El Gobierno estudia con Audasa la gratuidad de los viajes de vuelta en la AP-9 mientras arrecian las críticas por el retraso en la rebaja de los peajes

Vista de la AP-9 a su paso por Vigo.

La autopista de pago que une Ferrol con Tui (Pontevedra) y atraviesa la fachada atlántica gallega vuelve al corazón del debate político. El Gobierno central negocia con la concesionaria, Audasa, la gratuidad de los viajes de vuelta de los usuarios frecuentes a partir de mediados de año. Mientras, las críticas se intensifican por el retraso del Ejecutivo a la hora de rebajar las tarifas de la infraestructura, algo a lo que se comprometió en repetidas ocasiones. Por el contrario, los peajes de la AP-9 son desde el uno de febrero un 0,92% más caros. El BNG ha cargado contra el Partido Socialista, al que responsabiliza de no haberlo evitado.

El Gobierno de Rajoy redujo ilegalmente la compensación por no cobrar en dos peajes a la principal autopista gallega

El Gobierno de Rajoy redujo ilegalmente la compensación por no cobrar en dos peajes a la principal autopista gallega

Fuentes del Ministerio de Transportes aseguran que trabajan “en un nuevo Real Decreto que contemple las nuevas bonificaciones”. Eso exactamente es lo que exige el Bloque, que remite al acuerdo de investidura que firmó hace un año con el PSOE. El documento incluía cinco puntos referidos a la AP-9, entre ellos una “bonificación del 100% de los viajeros recurrentes” y la anulación de la subida del 1% anual durante 20 años. Dos decretos, firmados en 2011 por José Blanco (PSOE) y en 2013 por Ana Pastor (PP) como ministros, permiten ese incremento, con el que en teoría se sufragan las obras de ampliación del puente de Rande, la circunvalación de Santiago y la gratuidad del viaje de regreso entre Vigo y Pontevedra.

La diferencia es que el BNG quiere ese decreto ya. Este martes su diputado en el Congreso Néstor Rego anunciaba que, si en tres semanas el Gobierno de Sánchez no realiza “los cambios normativos necesarios para que bajen los precios”, llamará “a la sociedad gallega a movilizarse para que se cumpla”. “Queremos buscar el acuerdo con la concesionaria para evitar problemas en el futuro”, aducen desde el ministerio, “aspiramos a impulsar bonificaciones hasta el final del contrato en 2048”. Fue el primer gabinete de José María Aznar el que amplió la concesión de la Autopista del Atlántico hasta ese años.

Ahora el Ministerio de Transportes asegura estudiar con la concesionaria los datos de automovilistas y trayectos de la vía. Uno de los objetivos es “la gratuidad de la vuelta para aquellos viajeros frecuentes”. Es decir, si alguien usa la autopista para ir y volver de A Coruña a Vigo, solo pagaría uno de los dos viajes. Además, estudia mecanismos para que se puedan beneficiar de estas medidas quien haga un mínimo de tres viajes al mes. “El dinero será el que sea”, afirma. Fuentes de las conversaciones con Audasa, iniciadas antes de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, aseguran que esta “no parece ver el plan del Gobierno con gran entusiasmo”.

El Bloque recuerda que ya existen las partidas necesarias para aplicar la rebaja de las tarifas de los peajes. Las recogen los Presupuestos Generales aprobados en diciembre -con el voto en contra de los nacionalistas gallegos debido a que los consideran “peores que los últimos del PP- y son 55 millones de euros. Néstor Rego lo atribuye al pacto de investidura firmado en enero de 2020. “El PP y el PSOE han apoyado prórrogas y subidas de precio. Ahora, gracias al BNG, se invierte la tendencia y habrá rebajas y bonificaciones”, manifestó este martes.

La situación de la AP-9 ha desatado la discusión política en Galicia, sobre todo entre los dos partidos que forman la oposición a Núñez Feijóo. Mientras el Partido Popular, que durante los mandatos de Mariano Rajoy había mantenido un discreto perfil al respecto, se suma a los reproches del Bloque, el PSdeG habla de “rebaja histórica a través de los más de 63 millones de euros que incorporan los presupuestos”, en palabras de su diputado en el Congreso Guillermo Meijón. Hace semanas que los socialistas gallegos afean a los nacionalistas, con quienes comparten gobiernos en tres de las cuatro diputaciones gallegas y en numerosos e importantes ayuntamientos -entre ellos Lugo o Pontevedra-, su voto en contra de las cuentas.

“A pesar de la irresponsabilidad del PP y del BNG de votar en contra de los presupuestos, el Gobierno cumplirá con Galicia en la rebaja de los peajes en el menor tiempo posible de acuerdo a los plazos legales y necesarios”, prometió Meijón, que coordina a los parlamentarios gallegos del PSOE, en una nota de prensa en la que añadía que el Bloque fue “la única fuerza progresista de toda España” en oponerse a los presupuestos. Para Rego, “discriminaban a Galicia”. En todo caso, y por el momento, la autopista que une a lo largo de 220 kilómetros Ferrol y Tui, en la frontera con Portugal, cuesta 22,30 euros para vehículos ligeros, 38,30 para pesados de categoría uno y 48,75 para pesados de categoría dos, según los datos de la página web de Audasa.

Descubre nuestras apps

stats