La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

Marcha multitudinaria en Donostia por los derechos de los presos de ETA con el independentismo catalán como invitado

Asistentes a una manifestación a favor de los presos de ETA, a 23 de octubre de 2021, en San Sebastián, Euskadi

En la semana en que se han cumplido diez años del final del terrorismo de ETA, miles de personas se han concentrado este sábado en Donostia en defensa de los derechos de los presos tras una convocatoria de la plataforma Sare en la que se podía leer una pancarta que reclamaba el fin de la "excepcionalidad" y que tenía por lema 'Ibilian, etxerako bidean' ('Andando, de camino a casa' en euskera). Se han escuchado abundantes cánticos de "Etxera!", que se puede traducir como una reivindicación del acercamiento pero también de la excarcelación. Además de la izquierda abertzale, PNV y Podemos -aunque con cargos de segundo rango- y el conjunto de los sindicatos han respaldado la convocatoria, a la que han asistido como invitados expresos independentistas catalanes como Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Raül Romeva, Dolos Bassa o Josep Rull que han sido ovacionados

Exmiembros de ETA arrepentidos piden a la izquierda abertzale que asuma parte de la responsabilidad en los atentados

Exmiembros de ETA arrepentidos piden a la izquierda abertzale que asuma parte de la responsabilidad en los atentados

Si en 2011 eran del orden de 700 los reclusos, ahora son unos 200. De ellos, alrededor de 70 cumplen su condena en las cárceles de Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra después de un cambio en la política penitenciaria con el Gobierno de Pedro Sánchez que ha supuesto que no queden ya reclusos en España más al sur de Madrid. El EPPK es el colectivo oficial de presos y en el pasado ha expulsado e incluso considerado traidores a aquellos miembros de ETA que renegaban de la organización e iniciaban procesos de reinserción como la denominada 'vía Nanclares'. Esta semana, algunos de ellos han criticado en una carta a la izquierda abertzale por no asumir sus responsabilidades por haber dado cobertura política a la violencia.

"Nos encontramos de nuevo en la calle y una vez más tenemos que pedir al Gobierno de España que cumpla con la ley ordinaria", ha enfatizado la portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, aunque también estaba presente uno de los grandes protagonistas de la semana, el líder de la coalición, Arnaldo Otegi, quien este lunes leyó una declaración sobre el reconocimiento de las víctimas de ETA y, horas después, vinculó los apoyos al Gobierno central por la necesidad de buscar soluciones al colectivo de presos. Asimismo, han acudido el líder de Sortu, Arkaitz Rodríguez, el parlamentario Julen Arzuaga o los diputados Mertxe Aizpurua y Jon Iñarritu. La parlamentaria del PNV Irune Berasaluze ha destacado la reciente transferencia de Prisiones. Con ella han acudido el presidente de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Xabier Ezeizabarrena, y otros cargos públicos como Kerman Orbegozo o Iñaki Agirre. La portavoz municipal, Aitzole Araneta, ha representado a Podemos.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha aprovechado su asistencia a la manifestación para calificar de "valiente y sincera" esa declaración sobre la violencia y ha puesto en valor que Euskadi "siga en este momento un camino por el que siempre ha apostado" Catalunya, "que es el camino del diálogo, de la negociación y el acuerdo" para resolver "el conflicto con el Estado". "Es un placer volver al País Vasco después de cuatro años de ausencia forzosa", ha añadido en alusión al tiempo que ha estado en prisión a raíz del 'procès' de 2017, informa Europa Press. "Estamos aquí por dos razones. La primera, devolver las toneladas de apoyo que hemos recibido durante nuestra cautividad por parte de la sociedad vasca y por parte de Sare [...]. La segunda, no tiene sentido que, después de diez años de la desaparición de la acción de ETA, el Estado español continúe con esta situación de un derecho excepcional", ha expresado el exconsejero catalán Josep Rull, que también fue encarcelado al formar parte del Govern de Carles Puigdemont cuando se aplicó el 155.

Una representación de la asociación de víctimas Covite ha desplegado dos pancartas en el recorrido de la marcha, una en euskera y otra en castellano. En concreto, las han colocado sobre el túnel del Antiguo. En la primera estaba tachada la palabra "gudari" y era sustituida por "asesinos" y en la segunda lo que estaba tachado era "presos políticos" y ponía en su lugar "asesinos presos". También han lanzado pasquines con nombres de asesinados por ETA. Algunos de los presentes se han girado y han abucheado a Covite. Estas personas les han llamado "fascistas" y "terroristas".

Etiquetas
Publicado el
23 de octubre de 2021 - 18:14 h

Descubre nuestras apps

stats