“Pescar lo justo, contaminar lo mínimo y reanimar las economías locales”

El velero Diosa Maat en A Coruña

Virginia Uzal

El velero Diosa Maat atracó el pasado viernes en A Coruña con miembros de Ecologistas en Acción a bordo con el objetivo de reivindicar una pesca sostenible a través de diversas actividades para concienciar a la ciudadanía sobre el consumo responsable, así como con varias conversaciones con representantes de la cofradía local. Hablaron de los problemas de la contaminación, de la competencia desleal y de una legislación llena de trucos: “El objetivo principal es apoyar a la pescar artesanal, la que menos impacto tiene en el medio ambiente y la que más empleo produce para las localidades, además de proteger el ecosistema para favorecer su supervivencia” afirma Lucía Martínez, portavoz de Ecologistas en Acción.

“Tenemos que trabajar para salir a pescar lo justo” dijo Manuel Cao, patrón mayor de la Cofradía de A Coruña, “nosotros no somos exterminadores” corroboró Luis Dopico, experto en artes menores de la misma cofradía: “nos interesa proteger el ecosistema marino para que nos siga dando de comer”.

Al igual que en Galicia, Ecologistas en Acción está recorriendo las costas y puertos de Euskadi, Cantabria y Asturias con el lema “por una costa sana y una pesca con futuro” para recordar que es preciso apostar por lo local y sostenible.

El furtivismo y la contaminación figuran entre los grandes problemas a los que se enfrentan los pescadores, pero afirman que el mayor de todos ellos sigue siendo la legislación, “anticuada” en el caso de Galicia y poco apropiada para proteger los caladeros gallegos y los intereses de los pescadores artesanales, ya que consideran que para las administraciones es más sencillo negociar con pocos y grandes empresarios que con una multitud de pescadores. “Si seguimos así, en 2020 el 2025 toda Galicia será acuicultura”, advirtió Manuel Cao. Luis Dopico manifestó que “hay que acabar con el paripé de los protocolos nacionales e internacionales para la protección de la pesca de bajura. Mientras se siga incluyendo en la letra pequeña que no es vinculante, no servirán de nada”. Creen que mientras se siga permitiendo la sobreexplotación, la pesca industrial seguirá siendo una competencia desleal para la pesca artesanal y sobre todo, una amenaza para el mar.

Ecologistas en Acción defiende que las artes menores generan más trabajo y riqueza local, un argumento que corroboran los pescadores coruñeses: “una tonelada capturada por un arrastrero da trabajo a los seis tripulantes del barco y a un armador, después se vende a un solo exportador”, explicó, “en cambio, esa tonelada puede ser capturada por 10 barcos de bajura, con 2 o 3 tripulantes cada uno y varios armadores, que venderán las capturas de manera fraccionado en mercados locales y contaminarán menos por la potencia de sus embarcaciones. Son 6 familias frente a 25 ganándose la vida con la misma cantidad de pescado” concluyó Dopico.

El Diosa Maat continuará su defensa “por una costa sana y una pesca sostenible” el próximo fin de semana en la localidad de Muros, donde terminará su campaña que promueve “pescar lo justo, contaminar lo mínimo, reanimar economías locales” que obtuvo “una gran participación y colaboración de la ciudadanía” según explicó Lucía Martínez. El velero volverá a Galicia en septiembre para hacer una actividad en las Islas Cíes en colaboración con la Xunta.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats