La portada de mañana
Acceder
Un 10% de la población tiene que viajar más de dos horas al día para tratarse un cáncer
Sánchez reivindica la geometría variable en el Parlamento
OPINIÓN | Zabihullah Karimullah se ha ido, por Elisa Beni

El exalcalde de Ourense dice al juez que informes técnicos le avalaban para regalar suelo a constructoras

El exedil de Urbanismo Ricardo Campo (i), y el ex alcalde de Ourense del Grupo Popular Manuel Cabezas ante el juez

El que fuera alcalde de Ourense por el Partido Popular entre 1995 y 2007, Manuel Cabezas, ha comparecido este lunes en la Audiencia Provincial de Ourense acusado de un delito de prevaricación y malversación por eximir el 10% de aprovechamiento urbanístico a constructores y promotores, a los que regalaba suelo que debería haber sido puesto a disposición del ayuntamiento. Cabezas ha intentado convencer al juez de que todas sus actuaciones estaban avaladas por informes técnicos. La fiscalía pide para él siete años de prisión y el pago de 1,58 millones de euros.

En respuesta a las preguntas del Ministerio fiscal en la primera sesión del juicio, el exregidor del PP ha declarado que “las propuestas se firmaban con los informes favorables de técnicos y jurídicos”. En el juicio también está acusado el exconcejal de urbanismo, Ricardo Campo, al que también se le atribuyen delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos en lo que se conoce como “causa del 10%”.

Cuando Cabezas fue proclamado alcalde de la ciudad- con mayoría absoluta, 14 de 27 concejales, en 1995- estaba en vigor un acuerdo plenario del 1994 que eximía a los constructores de la cesión del 10% del suelo, pero dos años más tarde, en 1997, se aprobó la Ley del Suelo de Galicia y con ella se exigía la aplicación de esa cesión que no se ha encontrado en 15 proyectos del Ayuntamiento de Ourense que se han llevado a juicio.

La denuncia la interpuso la exconcejala de urbanismo socialista, Aurea Soto, que ejerce la acusación popular desde que se presentó la querella en 2014. En ella acusaba de haber eximido a promotores y constructores de la entrega al patrimonio municipal del aprovechamiento urbanístico del 10% en 15 proyectos de compensación en suelo urbano no consolidado, provocando un perjuicio al Ayuntamiento calculado en 1,6 millones de euros.

Manuel Cabezas ha sido el primero en declarar y, durante su defensa, ha asegurado que “no se ha aplicado un acuerdo contra la ley”. “Nosotros solo votábamos algo que tuviese el beneplácito de los técnicos”, ha sostenido. Así ha esgrimido que tanto antes del 1997 como después de este año “se emitieron informes favorables” y que “todos fueron votados por órganos colegiados”. “Yo sabía que mi seguridad jurídica estaba en los órganos colegiados donde se votaron las propuestas de resolución firmadas por técnicos y jurídicos”, ha asegurado.

Además, ha recordado que el acuerdo estaba vigente desde antes de que tomase la alcaldía y ha asegurado que fue el secretario quien le habló del mismo y el secretario era, según sus palabras, “especialista en urbanismo”. La Fiscalía solicita 7 años de prisión para cada uno de los acusados, 17 de inhabilitación y el pago individual de 1,58 millones de euros por parte de Manuel Cabezas y 1,19 millones de euros por Ricardo Campo, la defensa sostiene la libre absolución.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats