El pleno de Ourense pide la dimisión de su alcalde que se agarra al cargo apoyado por un único concejal

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, durante un momento del pleno celebrado hoy. EFE/Brais Lorenzo

El alcalde de Ourense resiste en el puesto con la única compañía de otro concejal. El resto de concejales, 24 de un total de 26, han pedido este viernes su dimsión inmediata a través de una moción sometida a debate plenario y durante cuya tramitación han saltado todo tipo de reproches y nuevas amenazas cruzadas de querellas criminales. El pleno de Ourense, de nuevo convertido en un show abordó la situación de bloqueo sin que nadie pusiera sobre la mesa una alternativa que no fuera otra que la dimisión de quién ostenta el poder en la soledad más absoluta.

La moción impulsada por el BNG ha sido apoyada por los ediles del PP, PSOE, BNG, Cs y los críticos de democracia Ourensana (cinco de siete), que han mostrado su “absoluta tranquilidad” frente a las acusaciones que existen contra su gestión económica de su formación. El PP mantiene la ficción de que su retirada del apoyo al alcalde es "temporal" y durante el debate han pedido que su socio hasta esta semana muestre las cuentas bancarias de la formación política que lidera y sobre la que pesa la duda de desvios de dinero hacia la empresa del propio Jácome. Lo que el PP pretende es agotar al alcalde y forzar su dimisión, única salida para que la formación que lidera Feijóo en Galicia pueda mantener el control de Ourense sin tener que buscar un acuerdo con el PSOE a los que tendría que otorgar la alcaldía. El episodio político del pleno ha sido un capítulo más de esa labor de desgaste.

Jácome se niega a mostrar la cuentas de su partido y se ha atado al sillón de mando del que dice que no se irá hasta que le eche un juez. Mientras tanto, la Fiscalía ha archivado la denuncia presentada contra él por varios de sus compañeros de grupo municipal, al detectar que ya había un proceso judicial que estudia los mismos hechos que se denunciaban.

“Es el colmo que el Partido Popular, el mismo partido de la Gurtel, pida que enseñe las cuentas del partido cuando que no se está hablando de dinero público sino del partido”, ha zanjado Jácome, quien ha insistido en que las cuentas exclusivamente “competen al Tribunal de Cuentas” y al partido.

Desde el PP, su portavoz, Jesús Vázquez, acusó al alcalde de "desarrollar una teoría de la conspiración como cortina de humo". Los populares le piden a Jácome algo que el alcalde no puede hacer: presentar las cuentas de la formación política que dirige en las que aflorarían los pagos entregados a la televisión local que él mismo preside, tal y como reconoció en una entrevista concedida esta semana a elDiario.es.

Desde el BNG, Luís Seara, pidió la dimisión de Jácome y le acusó de utilizar el consistorio como si fuese “su finca particular”. Al PP le ha pedido que pase a la oposición como “corresponsable” de la situación generada. “No estamos hablando sólo de un problema de alcalde sino que Ourense precisa de una regeneración”, liderada por un gobierno progresista y así poner fin a “prácticas caciquiles”, ha continuado el nacionalista.

El portavoz del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, ha pedido algo similar; que PP y Democracia Ourensana instado den “un paso a un lado” tras “el fracaso” del pacto de gobierno. Pese a la concfluencia de su propuesta los votos de PSOE y BNG no llegarían para impulsar una moción de censura. En Ourense alguien tiene que sacrificarse y ni el alcalde ni quienes le quieren tumbar están dispuestos a ser el mártir.

Etiquetas
Publicado el
11 de septiembre de 2020 - 15:51 h

Descubre nuestras apps

stats