Las jugadoras de balonmano playa podrán elegir su equipación en competiciones nacionales

El plante de la Federación Vasca de Balonmano ante la normativa europea que obliga a los equipos femeninos a competir con top y braguita está dando resultados. El primero, la reunión del Consejo General de Deportes con la Federación Española, que tenía previsto aplicar la norma el próximo año. Tras el encuentro ambas partes han informado de que las jugadoras podrán elegir la equipación que prefieran en competiciones nacionales.

¿Deporte femenino o pase de modelos?

Este es el principal acuerdo al que se ha llegado tras el encuentro que han mantenido en la sede del CSD, y al que asistieron el presidente del CSD, Miguel Cardenal, la directora general de este organismo, Ana Muñoz, y el presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez.

La reunión tenia como objeto analizar el contenido de la normativa internacional, asumida por la Federación Española, relativa al uniforme de los equipos femeninos de balonmano playa, “cuyo carácter de uso obligatorio puede ser sexista”, según ha explicado Ana Muñoz.

Las normas de juego de la Federación internacional, asumidas desde 2010 por la Federación Española, exigen que el uniforme de las chicas “deje el estómago al aire”, que el bikini inferior no tenga en su parte más ancha más de 10 centímetros, mientras que el de los chicos señala que el pantalón puede ser holgado y largo, aunque 10 cmts. desde la rótula, como máximo. El CSD, a través de Ana Muñoz, ha explicado que las jugadoras tendrán libertad de elección en competiciones nacionales.

"Un primer paso"

Desde la Federación Vasca de Balonmano, la primera que expresó su malestar y se planteó no competir en torneos nacionales, consideran este gesto como "un primer paso" para avanzar en este sentido y conseguir revocar la norma de carácter internacional. Diego Izquierdo, portavoz de la federación, es consciente de que este es "el único paso que puede dar por ahora la la federación española" que está obligada a acogerse a la normativa internacional, pero espera que el recorrido no se quede aquí y los organismos deportivos sigan trabajando en "términos de igualdad", ha afirmado. La federación vasca ha mantenido en los últimos días conversaciones con las diputaciones y el Gobierno vasco y tiene prevista una reunión el próximo lunes para analizar la situación.

La polémica desatada tras el campeonato disputado el pasado fin de semana en Suances (Cantabria) en el que 21 de los 22 equipos participantes fueron amonestados por no cumplir con la indumentaria ha causado un gran revuelo mediático que ha obligado a la federación española a dar marcha atrás y no asumir la regulación establecida desde Europa. Una atención a la que el deporte femenino no está acostumbrado, y que aunque agradecen porque ha servido de altavoz para difundir la queja de las deportistas, esperan que se gestione "con seriedad y no se convierta en un espectáculo", ha reclamado Izquierdo.

Etiquetas
Publicado el
10 de julio de 2014 - 17:41 h

Descubre nuestras apps

stats