La portada de mañana
Acceder
El plan del Gobierno para los sanitarios no solventará la falta de personal
Los supervivientes de Melilla: la Guardia Civil devolvió a personas heridas
OPINIÓN | 'Feijóo se hace un niksen', por Esther Palomera

Entra en prisión el el exalcalde de Navalvillar de Pela, condenado por malversación y prevaricación

Ayuntamiento en Navalvillar de Pela

El exalcalde de Navalvillar de Pela (Badajoz) Manuel Sánchez Custodio ya está en prisión, donde ingresó a finales de la pasada semana por una condena por malversación y prevaricación, según ha confirmado la Guardia Civil.

Condenado en firme por el Tribunal Supremo a cinco años y tres meses de cárcel y a la devolución de 62.000 euros al consistorio peleño, fue trasladado el viernes por agentes de la Guardia Civil hasta la cárcel de Badajoz tras un auto del juzgado en el que se le comunicaba que debía entrar en prisión.

Aunque el juzgado dictó el pasado mes de marzo un primer auto en el que le daba un plazo de diez días para ingresar de manera voluntaria en prisión, no ha sido hasta este segundo requerimiento cuando se ha hecho efectivo.

Sánchez Custodio había solicitado en abril un indulto total o parcial al Ministerio de Justicia, una petición que no prosperó.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo consideró acreditado que Sánchez Custodio percibió indebidamente una retribución del ayuntamiento que era incompatible con su pensión de jubilación como empleado de Correos, y que cobró dietas y kilometraje por asistir a actos en los que no estuvo presente.

El tribunal estimó parcialmente el recurso de casación interpuesto por el exalcalde de Navalvillar de Pela entre 2007 y 2015, contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Mérida que le condenó por dos delitos de malversación de caudales públicos, uno de ellos en concurso con otro delito continuado de prevaricación administrativa.

Se le rebajó dicha pena en octubre pasado al estimar que los hechos sólo podían ser calificados como un único delito.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats