Una obra cuyo coste se multiplica por cuatro en Erandio

El PSE de Erandio ha denunciado que las obras en una calle de la localidad han sufrido retrasos y sobrecostes, propiciados por la “torpe gestión” del PNV, que han supuesto multiplicar por cuatro el dinero que debe pagar el Ayuntamiento.

Según ha precisado el portavoz socialista, Juan Otermin, esta obra podría haber supuesto menos de 200.000 euros a las arcas municipales, pero finalmente la factura que debe afrontar el consistorio supera los 800.000 euros.

Respecto del coste previsto inicialmente, ha señalado que la obra se adjudicó al principio por 620.947 euros, de los que se podría haber descontado una subvención de 422.825 euros del Gobierno vasco a cargo del programa Hiriber. Es decir, que el Ayuntamiento contaba con realizar un desembolso de sólo 198.122 euros.

Sin embargo, la pérdida de esa subvención, unida al abandono de la obra por la UTE adjudicataria (Antia SL e Inelsa), las medidas de seguridad que hubo que afrontar y la nueva adjudicación han supuesto una suma de 809.703 euros.

“Este es el resumen perfecto del saber hacer del PNV, de su modelo de gestión. Lo que podrían haber sido 198.122 euros de gasto para Erandio se han convertido en 809.703 euros. Se ha multiplicado por cuatro el esfuerzo de inversión para las arcas municipales”, ha añadido.

El PSE cesura que estas obras de la calle Ignacio tuvieron su “pecado original” en el empecinamiento de los responsables municipales del PNV en adjudicar la obra a la citada UTE, a la que se le solicitó hasta en dos ocasiones la justificación de su oferta económica que, según la ley, era “desproporcionada o temeraria”.

“Sin embargo, siguieron adelante y pasó lo que todos sabemos. La UTE dejó las obras a medio terminar y, encima hubo que pagarle 144.002 euros por los trabajos realizados hasta esa fecha de su marcha. A esta cifra se han sumado 59.828 euros de gasto en concepto de las medidas de seguridad que se debieron adoptar, por la adecuación de la obra y la redefinición del proyecto en función de la parte de la tarea que quedaba por ejecutar”, ha explicado.

Finalmente se realizó una segunda adjudicación a Construcciones Morga SL, que ha logrado acabar las obras por 605.872 euros. Esta cifra, sumada a las otras dos del pago a la UTE y de las medidas de seguridad, supone los mencionados 809.703 euros que el Ayuntamiento debe desembolsar.

Asimismo, Otermin ha insistido en que no se pueden olvidar en este relato de los despropósitos del PNV los 422.825 euros de la subvención otorgada por el Gobierno Vasco a cargo del programa HIRIBER para la ejecución de dicha obra, perdidos por no haber hecho los deberes a tiempo.

“En resumen, de 198.000 euros (primera licitación descontada la subvención del Gobierno Vasco) hemos pasado a 810.000 euros (segunda licitación, más pagos de la primera licitación, más medidas de seguridad). Un agujero en las arcas del pueblo por la incapacidad de los actuales gestores del Ayuntamiento”, ha concluido.

Etiquetas
Publicado el
5 de julio de 2013 - 16:11 h

Descubre nuestras apps

stats