Erne repite victoria electoral en la Ertzaintza y asume “liderar” la negociación con Beltrán de Heredia

Roberto Seijo, esta noche en la sede de Erne con el panel de los resultados

El sindicato Erne se ha impuesto con claridad en las elecciones de la Ertzaintza, que también han visto cómo Esan se consolida como segunda fuerza y cómo el sindicalismo de clase continúa a la baja con la práctica desaparición de CCOO y la caída de ELA. Erne, según el escrutinio cerrado a las 3.40 horas de la madrugada del jueves al viernes, ha obtenido 2.595 votos, el 38,76%, y ha obtenido 24 delegados.

Las elecciones en la Ertzaintza miden la apuesta por la confrontación de Erne

Las elecciones en la Ertzaintza miden la apuesta por la confrontación de Erne

Estas elecciones sindicales son una repetición de las celebradas en 2014 y que fueron anuladas por los tribunales por varios errores formales denunciados por CCOO. Respecto a la anterior convocatoria de 2010 Erne sube del 35% al 38%, si bien no alcanza el 39% logrado en las urnas luego anuladas hace tres años. “El resultado no deja dudas sobre quiénes deben tomar las riendas de la negociación en la Ertzaintza”, ha valorado la central en un comunicado, en el que ve refrendada su línea sindical de oposición firme al actual Departamento de Seguridad que dirige Estefanía Beltrán de Heredia. Erne ha ganado en las tres provincias.

Otra central corporativa, Esan, se consolida como segunda fuerza (1.858 sufragios). El sindicato escindido de ELA ha alcanzado el 27% de los apoyos, cuando no llegaba al 13% en 2010 y se quedó en el 22% en 2014. En este sentido, la joven organización ha adelantado ya claramente a ELA, relegada a tercera fuerza con apenas un 12,7% de votos (851), diez puntos menos que en la anterior convocatoria y también lejos del 14,6% de la cita anulada por la Justicia.

La cuarta formación que obtiene representación en las dos mesas de negociación, la denominada 'mesa 103' y el Consejo de la Ertzaintza, es Euspel, que pasa del 7,2% de 2010, porcentaje similar al obtenido en las fallidas elecciones de 2014, a un 9,5% (636 apoyos). En Álava ha alcanzado el 20%. Sipe, por su parte, cae de estar por encima o rondando el 10% de apoyos a menos del 8% (506 papeletas). CCOO, finalmente, recaba apenas 173 votos, menos del 3% del total.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats