán por San Sebastián para celebrar su día grande y las miles de personas que desfilan anualmente por sus calles vestidas con trajes militares napoleónicos o de cocineros tendrán que quedarse en casa para cumplir con las medidas contra el coronavirus.

No es la primera vez que la celebración donostiarra se cancela. Las guerras carlistas, las nevadas, las fuertes lluvias, los conflictos derivados de la prohibición de la de la sokamuturra, la Guerra Civil y el estado de excepción han sido algunos de los motivos históricos que han dejado a Donostia sin su celebración patronal desde que comenzó a celebrarse la Tamborrada del día de San Sebastián, documentada por primera vez en 1876. El 2021, por la pandemia de la COVID-19, será la vez número 16 que se cancela esta fiesta.

A pesar de ello, el Ayuntamiento de San Sebastián ha realizado un llamamiento para que, desde sus casas, los donostiarras celebren el día grande y cuelguen banderas blanquiazules en sus ventanas y balcones en honor a la fiesta. Por su parte, el alcalde, Eneko Goia, ha recalcado que el 20 de enero "no cambia para los donostiarras" y ha invitado a la ciudadanía a "demostrar el orgullo de ser donostiarras" aunque ha admitido que "lo que más nos gustaría es poder disfrutar de la fiesta en compañía y tocando el tambor, pero no puede ser".

El Ayuntamiento ha repartido durante el fin de semana 10.000 banderas de San Sebastián para colgar en los balcones y la plaza de la Constitución, aunque no pueda ser el escenario del bullicio clásico que año tras año se celebra en esta jornada, al menos sí que tendrá izada la bandera donostiarra las 24 horas que dura la fiesta. 

160 años de la Marcha de San Sebastián

Este 2021, además, tenía lugar una fecha especial: se cumplen 160 desde que Raimundo Sarriegi escribió las notas de la Marcha de San Sebastián, que más tarde se completaron con la letra de Serafín Baroja. Para celebrarlo, representantes de 80 compañías de la tamborrada, junto con la banda de música de los profesores del conservatorio, el Orfeón Donostiarra, los grupos de danza Kresala y Goizaldi y el Coro Easo han participado en una grabación en el teatro Victoria Eugenia de las marchas Sarriegi. Con ella, lo que se pretende es que los donostiarras, desde sus casas, puedan crear sus propias tamborradas siguiendo la grabación a través de ETB o en los canales digitales del Ayuntamiento de San Sebastián (donostia.eus) y (danborrada.donostiakultura.eus).

Con el objetivo de que las calles de Donostia se sumen a la fiesta, el Ayuntamiento ha organizado una exposición de trajes de Tamborrada que se expondrán en los escaparates de los comercios de todos los barrios de la ciudad. Para ello, ha cedido 86 trajes, 55 de adultos y 31 de la Tamborrada infantil.

A pesar de los intentos por celebrar una Tamborrada acorde a la pandemia, la festividad no cambia para San Sebastián las restricciones del Gobierno vasco para evitar contagios del coronavirus. Por ello, las sociedades gastronómicas -locales en los que se suele celebrar la fiesta con gran concentración de personas- no podrán abrirse. Además, el toque de queda se mantendrá a las 22.00 y no se podrá reunir con más de seis personas e la calle.

Etiquetas
Publicado el
17 de enero de 2021 - 21:59 h

Descubre nuestras apps