La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el 'efecto Feijóo' pero sigue por delante del PSOE
EXCLUSIVA | Castilla y León ocultó un segundo sueldo del consejero de Cultura de Vox
OPINIÓN | 'Refundar la nada', por Esther Palomera

Ecologistas en Acción considera que la decisión del Supremo sobre Valdecañas “aborta un peligroso precedente”

El Supremo declaró ilegal el Complejo Marina Isla de Valdecañas / www.isladevaldecanas.es

Ecologistas en Acción ha celebrado la sentencia del Tribunal Supremo que acuerda la demolición total de la Isla de Valdecañas “porque aborta un peligroso precedente como es el uso de argucias para no ejecutar sentencias de demolición de obras nítidamente contrarias a la legislación urbanística y ambiental”.

El colectivo ha recordado que hace ya 14 años que inició un proceso administrativo y judicial en contra de una urbanización, Marina Isla de Valdecañas, que se diseñó en plena zona Red Natura 2000, un espacio teóricamente protegido y no urbanizable. A su juicio, resulta difícil encontrar un caso tan “rotundo de vulneración” de la legislación ambiental y urbanística, europea, estatal y autonómica como este.

En este sentido, ha destacado que existen varias sentencias en contra del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), del Supremo y del Constitucional, con informes del CSIC que avalaban la necesidad de demoler esta urbanización ilegal. “Por eso, resultó tan sorprendente el auto del TSJEx de 30 de junio de 2020 en el que se declaraba la imposibilidad material de demoler los edificios ya terminados, limitándose a eliminar los que estaban a medio construir, en contra de los propios estudios científicos que se habían realizado en el proceso”, ha apuntado.

Ecologistas en Acción ha agregado que con aquel auto se podía instaurar un “peligroso precedente: ante vulneraciones palmarias de la legislación urbanística y ambiental, la política de hechos consumados tiraría por tierra toda la normativa urbanística y de espacios protegidos, como la Red Natura 2000”.

De esta forma, ha hecho hincapié en que los mismos razonamientos del TSJEx serían aplicables a muchas obras ilegales, declarándose luego imposible su demolición por el impacto socioeconómico que pudiera provocar, “es decir, carta blanca para construir de forma ilegal permitiendo la transformación urbanística de suelos especialmente protegidos”.

Por eso la organización ecologista decidió recurrir este auto en casación ante el Tribunal Supremo y se felicita ahora por esta sentencia, aún no notificada, “pero que sin duda supone que prevalezca el cumplimiento de la ley, el interés general de la ciudadanía y el respeto al medio ambiente”. “Con tan profusión de sentencias en contra lo único injustificable era la intención del TSJEx a evitar la demolición, aludiendo a su imposibilidad material, algo que corrige ahora el Tribunal Supremo de manera contundente y es que la urbanización debe ser demolida”, ha aseverado.

Ecologistas en Acción ha destacado que todo este largo proceso judicial y todos los gastos que va a acarrear “se podrían haber evitado si el TSJEx hubiera decretado la paralización cautelar de las obras, apenas iniciadas en 2012 cuando dictó su primera sentencia en contra de Marina de Valdecañas”.

La organización ecologista también ha destacado que siempre ha actuado “con el único afán de que se cumpliera la legalidad y de bloquear un peligroso precedente en un país dónde el urbanismo salvaje ha arrasado gran cantidad de espacios naturales” y ha recordado que renunció a la indemnización de 250.000 euros que fijó el TSJEx y se mantuvo “firme” en sus denuncias.

Por otra parte, ha exigido a la Junta de Extremadura “que pida disculpas por su nefasta y cuasi prevaricadora gestión de este asunto” y que “atienda de forma especial a los habitantes de los municipios afectados por esta urbanización”, con las medidas de compensación que se consideren adecuadas.

Por último, Ecologistas en Acción ha señalado que espera que esta sentencia “sea un aviso para navegantes de cara a la proyectada construcción de un complejo de ocio en La Serena, Elysium City, donde también se pretende urbanizar varias zonas protegidas”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats