PNV, PSE-EE y PP pactan incrementar el número de asesores en las Juntas Generales de Álava

Ramiro González, en las Juntas Generales

PNV, PSE-EE y PP han acordado incrementar el número de asesores en las Juntas Generales de Álava, el Parlamento foral. En relación a la pasada legislatura, nacionalistas y socialistas -que han ganado escaños en las generales- tendrán ocho nóminas más a su disposición (cada asesor percibe 55.000 euros de sueldo), mientras que el PP tan sólo tendrá que prescindir de un trabajador, cuando le correspondería haber perdido cuatro. Fuentes de estos partidos indican que el sistema “no perjudica a nadie y beneficia a todos” y que “hay presupuesto suficiente con cargo a remanentes” no gastados en ejercicios anteriores para afrontar una subida de gastos de personal que algunos cálculos todavía preliminares sitúan en el entorno de los 270.000 euros anuales.

La pasada legislatura cada partido con representación en las Juntas Generales tenía una subvención fija más un variable por escaño. Son cantidades pequeñas, de 2.760,14 y 1.669,84 euros, respectivamente, que no se modifican de cara a esta nueva etapa. A partir de ahí, se regulan asignaciones económicas para “apoyo técnico”, un dinero que los partidos pueden gestionar libremente aunque formalmente se establezca un cupo de asesores por grupo político.

De 2015 a 2019 los asesores se han repartido de la siguiente manera:

  • Cada miembro de la Mesa y cada portavoz parlamentario dispone de un asesor con una nómina de 79.891,98 euros.
  • Como apoyo técnico, los grupos disponían de 1 colaborador si tenían de 3 a 8 escaños y de 3 si pasaban de 9. Además, había otra escala con 1 asesor adicional para los grupos de 1 ó 2 miembros, 2 asesores para los de entre 3 y 8 y 4 para los de más de esos escaños.

Ahora, PNV, PSE-EE y PP han variado el modelo:

  • Cada miembro de la Mesa y cada portavoz parlamentario dispone de un asesor con una nómina de 79.891,98 euros.
  • Como apoyo técnico, los grupos de 1 ó 2 escaños disponen de un asesor, los de entre 3 y 10 de una cantidad resultante de multiplicar sus electos por 0,75 y, a partir de 10, de un trabajador adicional cada dos escaños.

Ello supondrá que el PNV pase de 7 nóminas a 10 y media, los socialistas de 4 a 8 y media y el PP de 7 a 6, a pesar del batacazo electoral que habría dejado su grupo reducido a tres asesores. EH Bildu también pasaría de 7 a 8 asesores y medio y Elkarrekin Podemos retendría 3, si bien serían dos menos que la suma de los de Podemos e IU, que trabajaron separados en el anterior cuatrienio. El incremento no es tal cual, ya que a ello hay que descontar que el personal contratado por dos grupos desaparecidos, Orain Araba y Ciudadanos. La reforma saldrá adelante por contar con mayoría holgada estos tres partidos en el pleno de la Cámara foral. Está previsto que entre en vigor el 1 de agosto.

Se da la circunstancia de que, a pesar del enfrentamiento político, el PP también se ha avenido a pactar con PNV y PSE-EE en el Ayuntamiento de Vitoria para no perder dos puestos de asesor. El propio alcalde nacionalista, Gorka Urtaran, ha cedido dos puestos de su equipo a trabajadores 'populares' que, de lo contrario, habrían tenido que ser despedidos por los malos resultados electorales.

Por otro lado, según ha informado 'Diario de Noticias de Álava', el Gobierno de la Diputación alavesa, en manos de nacionalistas y socialistas, ha acordado también subirse los salarios. El diputado general, Ramiro González, pasa a cobrar 97.970 euros anuales, 5.556 más que la pasada legislatura. También las tenientes Pilar García de Salazar y Cristina González ven mejorada su nómina hasta alcanzar los 93.450 euros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats