La portada de mañana
Acceder
El Gobierno ocultó a la ONU la venta de armas a Arabia Saudí en 2018
La agónica lucha de las células contra el coronavirus en los que murieron
Opinión - La directora, por María Ramírez

El contrato de alquiler de un piso deberá inscribirse en un registro oficial junto con la fianza

Los alquileres deberán inscribirse en un registro.

La futura Ley de Vivienda (el PSE y UPyD han alcanzado un acuerdo que cuenta con el respaldo de EH Bildu) obligará a que todos los contratos de alquiler suscritos por particulares se inscriban en un registro oficial. Ahora, no existe ninguna obligación de que ese tipo de contratos figure en ningún sitio, lo que provoca numerosos casos de picaresca y, en algunos casos, el arrendador no declara los ingresos a Hacienda.

La ley de vivienda penalizará los pisos vacíos y obligará a que todo el parque público sea de alquiler

La Ley de Vivienda penalizará los pisos vacíos y obligará a que todo el parque público sea de alquiler

Así, una vez que se apruebe la ley todos los contratos de arrendamiento de las fincas urbanas ubicadas en la comunidad autónoma tendrán que figurar en ese registro. Al mismo tiempo, los arrendadores deberán depositar en el Gobierno vasco la fianza en metálico. Bixen Itxaso, el parlamentario socialista que lleva el debate y las negociaciones sobre esta ley, apunta que en la actualidad “el alquiler se circunscribe a un acuerdo entre particulares, pero no hay ninguna constancia de ello. En todo caso, el inquilino y el arrendador declaran a Hacienda los ingresos o las deducciones. Pero es algo que queda dentro de la autonomía o la voluntad de las partes: Si no hay registro, nadie sabe si un piso está alquilado o no”.

El registro facilitará, por un lado, un control sobre el parque de alquiler y depurar mejor las estadísticas sobre vivienda vacía. Por otra parte, el hecho de que haya que depositar la fianza supone una garantía para el arrendatario, que podrá recuperarla sin problemas cuando se extinga el contrato y el piso se encuentra en las mismas condiciones que se lo alquilaron. En cuanto al fraude fiscal, Itxaso apunta que “las rentas inmobiliarias se deben declarar, pero muchas veces los alquileres se sustraen al conocimiento público. Con el registro se sabrá que el piso está alquilado y los beneficios que ello puede producir”.

En el caso de que no se notifiquen los alquileres, la ley contempla un régimen sancionador que califica de pena grave esta irregularidad. El castigo, en un primer momento, será una multa. “La administración dispondrá de una foto más exacta del mercado, cuántos pisos están alquilados, cuál es la renta media”.

La Ley de Vivienda, que previsiblemente se aprobará el próximo mes de junio, recogerá el derecho subjetivo a la vivienda, penalizará con un canon de manera progresiva a los dueños de casas deshabitadas y obligará a que todo el parque de pisos públicos sea de alquiler, entre otras medidas. En el caso del parque público de alquiler, la medida es progresiva y se fija un horizonte temporal de cinco años desde la aprobación de la ley para materializarla.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats