Ventilan con dos multas de 3.000 euros los “graves” incumplimientos sanitarios en los conciertos de La Polla en Vitoria

El concierto de La Polla Records en Vitoria

El Departamento de Salud ha ventilado con dos multas de 3.000 euros los graves incumplimientos de las medidas sanitarias para prevenir la COVID-19 en los dos conciertos del grupo La Polla Records ofreció los días 17 y 18 de diciembre, ya en plena ola de contagios, en el recinto público Fernando Buesa Arena de Vitoria. En un comunicado, las autoridades sanitarias asumen que Euskadi estaba en "emergencia sanitaria" -alrededor de 1.000 casos de incidencia acumulada-, que no se pidió en la entrada el pasaporte COVID ya vigente o que no se observó el cumplimiento del uso de mascarillas, pero la cuantía de la multa queda lejos del máximo de 600.000 euros contemplado en la ley antipandemias aunque se afirma que es la cantidad "máxima contemplada" para un caso de este tipo.

La Polla Records suspende en Donostia mientras se investigan los incumplimientos en dos conciertos de Vitoria

La Polla Records suspende en Donostia mientras se investigan los incumplimientos en dos conciertos de Vitoria

Explica Salud que la sanción de 6.000 euros -que deberá ser abonada por la promotora privada Last Tour- se fundamenta en el apartado sancionador de la ley, aprobada en el verano de 2021 y que precisamente vio rebajado su apartado punitivo tras un acuerdo del Gobierno de PNV y PSE-EE con la coalición Elkarrekin Podemos-IU, porque estos hechos se encuadran en las infracciones "graves" pero de "grado menor". Sin embargo, la propia norma prevé que "cuando se produzca de modo reiterado" un incumplimiento se puede tipificar la infracción como de "muy grave" y alcanzar multas de hasta 600.000 euros. Así lo prevé la norma: "El incumplimiento de las medidas cautelares o definitivas que adopten las autoridades sanitarias competentes, o de requerimientos o instrucciones directas, cuando se produzca de modo reiterado y concurra daño grave para la salud de las personas".

Como publicó este periódico, en el primero de los conciertos no solamente hubo un incumplimiento flagrante de las medidas sanitarias como el uso continuado de mascarillas al ser un espacio interior o la no exigencia del certificado, sino que se permitió el acceso al escenario de dos portavoces de un colectivo antivacunas para hacer un alegato contra las restricciones sanitarias y se exhibió una bandera tachada de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de ello, a las 24 horas se volvió a celebrar un nuevo recital del mismo grupo con idénticos incumplimientos, si bien no consta que en este segundo pase se repitiera el mensaje de los negacionistas. En ambos casos hubo ertzainas de paisano de la unidad de Juegos y Espectáculos que levantaron acta de lo ocurrido.

Explica Salud que "los responsables de la gira del grupo musical deberán abonar un total de 6.000 euros al erario público por cometer las mismas infracciones en ambos eventos", si bien no se considera que los problemas el segundo día constituyan un agravante que eleve la tipificación de los hechos de "graves" pero en "grado menor" a otros niveles más severos y más castigados. Por su parte, la institución titular del Fernando Buesa Arena, la Diputación de Álava, manifestó su "bochorno" y admitió conocer antes del segundo concierto lo ocurrido la noche anterior, aunque no se adoptaron medidas específicas entre ambos.

La Polla Records ofreció en Vitoria sus últimos espectáculos en Euskadi antes de su retirada, ya que se suspendió el evento previsto en el velódromo de Anoeta de Donostia el 29 de diciembre al entrar en vigor ese día restricciones de aforo, según explicó la promotora Last Tour. Sin embargo, en esas fechas sí hubo un concierto en Madrid que se celebró con normalidad a pesar de lo ocurrido días antes en Vitoria.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats